Terapias emocionales con mascotas
ENTRETENIMIENTO

Terapias emocionales con mascotas

Agosto 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Terapias emocionales con mascotas

Lo que enseñan las mascotas y lo que aportan a la salud de sus dueños, según diversos estudios.

Cuando una persona acaricia a un perro, al cabo de diez minutos la presión arterial (de amo y mascota) baja y se reduce su tensión arterial. ¿Han notado también que quien es dueño de una mascota suele tener un rostro relajado? Es porque la tensión muscular en la cara desciende. Las anteriores son conclusiones del científico Johannes Odendaal, fundador de Ethology Academy, quien además examinó triglicéridos y colesterol en muestras de sangre de hombres que interactuaron diez minutos con sus mascotas. Los resultados revelaron el incremento de sustancias bioquímicas positivas en ambos. El estudio demostró, según Odendaal, “que ya se puede reconocer toda la cadena psicológica de eventos que genera el tocar un perro, desde la estimulación sensorial hasta la producción de prolactina y oxitocina. Los receptores de oxitocina en nuestro cerebro van a permitir un comportamiento más alegre y afectuoso por parte de las personas”. Para otra estudiosa del tema, Erika Mariot, de Seminarios Ría, “hablar de mascotas es hablar de lealtad, de amor, de contacto físico, solidaridad, fortaleza y ganas de vivir”. Mariot, quien dictará el taller ‘La Magia de las Mascotas’ los días sábado 3 y domingo 4 de septiembre, de 9:00 a.m. a 2:00 p.m., para dar a conocer los beneficios a nivel mental y físico que brindan los animales, asegura que “son un excelente remedio contra la soledad, la ansiedad y la depresión”.Y añade: “Son vitaminas que combaten esas amenazas invisibles que nos están golpeando todo el tiempo. Nos regalan seguridad, tienen poder sanador y son una medicina poderosa”.Para los niñosA los bebés, una mascota los estimula a que se muevan, los invita a la interacción. El profesor de la Universidad de Harvard, Edward Wiston, dice que los niños, por su tendencia a imitar procesos, al ver a los animales en movimiento se motivan a caminar y a realizar sus actividades más rápido.También desarrollan empatía y salen de su egocentrismo. Que un niño aprenda a criar un animal, le ayuda a entender mejor el lenguaje corporal de éste, lo que permite que desarrolle empatía. El niño sale de sí mismo para poder entender lo que otro ser vivo siente. Según pedagogos y psicólogos consultados, tener una mascota es una experiencia que forma socialmente a los niños y les da sensación de confianza. Mientras los padres están demasiado ocupados en su rutina diaria, la mascota permanece al lado del niño, siempre tiene tiempo para jugar y para compartir con ellos. Los reconforta en todo momento pues, sin querer decir que reemplaza afectos humanos, la mascota acompaña en las buenas y en las malas. Diversos estudios aseguran que los animales aumentan la autoestima, el autocontrol y la autonomía. El acto de criar, de alimentar, de educar y de entrenar a la mascota ayuda a los niños a desarrollar autocontrol y a adquirir un sentido de responsabilidad.En estudios que se han realizado en Japón y en Australia, los profesores han observado que hay más liderazgo y altruísmo en los niños que están más cerca de los animales. Por lo general, ellos son más sensibles, más humanos, pueden describir las rutinas y las conductas de las mascotas, son más competentes y menos ansiosos. Les da estabilidad emocional.Las mascotas enseñan a padres e hijos normas de comportamiento. Investigaciones recientes demuestran que las mascotas ordenadas, educadas y juiciosas son fruto de hogares donde hay firmeza, justicia y coherencia. Como si fuera poco, las mascotas son un puente de comunicación entre padres e hijos, quienes pueden reencontrarse con más frecuencia. En los adultos, las mascotas refuerzan el sistema inmunológico, disminuyen la ansiedad y la tensión y los hace sentir fuertes. Brindan estimulación sensorial, pues al tocarlos el cuerpo libera la prolactina que favorece el vínculo afectivo social, y la oxitocina que alegra y equilibra. Y hay más: el doctor Marty Becker, veterinario de Good Morning in América, afirma que perros y gatos pueden curar a sus dueños con solo lamerlos y una mueca de dolor, tras esta demostración de afecto, se transforma en una mueca de sonrisa. Para información del taller: 3757585, 37033326 y 3187076919.Beneficios por especiePerro: Enseña compañerismo, da responsabilidad, autoestima, confianza y buenas defensas. Por eso hace más de 12.000 años convive con el hombre.Peces:Se recomiendan como remedio antiestrés y también para que los niños aprendan responsabilidades y sentido de comunidad.Conejos:Promueven el valor de la amistad en los pequeños, estimulan su motricidad y el sentido de responsabilidad cuando están a su cargo.Gato:Los gatos enseñan a tener mayor independencia y mucha seguridad. Fortalecen la confianza en uno mismo.Aves:Toda esa angustia que sufre un animal privado de la libertad, se refleja en la persona. Hay que procurarles un espacio libre.Equinos:El caballo, con su movimiento tridimensional, estimula el sistema nervioso y muscular en casos de daño cerebral.Delfines:En el tratamiento de autismo, retraso, parálisis y la estimulación de los bebés en estado de gestación. Los sonidos del delfín equilibran los hemisferios cerebrales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad