ENTRETENIMIENTO

Técnicas para que logre este nuevo año todos sus propósitos

Enero 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Paola Guevara e Isabel Peláez | El País.
Técnicas para que logre este nuevo año todos sus propósitos

Es bueno contar sus deseos e intenciones, nunca sabe de dónde puede provenir la ayuda que necesita para llevarlas a cabo.

El uso de métodos y rituales son algunas de las alternativas que podrán aportar a su vida.

Aprender otro idioma, ahorrar para el viaje soñado a la India, no volver a caer en las garras de su abusivo ‘ex’, pagar todas sus deudas y cortar en pedacitos las tarjetas de crédito, pedir un aumento de sueldo o, este año sí, ponerse juicioso con la dieta y bajar esos kilos que ya ni las fajas pueden disimular. ¿Cuál es su propósito de Año Nuevo? ¿Cuál es ese que tuvo en mente mientras cantaba ‘faltan cinco pa’ las doce’ y devoraba las doce uvas? Si usted es otro colombiano más de esos que comienza el año con un listado de grandes propósitos, pero que a finales de marzo ya ni siquiera recuerda qué fue lo que pidió, no se dé golpes de pecho ni se considere caso perdido. Lo que puede estar fallando, a la hora de permanecer encaminado en sus metas, es una estrategia de visualización que le permita recordar todo el año sus deseos y que no lo deje desviarse del buen camino. Por eso consultamos con expertos en Programación Neuro Lingüística, psicólogos, expertos en ‘coaching’ y consultores espirituales hasta dar con las estrategias que podrían permitirle llevar a cabo sus sueños. Antes de disponerse a realizar cualquiera de estas actividades es necesario buscar un lugar calmado y privado, entrar en estado de relajación y ponerse en sintonía con aquellos deseos tanto espirituales como materiales que vibren en su interior y que quisiera ver concretados este año. Los deseos deben ser posibles, sanos y edificadores, es decir, que no hagan daño a otros ni rompan las leyes universales de la la justicia y el equilibrio. ¿Preparado? Aquí vamos.La caja de la armoníaLa caja de la armonía es uno de los métodos de programación de deseos para el año que comienza y en Cali es Betty Anderson quien nos explica su uso, inspirado en la técnica hawaiana del ‘Ho’oponopono’ que significa “corregir un error” o “hacer lo correcto”. La caja de la armonía diseñada por Anderson incluye tres rollos de pergamino, cada uno con un lápiz de color (rojo, naranja y violeta), donde usted escribirá sus propósitos. El primer paso consiste en tomar el lápiz de color rojo, que simboliza la fuerza del deseo, la potencia y la determinación, y escribir sus deseos en el primer rollo. Debe numerar sus propósitos en orden de relevancia y ponerles un plazo, a seis y doce meses. El segundo paso, con el lápiz de color naranja (que en palabras de Anderson significa expresión y comunicación), consiste en escribir en el segundo rollo qué está dispuesto a hacer para conseguir las metas que se ha trazado. Por ejemplo, si quiere un carro nuevo sin endeudarse debe escribir aquí cuál será su plan de ahorro y la meta a seis meses o a un año. Otro ejemplo: si quiere reconciliarse con un ser querido, debe estar dispuesto a hacer conciencia de sus errores, a corregir una situación desordenada y a pedir perdón. En este paso es que usted se compromete a actuar de la mano del Universo en la consecución de sus metas. Con el tercer lápiz, el violeta, que significa transmutación y liberación espiritual, escriba en el tercer rollo los pensamientos adicciones, actitudes y debilidades humanas que le impiden alcanzar sus metas. Ese rollo luego será quemado lo que, para Anderson, tiene un propósito muy especial: “El fuego es purificador, el fuego se lleva lo que no quieres tener atado, significa que lo escrito queda liberado y no regresa”.Los rollos que hemos escrito con los lápices rojo y naranja se regresan a la caja de la armonía, a la que Anderson ha añadido siete velas de colores, cada una de las cuales corresponde a una intención espiritual especial, una bolsa de monedas que simboliza abundancia y prosperidad, un cristal de cuarzo que armoniza y “activa la buena energía” y aceites esenciales para hacer masajes de relajación en manos y pies. “Yo practico este ritual no solo para comenzar el año sino en mi cumpleaños o cuando en mi interior sienta que necesito un cambio o que aparecen nuevas metas y retos. Tal vez haya cosas que no alcances a concretar en un solo año pero te habrás movido y estarás más cerca de conseguirlo”, dice esta consultora espiritual que tiene su sede en el barrio San Fernando. Y añade que “la vida es cambiante, no rígida, por eso los deseos que hemos listado pueden variar, modificarse, o podemos añadir otros que vayan surgiendo. La caja de la armonía es un método, pero también a lo largo del año, todos los días de ser necesario, debemos meditar las palabras del Ho’oponopono ‘Gracias’, ‘Te amo’, ‘Lo siento’ y ‘Perdóname’, decirlas y así iremos sanando y evolucionando hasta ser cada vez mejores personas”.El poder de los ángelesSumando los cuatro números de este año, el 2014, el resultado es el 7, el número de la espiritualidad, de mirar hacia el interior. Según el Feng Shui es conveniente culminar con todos los asuntos inconclusos, hacer un cierre sano del pasado. Un ritual es el del plato de velas de los ángeles.Consiga 7 velas, cada una de un color diferente, que simboliza las gracias que le podrá conceder cada ángel. Póngalas sobre un plato en forma de círculo y en la mitad, una vela dorada, que representa a Dios. Puede agregar semillas, espigas, lentejas y cristales, que simbolizan prosperidad. Azul. Representa al arcángel Miguel, a quien le puede pedir que le de fortaleza para afrontar una dura prueba, seguridad, sabiduría, protección y voluntad para cambiar algo que no está bien en su vida. Roja-Rosada. Representa a Samuel. Con esta puede pedir amor incondicional, de pareja, fraternal o familiar y ayuda para todos los asuntos relacionados con sus seres cercanos. Naranja. Representa a Uriel. Siembra paz. Invóquelo para pedirle calma, menos impulsividad y menos malgenio. Amarilla. Representa a Jothiel y el intelecto. Invóquelo para solicitarle un mejor trabajo o una posibilidad de un nuevo estudio. Verde. Representa a Rafael. Tiene el poder de la sanación. Pídale por su salud y la de su familia, por un mejor entorno social. Si alguien de su casa está enfermo, pida por él al ángel, enconmiéndeselo para lograr su mejoría.Violeta. Representa a Zadquiel. Es la energía transformadora. Se le invoca para llamar al perdón, para sanar las heridas del pasado. Blanco. Representa a Gabriel, el ángel de la comunicación y el entendimiento de palabra. Ayuda a encontrar la vocación personal, y aclara la misión en situaciones varias. Dorada. Representa la energía de Dios. Se puede pedir por el bienestar de todas las personas y por su acompañamiento en todo lo que se emprenda este año. Por Pilar Martínez, terapias de conciencia espiritual con ángeles, de Mandrágora.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad