Su hermosura y naturalidad atrapó a maestros de la fotografía
ENTRETENIMIENTO

Su hermosura y naturalidad atrapó a maestros de la fotografía

Mayo 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez, reportera de El País
Su hermosura y naturalidad atrapó a maestros de la fotografía

María Elena Doering

María Helena fue una de las primeras modelos colombianas que realmente triunfó en Europa, según el fotógrafo Miky Calero.

"Todos vivíamos perdidamente enamorados de ella, era de una belleza alucinante, de ojos azules, una piel blanca y tersa, es una bizcocha todavía, a sus casi 50 años”, asegura Miky Calero, fotógrafo de algunas de las campañas publicitarias en Colombia, de las que la bella María Helena Doering fue imagen en los años 80, y de otras a través del tiempo. Su hermosura y naturalidad atrapó a maestros de la fotografía como Fernell Franco, Johnny Rasmussen y Oswaldo López desde que tenía 14 años. En Colombia hizo un comercial de Kolynos y luego llegaron sus inolvidables apariciones con Coffee Delight.Miky, que era uno de los que suspiraba por ella, cuenta que era coqueta, seductora, consciente de su belleza, pues “era obvio que permanentemente se lo decían”. “Fuimos, si no los primeros, parte del inicio del mundo de la fotografía de modelos en Colombia. Cali mandaba la parada en ese tiempo, las mejores agencias de publicidad estaban aquí. Y María Helena es de ese tipo de mujeres que nació con ángel, incluso desde esa época ya era muy profesional”, cuenta este ojo crítico.Oswaldo López la recuerda como una joven que nunca hizo alarde de su belleza física, siempre muy segura, pero que se hizo admirar más por su calidez humana. Era muy dulce y familiar, la actuación le fascinó toda la vida, según López. Y ella lo confirma: “Si yo realmente hubiera querido ser modelo, hubiera empezado a los 17 años, cuando me lo propuso Oswaldo López, pero no lo pensé, no era mi meta”. Aclara que se fue a Europa a estudiar muy chiquita, a los 16 años, de interna a un colegio en Inglaterra. Empecé a modelar diez años después porque yo quería ser intérprete. De hecho, logró su cometido, habla francés, inglés e italiano.Vivió tres años en Londres, después casi 13 años en Italia, donde estudió literatura en la Universidad de Torino. Y estaba haciendo un trabajo de traducción para la Fiat cuando se le acercó uno de esos cazatalentos, de esos que abundaban en Europa a mediados de los años 80, y le propuso hacer una campaña para Alfa Romeo. “Era muy apetecible, porque el modelaje siempre ha sido muy bien pago y en Europa aún más. Acepté y empecé a trabajar”, dice María Helena. Y agrega, con esa franqueza y gracia que la caracterizan: “Yo era la cara ideal para la publicidad, más que para la alta moda, porque me faltaban cinco centímetros para montarme en una pasarela. Yo mido 1,73 metros, pero esas mujeres son mucho más altas. A pesar de que sí hice muchísimo modelaje, incluso campañas en Japón, donde viví cuatro meses”. Miky asegura que María Helena fue una de las primeras modelos colombianas que realmente triunfó en Europa, donde rápidamente su carrera se disparó. Completó allí un récord, apareció en 67 comerciales de televisión en cuatro años, y modeló en Japón, Alemania, España y Francia. Cuenta ella más sorprendida que con ínfulas: “Fue un récord increíble, me decía mi agente en Milán, donde trabajaba con la agencia de las tops del momento Fashion Models”.Causó gran decepción entre los caleños que la lindísima Doering terminara casada con un italiano y no con un caleño, como era el sueño de muchos. Y además tuvieron que presenciarlo, se casó en la iglesia La Merced y Oswaldo López filmó, en formato de cine, su boda, que fue todo un suceso.María Helena volvió a Colombia en 1993, cuando la llamó Julio Sánchez Cristo, de Producciones Jes, para ofrecerle el protagónico de ‘La maldición del Paraíso’. “Estaba haciendo con Raimondo Vianello y Sandra Mondaini, actores importantes del neorrealismo que ya murieron, ‘Casa Vianello’, comedia semanal que se emitía por la televisión italiana. Tenía todas las intenciones de quedarme en Europa actuando. Pero fue irresistible hacer un protagónico en mi país y no me arrepiento ni un minuto de haber dicho sí”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad