Simpatía por Mick Jagger: perfil del ícono al frente de los Rolling Stones

Simpatía por Mick Jagger: perfil del ícono al frente de los Rolling Stones

Agosto 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo
Simpatía por Mick Jagger: perfil del ícono al frente de los Rolling Stones

Mick Jagger.

El vocalista de Los Rolling Stones es una marca que, a los 70 años, aún se torna indeleble. Si en el pasado fue señalado por sus excesos con las drogas, hoy invita a los jóvenes a apartarse de ellas.

Por fortuna Andrew Loog Oldham, el primer mánager de Los Rolling Stones no le hizo caso a la sugerencia de un famoso productor, cuando la banda recién empezaba, en 1962: “Si tienes alguna ambición respecto a los Stones, desecha al cantante. Es repulsivo y tiene neumáticos en vez de labios”.Andrew, con un instinto empresarial muy desarrollado, sabía bien qué tenía entre manos: un vocalista original, polifacético, inteligente, sagaz, irreverente, excéntrico, que a pesar de no ser un galán, se ganaba la admiración de sus fanáticas no solo por su voz sino por sus sensuales o histéricos movimientos.Y así lo necesitaba. Porque él quería que Jagger y sus compañeros se convirtieran en los ‘niños malos del rock’, en la antítesis de los uniformados y pulidos integrantes del cuarteto de Liverpool, The Beatles, que eran la sensación de esa época.El hijo de un profesor de educación física británico y de una ama de casa australiana, nacido en Kent, Inglaterra, fue cofundador de la mítica banda y, al igual que la agrupación, con el paso de las décadas, “él mismo se transformó en una marca muy sólida que difícilmente va a ser reemplazada o desbaratada”.Así opina María Ángela Rubini, directora de la Revista Shock, para quien Mick Jagger es un ‘rock star’ en el escenario, pero soportado en la música y en su profesionalismo: es compositor, instrumentista, un ‘frontman’ en tarima; referente para músicos de todas las generaciones, que ha inspirado y trabajado con artistas como Michael Jackson, David Bowie, Christina Aguilera, Jennifer López. “Es un ícono muy poderoso en la industria musical. A los 70 años (los cumplió el pasado 26 de julio) aún sigue siendo una motivación para los músicos del mundo, está en el top, es de los pocos que se pueden dar ese lujo”.El abuelo del rock junto a sus también longevos compañeros Keith Richards (guitarrista y con quien ha compuesto más de 200 canciones, entre ellas la emblemática ‘Satisfaction’), Ronnie Wood (guitarrista) y Charlie Watts (baterista) sigue enérgico, vital, brindando conciertos de hasta dos horas por todo el planeta.Es aún, como lo asegura Felipe Bravo, vocalista de la banda caleña Superlitio, “una referencia obligada para cualquier músico que le guste el rock y quiera conocer la historia de este género. Tiene una marca en su forma de bailar, de moverse, de cantar. La manera como aborda el escenario es increíble y más increíble aún es que a la edad que tiene la conserva”.Pero no todos los roqueros comparten esa forma de apreciar al músico. Al abogado caleño Gustavo Upegui, amante del rock puro, no le gustaría ver a Jagger ni a sus compañeros, “están muy viejitos, chuchumequitos. No es lo mismo oír las canciones que ellos interpretaban en su época que oírselas ahora. Estuve viendo un video de un concierto reciente y la diferencia, por ejemplo, de la interpretación de ‘Satisfaction’ es del cielo a la tierra. No tienen la fuerza que tenían cuando la interpretaban estando jóvenes”.Para el comentarista musical Manolo Bellón, es lógico que la voz de Jagger haya cambiado, “a todo el mundo le cambia la voz con el paso de los años. Lo que sí es muy claro es que la magia de su voz nunca ha desaparecido”. Con más de 45 millones de discos vendidos, Mick Jagger y compañía siguen llenando auditorios, porque su espectáculo, como lo considera el crítico de arte Miguel González, es “sensacional”. De acuerdo con González, quien tuvo la oportunidad de verlo en vivo y en directo en París, en el verano de 1995, en la gira promocional de ‘Voodoo lounge’, “la energía de Jagger es la de un joven, se desplaza en el escenario, da brincos, saltos, si sale con un saco o una bunfanda tira el saco, tira la bufanda, es una persona que no se queda estática en el centro del escenario, sino que camina y salta, corre por toda la tarima, comunicando toda la energía que ha caracterizado a Los Rolling Stones”.El hombre que junto a sus amigos se orinó en los jardines del Palacio de Buckingham en protesta por todo lo que representaba la monarquía; el que con sus canciones denunciaba la represión social, sexual y psicológica; el que le cantó a las drogas, al amor y desamor, es uno de los grandes del Siglo XXI.Y muchos, en Colombia y en el planeta, han sentido lo que el columnista Poncho Rentería plasmó en uno de sus escritos: “A Mick Jagger le debo más con sus gritos en ‘Satisfaction’ que a 20 discursos de Laureano Gómez, Ospina Pérez, Guillermo León Valencia, Darío Echandía o Alberto Lleras. La prueba es que esos discursos los leí y se me olvidaron enteritos, no me acuerdo de nada, en cambio, ‘Satisfaction’, la canción cumbre de Los Rolling Stones la tarareo a cada rato”.Y si todo sale conforme al deseo de algunos empresarios, miles de seguidores podrán ver en 2014 a Mick Jagger y al resto de sus ‘majestades satánicas’ aquí en el país, más exactamente entre los meses de abril o mayo. ¿Estás preparado?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad