Serie sobre Pablo Escobar, más allá del rating
ENTRETENIMIENTO

Serie sobre Pablo Escobar, más allá del rating

Junio 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Isabel peláez y Claudia Liliana Bedoya
Serie sobre Pablo Escobar, más allá del rating

Andrés Parra es el actor quien interpreta a Pablo Escobar en la serie del Canal Caracol sobre el capo del cartel de Medellín.

Los críticos de Tv. hablan de la serie ‘Escobar, el patrón del mal’ y se preguntan si la moraleja de su muerte basta para neutralizar capítulos enteros de apología.

Para algunos, la serie ‘Escobar, el patrón del mal’, que acaba de batir el récord de máxima sintonía en la televisión nacional, ha enaltecido al narcotraficante, mientras que ha dado una pobre imagen de los líderes políticos Rodrigo Lara y Luis Carlos Galán, al lado de un líder social, muy “valiente”, como lo llamó Regina Parejo, la periodista, al protagonista en uno de los capítulos.Rodrigo Lara Restrepo, hijo Rodrigo Lara Bonilla, una de las víctimas de Escobar, dijo antes del estreno de la serie que él era muy crítico con el libro ‘La Parábola de Pablo’, en el que se basó la historia, porque “le imputa a Escobar la responsabilidad de muchos crímenes y omite la de otros actores que fueron coequiperos de él”.Para él la serie tiene un sabor agridulce porque “personifica la vida de una persona que nos hizo daño y es el origen de los problemas de este país. Pero es positivo que la gente entienda lo que significó el auge del narcotráfico y ese laboratorio llamado Tranquilandia, un complejo de industrialización”.Por Twitter, Carlos Fernando Galán, hijo de Luis Carlos Galán, otra víctima de Escobar, afirmó que su padre, “así como centenares de valientes que dieron la lucha contra Escobar quisieran que recordáramos la historia sin odio, sin rabia y sin resentimientos. Pero eso sí que la recordemos muy bien para no repetirla. No sólo desde el punto de vista de quien fue el Patrón del mal, sino de quienes lo enfrentaron”. Para el crítico Elkim Ospina en la serie ‘Escobar, el patrón del mal’ “hay cierto tratamiento maniqueo, se resaltan más las virtudes del histórico y confeso narcotraficante que sus crímenes. “Nos presenta como un encantador, jovial, divertido, sensible, alegre, soñador hombre de familia, al criminal más grande que ha tenido la historia reciente de nuestro país”.Las historias de este tipo o de este género, que él denomina ‘delincuencial’, pretenden “mostrarnos a los hampones, ladrones, pícaros y delincuentes como héroes. Para ello apelan a mostrar el lado humano del personaje, su entorno familiar, su escala de valores, sus sentimientos positivos y sus acciones bondadosas y sus virtudes. Así el espectador toma partido y se siente identificado con la forma de proceder del protagonista”. La serie es una apología de Escobar, de acuerdo con el crítico Ospina, su lado perverso es justificado “alegremente y sin profundidad, amparado en un rasgo de personalidad propio del hombre. Desde siempre fue muy ‘avispado’”. En su opinión, faltó investigación y asesoría sicológica sobre la mente enferma y criminal de Escobar.Si a eso se suma “la impecable caracterización que realiza Andrés Parra”, es lógico que se destaque entre los demás personajes, como Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara Bonilla.Y agrega que “presentan a una clase política, llena de buenas intenciones, con un discurso repetitivo y elemental. Políticos faltos de sentido del humor, parcos y como si lo único que les importara fuera sacar a ‘Pablito’ del camino. El momento coyuntural, en un país lleno de corrupción a todo nivel, tenía un trasfondo más interesante que el que nos han planteado: recuperar la dignidad del estado, construir una ética social, modernizar los partidos”.La moralejaHay apología, pero al final se maquilla, según el crítico, “ya que el malo, aún siendo el protagonista, recibe el peso y el castigo de la sociedad y la justicia, triunfando el bien sobre el mal, principio aristotélico de toda nación”.La periodista Claudia Rojas dice que “al tener la historia una moraleja, que ‘el crimen no paga’, porque la serie empezó y terminará con el narcotraficante cercado por las autoridades, no es apología, “porque nos dice: ‘el que mata tiene que morir’”. “A Escobar no le están dando tratamiento de héroe. No es mentira que logró su popularidad haciendo labores sociales. Y la violencia no se expresa sólo físicamente o con actos delictivos, también se ve en la infidelidad a su esposa y la traición a sus cercanos”, agrega Rojas. Otros aseguran que hay que darle tiempo a la historia para que llegue a su punto de quiebre, que podría darse con el asesinato de Rodrigo Lara Bonilla, cuando se conocerá a Escobar, el criminal que azotó al país desde 1984. Así lo considera Fernando Sarmiento, quien cree que a este punto de la historia Escobar aún es un líder de doble moral: “Este criminal lo único positivo que hizo con su vida fue ayudar a la gente pobre de Medellín”. Exista o no la serie, hay una realidad y es que “para unos sectores de Medellín Escobar fue un héroe, al que idolatran, mantienen alumbrada su tumba, mientras la de Luis Carlos Galán también tiene sus devotos”, opina Lisandro Penagos.El crítico reflexiona: “Pablo Escobar Gaviria puso en jaque al estado colombiano, no se puede contar su historia mostrándolo como un tonto, no lo era, así sea que él haya surgido anclado en el temor, el miedo y las amenazas, lo logró”.Personajes realesGermán Quintero, (Guillermo Cano). “Él fue la conciencia de un país y abordarlo como un ser humano con defectos, virtudes, cualidades y temores, es todo un desafío. Quise presentar una versión lo más sincera y honesta posible”,dijo el actor sobre el periodista.Ernesto Benjumea. (Rodrigo Lara Bonilla). “Es una historia comprometida con los dolores que aquejan a este país, es un héroe que decide enfrentar a los narcotraficantes que han empezado a entrar en la política. Lara con mucha decisión los enfrenta, es acusado y trata de mantener en alto su nombre”.“Contacté fuentes de la política y tuve el placer de conocer a su hijo, quien me habló de su padre y de lo que ha sido la historia de Colombia, para entender parte de nuestros dolores actuales”, dice Benjumea sobre su rol.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad