¿Será este el año de Leonardo Di Caprio en los premios Óscar?

¿Será este el año de Leonardo Di Caprio en los premios Óscar?

Marzo 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Será este el año de Leonardo Di Caprio en los premios Óscar?

Leonardo Dicaprio ha sido nominado al Óscar como actor secundario por ‘¿A quién ama Gilbert Grape?’ y como actor principal por ‘El Aviador’, ‘Diamante de Sangre’ y ‘El Lobo de Wall Street’.

Este es un domingo clave para Leonardo DiCaprio. Podría ganar el primer Óscar de su carrera si la Academia lo perdona por ser eternamente bello, rico y exitoso.

Dicen sus críticos que Leonardo DiCaprio actúa como él mismo, es decir, le cuesta salirse del molde del tipo infernalmente atractivo, seductor, rico y sofisticado, rodeado de beldades y jamás derrotado por completo.Esta podría ser su desventaja en la competencia por el Óscar, pues la Academia de Hollywood adora las historias de redención y a los actores que llevan su físico al extremo con tal de encarnar un personaje.El Óscar -es usual- lo ganan los bellos que se convierten en ejemplo de fealdad (Charlize Therón en ‘Monster’), los sanos que doblegan su cuerpo al límite de la enfermedad (Daniel Day Louis, en ‘Mi pie izquierdo’) o los inteligentes que en pantalla exudan mares de torpeza (Tom Hanks en ‘Forrest Gump’).Ninguna de las anteriores puede aplicarse al caso de DiCaprio, que lleva una treintena de películas y ha sido nominado sin éxito en tres oportunidades y que ahora, en ‘El Lobo de Wall Street’, interpreta a Jordan Belfort, un corredor de bolsa atractivo y millonario, cocainómano, sociópata y estafador irredento que no representa ningún ejemplo de superación para la -aún hoy- maniquea sociedad norteamericana.La cuarta podría ser la vencida si no se repite la historia de ‘Titanic’, que ganó 11 premios Óscar en 1998, pero donde ignoraron a DiCaprio como actor, otorgándole el premio a Roberto Benigni por ‘La Vida Es Bella’. Las fans de ‘Leo’ enviaron cientos de correos y llamaron a la Academia solicitando reconteo de votos y rectificación.José Ignacio Sánchez, director de Cinemagazín, le da la razón a las fans de ‘Leo’, pues en ‘Titanic’ “ofreció una actuación más natural, vivió cada escena al límite, sin preocuparse de asombrar con tics aprendidos y fue más genuino”.En ‘El Lobo de Wall Street’, su quinta película con Martin Scorsese después de ‘Pandillas de Nueva York’, ‘El Aviador’, ‘Infiltrados’ y ‘La Isla Siniestra’, DiCaprio se consolida como su actor consentido, después de que se decía que solo De Niro era capaz de soportar los regaños del genio.Para el director de Cinemagazín, el mejor papel de DiCaprio con Scorsese fue en ‘Los Infiltrados’, pero “hay quienes lo vieron como una irritante imitación de De Niro. Se nota que intenta deslumbrar, ganar el Óscar, y se ahoga en su esfuerzo”.A Leonardo lo persigue el karma de pésimos trabajos, según el crítico de cine Juan Carlos Romero, “en su gestación como actor tuvo cosas lamentables, como ‘La playa’ y ‘El hombre de la máscara de hierro’, pero se sale del molde en ‘El Lobo de Wall Street’ gracias al encanto y la provocación de Scorsese”. Son pocas las entrevistas que concede DiCaprio, porque dice que su humor sarcástico es mal interpretado. “Para ‘Diario de un rebelde’ dije que me volví heroinómano y me prostituí. Era chiste, pero lo creyeron. Por eso ahora trato de ser sobrio y aburrido en las entrevistas”.Sin embargo, habló con la revista Cosas, de Chile, y volvió a hacer gala de su humor sarcástico al explicar cómo lo afectó el ‘consumo de cocaína’ de su personaje. “Se nos irritó la nariz, pero era vitamina B12 en polvo, para bebés, lo más sano que podíamos inhalar. Tuvimos un subidón de energía”, afirmó.Y para Cinepremiere, en Nueva York, tildó las secuencias de orgías como “locas”. “El Lobo de Wall Street es un Calígula moderno. Es la historia de excesos y libertinaje de personas a las que no les importa nada más que ellos mismos”, dijo. Contó que leyó el guion junto al verdadero Jordan Belfort, “me contaba detalles que luego yo le comentaba a ‘Marty’ (como le llama a Scorsese). Me ayudó a entender cómo perdió la cabeza y se obsesionó con el dinero, las mujeres y las drogas. Es abierto sobre sus errores, intenta ser un buen ciudadano”.DiCaprio en ‘El Lobo de Wall Street’ actúa, escribe el guión, se encarga del cásting y es su propio productor. Esto es visto por Sánchez como “positivo para tomar las riendas de su carrera, pero es a la vez una limitación. A través de su empresa (Appian Way) se sirve a sí mismo de papeles como el del aventurero de ‘Diamante de Sangre’, como un vehículo para su lucimiento personal disfrazado de cine comprometido, pero ni siquiera así ha obtenido la codiciada estatuilla”.Para Claudia Rojas Arbeláez, columnista de cine de la revista Gaceta, de El País, el actor se muestra “extraordinario y maduro en su actuación, en una película que nos revela el mundo de la Bolsa sin velos”. Hoy veremos los frutos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad