Se estrena 'Ciro y yo', historia de una vida desgarrada por el conflicto armado

Se estrena 'Ciro y yo', historia de una vida desgarrada por el conflicto armado

Enero 24, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Anderson Zapata Reyes - reportero de El País
Miguel Salazar, director del documental 'Ciro y yo'

“Quiero tener esperanza y creer que el país puede ser otro. Muchos jóvenes entregaron sus armas y han salido de la guerra, ahora el reto es incorporarlos nuevamente a la sociedad”, dice Salazar.

Foto: Colprensa

Ciro Galindo nació el 29 de agosto de 1952 en Colombia. A donde quiera que ha ido la guerra lo ha encontrado. Como tantos colombianos es un sobreviviente que tras más de 60 años de vivir en guerra, sueña con vivir en paz”. Con estas palabras Miguel Salazar, director del documental ‘Ciro y yo’ que se estrena hoy en las salas de cine del país, da inicio a su producción de casi dos horas de duración.

Quizás la historia de Ciro, el protagonista del documental, sea similar a la de muchos colombianos que usted y yo conocemos, a quien la guerra que se ha vivido en nuestro país le ha arrebatado, no solo a su familia entera, sino también su sueños y los ha convertido en miedos.

Ciro Galindo nació hace 65 años en Coyaima, Tolima. Desde que era un niño huyó junto a su madre de la violencia que existía en su pueblo natal, debido al duro enfrentamiento que se vivía en los años 50 entre liberales y conservadores. Huyeron buscando un refugio en los llanos orientales.

A los nueve años Ciro fue abandonado por su madre en un orfanato, de donde se escapó a los pocos meses e inició un duro camino de angustias y necesidades. Años después llegó al Guaviare donde conoció a su esposa Anita, una indígena tukano con la que tuvo tres hijos: John, Elkin y Esneider.

Su familia fue desplazada repetidas veces, por el ejército, la guerrilla y los paramilitares, y sus hijos fueron utilizados y reclutados por estos grupos dentro de la guerra a muerte que libraban mutuamente.

En 1996, cuando Miguel Salazar llegó a La Macarena para hacer unas fotografías conoció a Ciro de la peor manera. John Galindo, de 14 años e hijo de Ciro, se ahogó mientras le servía como guía a Miguel en Caño Cristales. Desesperación e impotencia total.

“Conozco a Ciro desde hace 22 años cuando su hijo murió frente a mis ojos y de alguna manera esa tragedia nos unió de por vida. Seguí en contacto con él intermitentemente durante estos 22 años y en el 2012 nos reencontramos a través de un amigo en común, fue en ese momento cuando nació la idea de hacer el documental”, explicó Miguel Salazar.

Documental 'Ciro y yo'

Recuerdo de la familia de Ciro. Todos ya murieron menos él y Esneider (no está en la foto). De izquierda a derecha, John, Anita, Elkin y Ciro.

Foto: Colprensa

Para el director, que también es historiador de la Universidad de los Andes, “la historia de Ciro representa la de muchas personas en el país. Además, por medio del documental se le ayuda a Ciro a emprender un viaje en un país que empieza a tratar de reparar las heridas que el conflicto ha causado en tantas personas que han sido víctimas”.

El documental se grabó entre los años 2013 y 2016 e inicia con la voz de Miguel, quien es el encargado de contar todo lo que ocurre en la vida de Ciro y su familia, y donde al final terminan solo dos integrantes con vida.

‘Ciro y yo’ ya fue presentado en Francia y recibió muy buenos comentarios de la comunidad internacional. Inclusive, algunos de los asistentes a la proyección le manifestaron a Miguel que por medio de su trabajo habían podido entender la historia del conflicto armado en Colombia.

“Lo que más me interesaba era profundizar en todos los grises que tiene el conflicto armado interno colombiano, que no es un problema entre buenos y malos. Así ha sido la vida de Ciro, a quien todos los bandos le hicieron la guerra, por lo que el documental muestra, a través de un personaje, como los mayores afectados por la violencia de nuestro país han sido, justamente, quienes no han tomado parte en las armas”, explicó el director bogotano, de 41 años.

Para Miguel lo más difícil de grabar el documental fue volver a habitar el dolor, pues hay momentos en los que Ciro rompe en llanto y “eso es complicado tanto para él como para nosotros. Sin embargo, creo que estas son experiencias sanadoras en las que el corazón se rompe”.

El momento de proponerle la idea de realizar el filme sobre su vida a Ciro no fue nada fácil. Fue una experiencia catártica incluso para todos los participantes de la producción, en la que uno de los retos era la posibilidad de dominar el dolor.

“Ciro sabía que íbamos hacia ese dolor y a tratar de hacer justicia por medio del relato. Él era consciente de que había que domesticar el dolor de alguna manera. Fue un proceso difícil pero también de confianza entre él y yo. De alguna u otra manera creo que fue un viaje en conjunto que emprendimos y en el que tratamos de recuperar la dignidad del país. Quería darle voz a las personas que han sido silenciadas por la guerra”, dice Miguel, quien también fue director de la cinta ‘Carta a una sombra’.

“‘Ciro y yo’ es hecha para los jóvenes, pues les va a contar la historia de un país en el que fue difícil vivir y una realidad muy desgarradora, en la que hoy hay esperanza”, concluye Salazar.

Lea además: Escritora caleña Pilar Quintana gana Premio de Narrativa Colombiana con 'La perra'

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad