ENTRETENIMIENTO

Sara Corrales, el cuerpo del delito

Junio 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sara Corrales, el cuerpo del delito

Sara Corrales.

Hace tres años, tras convertirse en blanco de las críticas por ser la supuesta artífice de la separación entre Róbinson Díaz y Adriana Arango, que llevaban 17 años casados, Sara Corrales habló en la W Radio.Ella afirmó que había un pacto de palabra entre los tres afectados que consistía en guardar silencio. “Adriana Arango me hizo jurarle que este tema quedaría entre los tres, pero al verme tan atacada decidí dar mi versión”, confesó Corrales en los micrófonos de Julio Sánchez Cristo. “Es la primera vez en mi vida que me enamoro de un hombre casado y del hombre equivocado”, confesó la paisa de 26 años, quien en otra entrevista para El País solicitó: “De todo corazón, ¡ese tema ya está muy pasado de moda! Es una etapa de mi vida que... ¡ya, pasémosla!”.Sara misma hizo una relación de sus novios, en alguna ocasión, antes de conocer a Luis Fernando su novio actual: “Marco Emilio fue la relación más deportista. Era entrenador personalizado, duramos dos años. Salí con Nicolás Reyes (Protagonista de Novela), fue la mejor relación con la naturaleza. Con Nicolás Gómez, ingeniero industrial, duramos dos años y medio. Con Rodrigo Triana, fue una relación súper chévere”.Otro de los escándalos sobre Sara lo protagonizó, no ella, sino su colega Marcela Mar, que llegó a decir públicamente que “el tipo de belleza de Sara Corrales es la estigmatización y perpetuación de la estética del narcotráfico en Colombia”. Sara, con abogado de por medio, le pidió que se retractara y lo logró: “Tenía que haber justicia. Ella me ofendió y me atacó. Cometió un error y lo enmendó. Eso quería yo. No estaba pidiendo plata”, nos dijo en esa ocasión.Carlos Vargas entra en defensa de Sara: “La gente cree que es loba, pero ha sido por sus personajes que la han encasillado. La gente, infortunadamente, confunde la ficción con la realidad. Le fascina estar a la moda, pero no sale a la calle con escotes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad