Santiago Cruz prepara el lanzamiento de su cuarto disco, 'A quien corresponda'

Junio 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El cantante ibaguereño dice que su nuevo trabajo está inspirado en la olvidada costumbre de escribir cartas.

De su puño y letra. Así es como Santiago Cruz prefiere conectarse con el mundo. Empezó a hacerlo desde su segundo trabajo, cuando decidió que su nombre fuera en los discos con su propia caligrafía; y ahora, con las canciones de su cuarta producción, ‘A quien corresponda’, quiere que ellas sean cartas abiertas.“Todas las canciones son en su esencia cartas abiertas. No importa el motivo por el que nace una canción, lo que importa es cuando la escuches a quien se la vas a entregar”.Su primera misiva es ‘Desde lejos’, “una despedida desde la óptica sanadora, la idea es que ojalá la gente que pasó por nuestra vida se quede con buenos recuerdos nuestros y viceversa. Pareciera difícil al principio, pero creo que con el tiempo se logra”, expresó en diálogo con El País . Santiago Cruz dice que ya no escribe cartas como lo hacía de joven para la noviecita del curso o para la niña que le gustaba; él dice que toda esa habilidad para escribir se transformó en canciones que él mismo ha denominado para este disco como “cartas abiertas y otros asuntos de la correspondencia, porque algunas como ‘Desde lejos’, pensadas desde la óptica de una pareja, hay quienes ya la han dedicado a su padre u otro familiar”. Y es que las misivas que conforman este disco fueron concebidas en diversos momento y surgieron de manera natural. “Nacieron en medio de shows y de viajes, a horas inesperadas, porque creo que si me hubiera tocado sentarme a escribirlas, me hubiera vuelto loco porque el reto era muy grande después del éxito de ‘Cruce de caminos’”.Insistir en una figura como escribir cartas, cuando el asunto es como una especie en vía de extinción, obedeció al impacto que generó en él haber encontrado cartas de sus abuelos y conservar una de su madre, que fue su bálsamo en un momento difícil. “Al morir mi abuelo materno, un cardiólogo bastante serio, y al revisar sus cosas, encontramos las cartas que él, Julio Vélez le escribía a Elvira, mi abuela. Me impacto como él, de su puño y letra, tenía la capacidad de soltarse para decir tantas cosas de las que no hablaba”. “Creo que el papel es liberador. Por eso guardo con aprecio una carta de mi madre que me ayudó a recuperar el control de mi vida”, cuenta. Repite con Nacho Mañó Para su reciente disco, Santiago Cruz regresó a Valencia, España, después de cuatro años, en busca de Nacho Mañó, el productor que lo ayudó a encontrar el sonido exitoso de su anterior producción ‘Cruce de caminos’, con la que logró nominación al Grammy Latino.“Regresar al mismo lugar, con el mismo productor, al mismo estudio y con la certeza de que el trabajo fue valorado, fue maravilloso. Me sentía en casa porque en el 2008, cuando hice ‘Cruce de caminos’, las condiciones eran radicalmente opuestas: la situación económica era difícil, limitada, y con sacrificios como dormir en la estación del tren y comer lo que más o menos alcanzara para toda una semana como una pizza congelada y litro y medio de gaseosa”. Como si fuera poco, porque a Nacho Mañó (productor de Presuntos Implicados) le ha aprendido la mayor de las lecciones: “Que una canción es un espejo en el que cada uno se ve reflejado”.Por eso Cruz dice que él no tiene más para escribir que cosas suyas, porque para él “la composición es muy terapéutica para evitar que las cosas se me enquisten por dentro”. Por eso promete un disco “honesto e intenso” como el anterior y sin duetos porque sentía que este “tenía que ser egoistamente mío”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad