ENTRETENIMIENTO

Santiago Cruz de vez en cuando extraña el anonimato

Marzo 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | El País.
Santiago Cruz de vez en cuando extraña el anonimato

Con María Paz Mateus, una reconocida maestra de yoga, lleva casado cuatro años

“Santiago Cruz -el cantante- es una especie de presencia permanente en mi vida. Por llamarme igual no hay día en que alguien no me pregunte si canto, si soy él, o por lo menos, un familiar”, dice Santiago Cruz Hoyos,  periodista de este diario. 

Con él, Santiago Cruz Vélez   tiene en  común además  el haber tenido por novia a una  periodista (Claudia Gurisatti, en el caso del artista) y ser alto como él, aunque no tanto.  Cruz Hoyos mide  1.82 mts, Cruz Vélez, 1.95 mts, calza 47, le toca traer zapatos de afuera y viajar, ojalá, en primera clase.   

“Esta semana   estaba en el banco pagando la tarjeta de crédito. La cajera ingresó mi cédula, vio mi nombre, y me miró con los ojos muy abiertos: ‘¿Usted es Santiago Cruz, el cantante?’, ‘El primo’, le respondí para seguirle la corriente. Su compañera   empezó a cantar una canción que debe llamarse ‘Baja la guardia’... Por primera vez en mi vida dos cajeras de un banco me atendieron al tiempo,  hice la diligencia en tiempo récord”, cuenta el  ganador de  premios de periodismo como el   Simón Bolívar y el Alfonso Bonilla Aragón. 

Para este reportero, llamarse igual que un famoso tiene sus ventajas, “algunas entrevistas que solicito   pareciera que se agilizaran más, aunque  el entrevistado  al final se decepcione... ‘¡Ahhhh! Yo pensé que usted era el cantante’. En mi Facebook  debo tener gente que me agregó pensando que era él. Hay quienes  quieren conocerme  solo para comprobar si soy él. Una vez un funcionario de una empresa de mensajería solicitó entregarme  una encomienda que me enviaron  desde Bogotá. Yo no estaba en  casa y al familiar que lo atendió le dijo que estaba  ilusionado de conocer por fin  al cantante. No conozco su música, pero hay ratos en que me hace la vida  divertida”.

Tal vez Cruz Hoyos se refiere también al  día en que en la redacción de El País se encontró  con su homónimo y luego de la presentación formal, posaron  para la  foto.

Lo que Santiago Cruz, el cronista, ignora es que el artista le envidia, de vez en cuando, el bajo perfil,  “sobre todo en ciertos momentos  estar expuesto te hace sentir muy vulnerable. El embarazo de Violeta fue muy delicado para ella y para mi esposa, tuvimos que visitar varias veces urgencias y no faltó quien quiso aprovechar”.  

Con María Paz Mateus, una reconocida maestra de yoga, lleva casado cuatro años. “Lo más especial es que no ha querido cambiarme, pero sí ha hecho que yo quiera cambiar”.

Cruz Vélez, quien cumplió 40 años  el pasado 1 de febrero, ha grabado Solo hasta Hoy (2003), Sentidos (2006),  Cruce de Caminos (2009), Acústico, Real y en Vivo (2011),  A Quien Corresponda (2012) y Equilibrio (2015). Y participó en Pombo Musical (2008), ganador del Grammy Latino. 

Entre las decenas de tatuajes del artista, en la piel lleva marcadas las palabras en las que se  sostienen su vida y su carrera: “Constancia, equilibrio y coherencia”. “Eso siempre te  llevará a puerto seguro”. Por cada álbum grabado se tatúa dos veces,  como una  forma de conmemorar: El código de barras de su primer disco, las cuatro flechas que representan el equilibrio, un precolombino de la cultura Tolima, una manilla tipo tribal,    un símbolo celta que significa prosperidad en las artes, en la espalda tiene   un cóndor de Obregón, en un brazo la Cruz de Santiago, de los templarios que cuidaban la tumba del apóstol, la V de Violeta, entre otros.  Ha recibido discos de oro y platino por ventas en Colombia, Venezuela y España y ha grabado en portugués.

A ratos se le siente  acento valenciano. No es de extrañar, en Valencia, España,  ha grabado sus últimos tres discos y es donde su productor, Nacho Mañó, con el que trabajó hasta este último álbum, tiene su estudio. “Allí fui a redescubrirme como  persona y artista”.

Desde  2011 es  Embajador de Buena Voluntad de Naciones Unidas por los Objetivos del Milenio. “Se trata   ser amplificador de un mensaje,  la ONU está concentrada en la equidad, en la igualdad y en la paz, más que un  proceso político, como una  responsabilidad ciudadana. Hemos visitado distintas comunidades  y conocemos de primera mano los procesos dolorosos que nuestra sociedad ha vivido y su capacidad y la resiliencia  para soportar y  sobreponerse a tantas dificultades”

Hablamos con Santiago Cruz, el romántico que canta historias de amorEl consejo de Santiago Cruz frente al desamor

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad