Radiografía de la industria del cine en Colombia

Agosto 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Reportera de El País

¿Sabía usted que en Colombia solo hay 15 salas de cine independiente? ¿O que quienes más van a cine están entre los 15 y los 25 años de edad? Entérese de más curiosidades.

[[nid:562765;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/08/saudo.jpg;full;{‘Saudó’, en dos semanas tuvo 19.258 espectadores. Y ‘Escuadrón suicida’, en el mismo tiempo: 1.354.303. Foto: Especial para El País}]]

El panorama es claro: a los colombianos nos gusta el cine. La prueba está en que, a junio 30 de 2016,  32,3 millones de entradas  se han vendido en taquilla. De este total, 2,13 millones corresponde a películas nacionales.   

 Adelfa Martínez, directora  de cinematografía del Ministerio de Cultura, recuerda que  quienes más  asisten a las 935 salas que tiene el país son los  jóvenes entre 15 y 25 años; pero dados los costos de la boletería ($8.324 en promedio) y la ubicación de los sitios de proyección (en centros comerciales) disfrutar del cine en Colombia tiene estratos: 4, 5 y 6.

A propósito de la Semana del Cine Colombiano, que concluyó el pasado miércoles, Martínez asegura que se debe seguir trabajando para que el cine y en especial, la producción nacional, llegue a más lugares del país.

Hoy,  de los 1.102 municipios de Colombia, el 5,3% tienen acceso a infraestructura para ver cine, las salas disponibles están en 58 ciudades de 23 departamentos y 1 distrito capital del país. Eso quiere decir que solo 56 municipios tienen salas.

 El Anuario Estadístico del Cine Colombiano señala que al cierre de 2015,  la infraestructura  estaba  compuesta por 935 salas, 200 complejos y 170.764 sillas a nivel nacional. Y que  el 51,1% de las salas  son en formato 2D, el 43,9% en 3D, el 4,8% en 4D y el 0,2% en Imax.

Y que el circuito independiente del país, solo lo integran 15 salas, de ellas solo dos están en Cali: la Cinemateca La Tertulia y Sala de Proyecciones de Casa Proartes.   

Martínez asegura que el  reto  es que se produzca buen cine y  que  se consuma. “Hay que pensar creativa y responsablemente, cómo se va a llegar a la audiencia. Hay que hacer un trabajo de formación fuerte en guion, creo que esa es una de debilidades, porque  tenemos pocos guionistas y hay que profesionalizar  ese oficio; porque  a partir del guion, una buena historia puede lograr su cometido”.

 Pero reconoce que falta más conciencia en los espectadores que aún no han entendido que las películas colombianas, que se hacen con aportes entregados a través de las convocatorias, son posibles por cada boleta que se compra.

Adicionalmente, ha percibido  que  los  colombianos pareciera que  dependen de  lo que diga el mundo sobre sus películas. Y recuerda lo sucedido con ‘El abrazo de la serpiente’. “Esta había hecho una buena conexión y   llevado alrededor de 100.000 espectadores a las salas;  pero solo en el momento en que   sale la nominación al Óscar, ahí se le vuelven a abrir más salas y el voz a voz del público hizo que la gente decidiera ir a verla”. 

 Explica que con las becas y estímulos que se entregan anualmente para los realizadores gracias a la Ley del Cine lo único que se busca es “el desarrollo de la cinematografía nacional y que todos  accedan en igualdad de condiciones a recursos que les permitan hacer las películas que quieren. Hoy tenemos  thriller, drama, aventuras y una producción documental grande”. 

“Con esto,  el  cine colombiano está construyendo memoria, se está constituyendo en un patrimonio del país retomando sus historias y su diversidad con sus miradas, desde las nuevas generaciones y  focos de los nuevos realizadores. Gracias a esto estamos siendo seleccionados y tenidos en cuenta en los principales festivales del mundo y esa es una ganancia clave”, recalca Martínez. 

Y recuerda que en el mercado del cine hay una realidad que toca a cualquier país: “80 % de la taquilla de un país la hacen dos o tres películas, y el 20 % lo hace el resto, entre todas”. 

Hoy Colombia, a nivel de Suramérica, es el cuarto productor audiovisual.

Y dentro del territorio las zonas donde más se produce cine es  Bogotá, Cali, Medellín y la Costa Caribe, zonas en donde se concentra la formación. La meta es descentralizar la formación y que los proyectos de las regiones lleguen a las pantallas.

Cifras 20 mil millones de pesos anuales entrega el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico  para producción, posproducción, participación en mercados, promoción de películas y formación.  86 festivales de cine, que se realizan en el país, están registrados ante la Dirección  de Cinematografía del Ministerio de Cultura.  36 películas colombianas se estrenaron durante el 2015 en nuestro país. Antes de la Ley del Cine, en Colombia se podían tener por año unas 3 películas. 59 millones de espectadores fueron a cine en 2015.  De ellos solo  3,43 millones pagaron por ver cine nacional. 8  mil 324 pesos es el costo promedio de una boleta de cine en el país. Se estima que solo 58,5% de los habitantes del país tienen acceso a salas de cine.  

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad