ENTRETENIMIENTO

Radiante y tranquila, así se define la actriz Jane Fonda

Junio 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso, Especial para El País.
Radiante y tranquila, así se define la actriz Jane Fonda

Ídolo de varias generaciones, Jane Fonda.

Cuando estaba casada con su segundo marido, el activista político Tom Hayden, Jane adoptó a Mary, de 14 años. Mary es hoy una exitosa escritora de 45 años.

Radiante y tranquila, tomada de la mano de su hija adoptiva afroamericana, Mary Williams, así lució Jane Fonda en el programa de Oprah Winfrey, en abril pasado. Cuando estaba casada con su segundo marido, el activista político Tom Hayden, Jane adoptó a Mary, de 14 años. Mary es hoy una exitosa escritora de 45 años.“Es hora de ponerme en paz con la prensa y conmigo misma”, dijo Jane, después de que Mary publicara el libro ‘La hija perdida’, al conocer a su madre biológica y presentarla a su mamá adoptiva. Otro capítulo de la vida de Jane que ha quedado debidamente aclarado.Todo parece formar parte de una cruzada personal luego de que la actriz lograra superar la dolorosa separación del magnate televisivo Ted Turner, su último esposo. Según el libro de Williams, “Turner la mantuvo muerta en vida” en un período de ostracismo en el que la estrella de ‘El pasado me condena’ desapareció de las pantallas, entre 1991 y 2001.Hoy, Jane está más viva que nunca. Además de protagonizar la comedia francesa ‘¿Y si vivimos todos juntos?’, apareció en ‘Peace, love & misunderstanding’ de Bruce Beresford; y está en la nómina de la serie televisiva de HBO, ‘The newsroom’, de Aaron Sorkin. Acaba de terminar el rodaje de ‘Better living through chemistry’ y tuvo una breve aparición interpretando a Nancy Reagan en ‘The butler’, película sobre un mayordomo de la Casa Blanca. “Mi activismo político no tiene nada que ver con esta película” salta a aclarar Fonda, al responder a las críticas poco benignas acerca de su recreación de Nancy Reagan. “Ya no estoy en posición de polemizar, sólo aporto de forma artística. No conocí a la señora Reagan, pero admiro el papel que tuvo en la historia de Estados Unidos”.Más de 50 años atrás, la contundente presencia fílmica de Jane Fonda cautivó al mundo entero. Aunque ella misma no lo creyera, su rabiosa apariencia anglosajona-bronceada de largas pestañas y cejas pobladas, más un cuerpo lleno de plasticidad y elegancia, cautivó primero en la portada de la revista Vogue y luego en diversos títulos del cine que explotaron su sensualidad.‘Barbarella’, título clásico de 1968, marcó un hito en el cine y en la figura cultural que llegó a significar Jane Fonda. En esta película interpretó a una irresistible agente espacial de la Tierra en el año 40.000, encargada de rastrear a un científico loco que podría definir el futuro de la humanidad. Luego, rompió moldes y se convirtió en una prostituta en ‘Klute’ (1971), por la que obtuvo el Óscar; protagonizó los dramas ‘Julia’ (1977) y ‘La laguna dorada’ (1981), una especie de reconciliación artística con su padre Henry, ‘ad portas’ de su muerte; la polémica ‘Agnes de Dios’ (1984) y el rol inolvidable como alcohólica en ‘A la mañana siguiente’ (1987).Enamorada de Ted Turner, entre 1991 y 2001 se convirtió en simplemente esposa. Liberada de este matrimonio, regresó en 2005 a la luz pública y a sus 75 años se ha reinventado. Así la describe el crítico cinematográfico Enrique Patiño: “Jane Fonda con su actitud explica que la posibilidad de reinvención va mas allá de lo físico y la edad, que la feminidad y la fuerza son cosas que no se agotan con el tiempo, son ejemplos de vida que aprenden a quererse y ejemplifican el gozo de vivir”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad