ENTRETENIMIENTO

¿Quién es Emmanuel Esparza, el actor español que hace suspirar a las colombianas?

Enero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Compañeros y amigos del actor español cuentan cómo ha sido trabajar con él en Colombia.

De buen corazón, curioso siempre, preguntando lo que no que entiende, con buen sentido del humor y con una relación muy estrecha con sus padres y con su esposa. Así describen a Emmanuel Esparza (‘Manu’) sus compañeras en ‘Mentiras perfectas’.Con Andrea López, quien interpreta en ‘Mentiras perfectas’ a Kimberly Jones, la mujer que complace todos los caprichos sexuales de Cristóbal Alzate, Emmanuel ha tenido las escenas de cama más candentes. “Él es muy respetuoso, muy cuidadoso con los desnudos, para que yo no muestre más de lo que debo y que no me sienta incómoda en las escenas”, dice ella.Pero la generosidad de Emmanuel en escena va más allá, según Natasha Klauss, quien es Alicia, la mejor amiga de Julia en la misma serie: “Un día tuvimos un inconveniente con una actriz que no hizo una escena que era fuerte, y Emmanuel le pedía miles de disculpas, como si él hubiera hecho algo, con lo respetuoso que es, todo para que ella no se sintiera mal. Ese es él. Su actitud fue bastante noble”.Carolina Gómez, siendo la primera vez que trabajaban juntos, hubo un ‘clic’ inmediato. Eso lo confirma la propia actriz y exreina colombiana: “Hubo muy buena química. Es un actor muy meticuloso, disciplinado y profesional, entonces trabajar con él es un placer”.Respecto a sus besos escénicos con el español, Carolina dice: “El actor debe sentirlos de la misma manera que los siente el personaje, así que el impulso de la verdad en la palabra nos permite llegar al beso necesario entre los dos personajes”.Y agrega: “’Manu’ y yo somos muy respetuosos el uno con el otro, en las escenas y con el personaje; no tenemos que decirnos gran cosa antes de entrar a escena. Ese mismo respeto que nos tenemos nos permite ser muy libres escénicamente”.Cuenta Carolina que el actor español se ha adaptado fácil a los colombianos, “lo que no comprende lo pregunta, algo que es muy sabio en él. Ha aplicado su alma artística para adaptarse a esta gran aventura que somos los colombianos. Nuestro país es divertido y bello para muchos”. Ella no ve como problema el marcado acento del español. “Acentos hay en todo el mundo. Somos una sociedad casi globalizada. Las cosas no son como hace 10 años. Latinoamérica tiene muchos inmigrantes hoy en día, así que parte del oficio de un actor es tener la habilidad de entonar un acento si es necesario. Y Emmanuel tuvo un gran balance”.El actor, quien conserva amistades de hace 30 años, llevó a las grabaciones a sus padres y a su esposa y demostró lo cariñoso que es como hijo y esposo. Cuando grababa ‘La Pola’, su esposa estuvo embarazada e infortunadamente perdió al bebé, pero su anhelo de ser padres sigue más intacto que nunca.Su cambio extremoEmmanuel Esparza describió su llegada a Bogotá como “crítica”. “Venía de una ciudad pequeña, Valencia, de algo así como un millón de habitantes. Si cuando llego a Madrid digo que es una locura, hacerlo a Bogotá es alucinante”.En España es un actor reconocido por su personaje de Nacho Goñi, uno de los enamorados de Betty, la fea en la serie ‘Yo soy Bea’, de Telecinco (2007). “¡Fue espectacular! Al finalizar la primera temporada seguimos haciendo nuestra propia versión dos temporadas más. Yo estuve hasta el final y fueron casi 800 capítulos, con eso te lo digo todo”, dice. Su trayectoria en España, donde fue catalogado como joven promesa de la actuación, incluye muchas producciones (Ver recuadro).“Cuando participé en la versión española de ‘Yo soy Betty, la fea’, nunca pensé que tiempo después estaría en el país original de esta producción y que conocería a Fernando Gaitán, quien escribió la novela que le ha dado la vuelta al mundo”, afirma el español.Gaitán fue quien “tomó la última decisión con Sergio Cabrera de darme el papel de Alejo Sabaraín. No sé si él sabía que yo era uno de los protagonistas de ‘Betty’ en España y si eso influyó”.“El proyecto de ‘La Pola’ me sedujo y por supuesto trabajar a las órdenes del director Sergio Cabrera era un regalo para mí. Después de esa producción tan especial, supe que volvería a Colombia y ha sido una suerte volver con algo tan potente como ‘Mentiras Perfectas’ y con un personaje tan maravilloso como Cristóbal Alzate”.Aprender la historia de Colombia no fue problema para él. “En España todos hemos estudiado parte de nuestra propia historia y dentro de eso está la Independencia de Colombia. Lo que no conocía es a algunos de los personajes clave en torno a la Independencia”. Esparza ha sido sincero al decir que vivir en Colombia ha tenido su cuota de sacrificio: estar lejos de sus padres, sus amigos y su esposa. Este valenciano nacido en 1977 lleva diez años de relación con Cristina Warner (Vallada, 1986). Se conocieron cuando trabajaban como modelos para el diseñador de moda español Francis Montesinos, en Cibeles. Vivieron juntos en Valencia y en Madrid, pero ahora viven lejos el uno del otro dados sus compromisos laborales. “Suelo decirle que tenemos que darle tanta importacia a la pareja como a nuestras carreras por separado. Le animo mucho para que vaya a los desfiles de moda donde le ofrecen trabajo, aunque a veces le cuesta que estemos lejos. Luego me lo agradece. Pero espero que haga lo mismo conmigo cuando me ofrezcan papeles fuera, porque si no, no podría estar con ella”, le dijo el actor a la revista española Ok! en 2008.Emmanuel le contó a periodistas de su país que con Cristina han superado momentos que podrían provocar enfados, como “estar juntos en un bar y que se acerque un grupo de chicas para hacerse fotos conmigo... Las admiradoras son más atrevidas que los chicos y se cuelan en la habitación del hotel si te descuidas. Afortunadamente, Cristina tiene la cabeza muy bien amoblada y conoce estas cosas por su profesión y porque ha vivido mucho tiempo fuera”. Si bien Esparza trabajó como modelo, dice que lo hizo para lograr un sustento, no porque fuera lo suyo, como tampoco lo fue la publicidad. Al trabajar durante un año en una agencia supo que no quería estar allí el resto de su vida. “Me puse una manta en la cabeza y me fui a Londres a estudiar guión de cine. Tuve que buscar un trabajo de camarero, me levantaba a las 4:30 a.m., iba en bicicleta a todas partes. Todo muy peliculero”, le contó a Univision.com Al volver a su país, en el primer cásting al que se presentó lo escogieron, y luego en cuatro cástings consecutivos. Llamó a contarle a su papá y este le dijo: “Usted es caso perdido”. Ahora es el más orgulloso de su hijo. Ahora protagoniza de nuevo junto a Carolina Ramírez (‘La Pola’), pero esta vez en teatro: “He visto varias obras en Colombia, y tenía pensado hacer algo de teatro cuando me llegó esta propuesta y no me lo pensé dos veces. ‘No sé si cortarme las venas o dejármelas largas’ es una comedia muy bien escrita y con un gran elenco. Me sumo a ella en la segunda temporada en el Teatro Nacional y os espero del 16 de enero hasta el 30 de marzo. ¡No os vais a arrepentir!”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad