Quentin tarantino, el genio caótico
ENTRETENIMIENTO

Quentin tarantino, el genio caótico

Febrero 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Quentin tarantino, el genio caótico

Siendo joven trabajó a una tienda de videos, tiempo en el que aprovechó para ver más cine y hacer sus propios guiones.

Este hijo de un actor amateur y una enfermera, es una aficionado por el cine desde niño.

Tarantino es un obsesionado por el cine. De niño, este hijo de un actor amateur y de una enfermera, se pasaba horas y horas viendo películas de ganster, del Oeste americano, de patadas chinas voladoras, de terror, japonesas, de cine negro... Era tanta y aún lo es su obsesión por el séptimo arte, que de joven decidió renunciar a su muy bien remunerado cargo de cazador de guiones en una productora para irse a trabajar a una tienda de videos, tiempo en el que aprovechó para ver más cine y hacer sus propios guiones.En una caja de zapatos guardó sus pocos ahorros para hacer su primera película en solitario, ‘Reservoir Dogs’, con la que ganó La Palma de Oro en 1992. A partir de ese logro, este autodidacta que dice con orgullo que no estudió cine pero sí aprendió mucho viéndolo, cosechó éxitos que le han valido premios como un Óscar (Mejor Guion por Pulf Fiction), Globos de Oro, Premios Bafta... Y reconocimientos como el galardón a la Excelencia en los Premios del Círculo de Críticos del Cine de Londres o un homenaje del Museo de Arte Moderno de Nueva York “por su profundo conocimento de la historia del cine y su capacidad para informar y entretener a una nueva generación de fans de las películas”. Tarantino, corpulento, con alargada barbilla cual Popeye el Marino, con fama de descuidado en su aspecto físico, cumplirá en marzo próximo 50 años sin esposa ni hijos que mostrarles al mundo, aspectos que no le preocupan, ya que dice, se siente muy bien viviendo su vida en solitario. Eso sí, no descarta que antes de los 60 cambie su estado civil y tenga herederos.Sin embargo, ha trascendido el gusto de este apasionado del rock por las bellas del medio: actrices y directoras que han caído deslumbradas por su sarcástico sentido del humor: Mira Sorvino, Sofia Coppola, Kathy Griffin, Julie Dreyfus... En la lista se menciona a su musa Uma Thurman, aunque él sostenga que ella es solo su amor platónico y ella, que él ha sido su amigo más solidario. La esposa del mafioso en Pulp Fiction y la novia vengativa en Kill Bill, ha revelado cómo Tarantino fue su pañito de lágrimas cuando ella se acababa de separar del actor Gary Oldman. “Quentin me ayudó a recobrar la confianza en mí misma y eso nunca podré pagárselo”.Antes de los 60 años, quizá, ha sostenido, se convierta en un hombre de letras, porque le apasiona tanto como dirigir, escribir sus propias historias. Aunque estas, al principio de su carrera, por su desorden, le fueron rechazadas.“Las escribía a mano, con mala ortografía, en papeles de cuaderno”, comenta el docente de cine Jerónimo Rivera, quien remata diciendo: Es un tipo muy caótico en su estilo de vida personal pero es genial a la hora de narrar, por eso se abrió camino en la industria. Una industria, a la que ha dicho, quiere renunciar antes de los 60 porque no se adapta al cine de hoy, con tantos trucos tecnológicos y no quiere llegar a ser un director en decadencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad