¿Qué trae la serie 'The Americans' para su cuarta temporada?

¿Qué trae la serie 'The Americans' para su cuarta temporada?

Marzo 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué trae la serie 'The Americans' para su cuarta temporada?

La serie ‘The Americans’, desarrollada durante la presidencia de Ronald Reagan, es protagonizada por Keri Russell y Matthew Rhys.

'The Americans’, la serie que sigue los conflictos de un matrimonio de espías durante la época de la Unión Soviética, llega a su cuarta temporada con nuevos enredos y reviviendo momentos decisivos de la historia.

Protagonizada por Keri Russell y Matthew Rhys,  la trama de la serie  ‘The Americans’ se desarrolla durante la presidencia de Ronald Reagan. Elizabeth (Russel) y Philip Jennings (Rhys) conforman un matrimonio de espías encubiertos de la KGB quienes han vivido durante los últimos 15 años haciéndose pasar por una tradicional familia norteamericana que vive en los suburbios de Washington D.C.

La cuarta temporada acaba de iniciar, razón por la cual  Joe Weisberg (creador y productor ejecutivo) y Joel Fields (productor ejecutivo), hablaron sobre su trabajo y el éxito de la serie.  

¿Cuál es su reacción ante el éxito?

 J.F.:  Creo que se nos puede citar diciendo cosas como “vaya.... muchas gracias”.  Ha sido muy especial para nosotros. Empezamos el show más o menos en el vacío, escribiendo sin tener idea de cómo el público respondería a un par de héroes que eran del otro bando. Una historia de un matrimonio sobre soldados que tienen que fingir una relación detrás de las líneas enemigas y que luego se convierte en una relación real, y ha sido muy gratificante experimentar la respuesta del público en todas partes. Y lo más gratificante, sobre todo, es sentir que una y otra vez las personas no sólo están disfrutando de la serie,  la están entendiendo, se están conectando a este viaje de los personajes y  a sus propias vidas. 

¿Por qué creen que  las personas se sienten atraídas hacia los temas como la Guerra Fría?

J.W.: En Estados Unidos creemos que, curiosamente, había algo más simple al respecto. Ahora estamos en una situación en la que la gente contra la que estamos luchando está en todo el mundo, en diferentes lugares y son difíciles de entender en diferentes niveles. Pero en aquel entonces, la Unión Soviética era realmente el enemigo, y fue muy claro cuál era el problema, y ellos nos lo dijeron, y nosotros lo entendimos. 

Puede sonar como una palabra muy extraña de usar, pero había algo reconfortante en ello. Usted sabía a qué atenerse, y contra lo que estaba luchando. Entonces la gente recuerda eso con cierto tipo de nostalgia, y curiosamente, algo al respecto de eso lo hacía sentir a uno más seguro. Algunas personas no piensan lo mismo,  sienten que las armas nucleares podrían venir cualquier día, pero otras  sienten que eso estaba bajo control, y ahora nunca se sabe cuándo alguien te va a hacer explotar o te va disparar. 

¿Qué momentos históricos destacará esta temporada?

J.W: Bueno, vamos a ver Ronald Reagan pronunciar su famoso discurso  de Star Wars y  vamos a ver a David Copperfield desaparecer la estatua de la libertad. Sin embargo tendremos más situaciones culturales que históricas. 

¿Creen que  la serie  es una metáfora sobre secretos familiares y la rareza fuera de la “gente normal”?

J.F: Sí, y mucho. Has puesto el dedo exactamente en el pulso de la serie. El mejor punto es cuando no sólo estamos contando cinco historias,  estamos contando historias personales que coincidencialmente también tienen un elemento de drama de espionaje en ellos.  

¿Cómo logran hacer que los malos sean personajes empáticos?

J.W.: Después de la caída de la Unión Soviética, una gran cantidad de ex agentes de la KGB publicó memorias. Si usted las lee, es muy claro que estos oficiales eran fáciles de identificar. Ellos eran como agentes de la CIA, el mismo tipo de personalidades.   A menudo, era gente encantadora, muy extrovertida,  que usted quisiera conocer y de la que quisiera volverse amigo, porque esas son personas que iban a ser buenos reclutando espías. Y también muchos de ellos eran personas que en verdad creían en su país y creían en su causa y querían lograr algo en su vida. Todo lo que tuvimos que hacer fue mostrar quienes realmente eran estas personas y esperar que el público entendería y pensara: “¡Vaya! Ellos nos son tan diferentes”. 

Experiencia Joe Weisberg, cómo cree que su trabajo como  ex agente de la CIA influye en tu trabajo en el show que tiene cerca de  50 episodios. ¿Todavía hay muchas historias que contar? J.W: Creo que eso me influye de dos maneras. Cuando usted dice, “todavía hay muchas historias que contar”, nunca sentí que tomé historias especificas o individuales de las cosas que aprendí en la CIA y las puse en la serie. Siempre fue más general. Así que siempre estuve muy interesado en el hecho de que cuando estaba con la CIA, trabajé con muchas  personas que tenían familias y estaban encubiertos y tenían que mentirle a sus hijos acerca de lo que hacían, entonces eso se convirtió en una gran parte del show y sigue siendo una gran parte. Otra cosa que es  continua es la  manera en que se hace espionaje. Así que aspectos puntuales  como los lugares seguros y predeterminados donde los espías dejan información y la contra-vigilancia y cosas por el estilo, entonces sí, todo eso sigue siendo útil.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad