ENTRETENIMIENTO

¿Qué tanto sabe de papá?, famosos se pusieron a prueba en este test

Junio 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Bedoya e Isabel Peláez | Reporteras de El País
¿Qué tanto sabe de papá?, famosos se pusieron a prueba en este test

Detrás de estos grandes líderes se esconde un padre que corrigió, inspiró, mimó y dio ejemplo. Cineastas, músicos, deportistas y más, confiesan su amor por papá.

El padre es una figura vital para el equilibrio emocional de las personas. La presencia de un buen padre en la vida de los hijos  siembra valentía, arrojo y  seguridad a la hora de tomar decisiones. Autoestima, raíces, liderazgo y aplomo ante las adversidades. Hoy se celebra en Colombia el Día del Padre que, más allá de ser una fecha comercial, representa una buena oportunidad para agradecerles a los buenos padres su entrega y su amor, y para recordar a los que ya han partido de este mundo.   En esta ocasión, les pedimos a varios famosos del cine, la televisión, los reinados, la economía, la música  y el deporte, que nos contaran quién es el hombre que ha estado detrás de sus grandes logros. Sus historias están llenas de confesiones, afecto y ejemplos a seguir. Que viva la Colombia de los buenos padres. 

Hijo de tigre...Gustavo Ruiz, un abogado, músico y político que ronda los  70 años, es el padre del cineasta Óscar Ruiz Navia, el realizador de ‘El vuelco del cangrejo’, ‘Los hongos’ y premiado en 2014 en el Festival de Cine de Locarno y en el Festival Internacional de Cine de Cali,  quien descubre detalles de la relación con su padre.  ¿Con usted se cumplió  aquello de que ‘Hijo de tigre sale pintado’? Creo que en algún sentido sí se cumplió, me parezco a él en ese gusto por la parte artística y por la política.  ¿Qué virtud le heredó?  La curiosidad por aprender cosas.  Un castigo memorable... No recuerdo alguno en particular, era de los que me explicaba las cosas. Pero una vez en el colegio tomé sin permiso algo de un compañero, no recuerdo bien qué era, pero mi papá fue al colegio y me acusó ante los directivos del colegio. Lo hizo para enseñarme lo que no tenía que hacer. ¿Qué le ha perdonado?  Un resto de cosas que no puedo decir en público.   El momento que han vivido juntos y que es digno de enmarcar... Haber trabajado juntos en la película ‘Los Hongos’. Con papá uno pasa por varias etapas. ¿En qué fase está hoy con su papá? A. Es su héroe.  B. No quiere ser como él. C. Es su mejor ejemplo a seguir. Hoy para mí es una mezcla de los tres. Al hacer un balance de la relación con su papá, ¿tiene algo de qué arrepentirse? No haber tenido más tiempo en la adolescencia para compartir con él. Ahí nos faltó un poquito de tiempo.  Si en este momento lo tuviera en frente, ¿qué le diría? Gracias por todas tus enseñanzas. Chévere que hoy podamos ser amigos.  
"Mi padre es un triunfador"Clara María Ochoa, cerebro de producciones de cine y televisión  como  ‘La ronca de oro’, ‘Esto huele mal’ y ‘De regreso a la guaca’,  es hija del comerciante y golfista amateur Gilberto Ochoa Londoño. Su padre le enseñó a tener palabra, a ser disciplinada, recta en los negocios e incansable. Y le dio el mejor consejo: “Nunca deberle plata a nadie”. ¿Recuerda un castigo memorabl? Cuando perdí seis materias en el colegio, no me volvió a dejar  salir los viernes y los sábados por la noche. El castigo duró dos meses, pero  seguí perdiendo materias. Solo cuando entré a la universidad pude ser una de las mejores y volver a salir los viernes y los sábados a rumbear.  Fue muy estricto y exigente, pero también le alcahueteó el baile, la  guitarra y el canto, al extremo de parrandear juntos hasta la madrugada.  Es un triunfador, practicó tenis, equitación y  pesas. Verlo con sus  120 trofeos es una imagen que perdurará en mi memoria y en la de  mi hermana María Lucía.  A sus 94 años  no le pone problema a nada,  tiene una  memoria que quisiera yo tener, para todo tiene un apunte, un chiste, una canción.
Un padre en el cieloEl padre de Orlando Duque, Félix Duque, falleció hace 10 años, pero su legado  perdura en la memoria del  13 veces campeón mundial de clavados de altura.  Dice que trabajar junto  a su padre en el negocio de la distribución de frutas fue una experiencia muy bonita, porque así se dio cuenta de la forma en la que  él se ganaba la vida: “Son cosas que le enseñan a uno a trabajar fuerte, a saber que en esta vida a uno no le regalan nada, que uno tiene que trabajar para alcanzar las metas”.  El clavadista caleño admite que cuando se  portaba mal, la amenaza de su mamá surtía efecto: “Le voy a decir a su papá”, pues acepta que  fue un poco vago en el colegio.  “Él y mi mamá tuvieron que aguantarse eso, afortunadamente me apoyaron y llegué adonde estoy”.  Pero aunque dice que su papá siempre estaba trabajando, también lo malcrió. “Como  el negocio de mi papá eran las frutas, en mi casa había todas las frutas que te imagines y desde entonces me encanta estar muy bien alimentado”, cuenta.  De lo vivido con su padre, dice que no tiene  nada de qué  arrepentirse, “la vida que llevé  con mi papá no pudo haber sido mejor, me preparó para muchas cosas, me ayudó a entender  muchas cosas. Si lo tuviera en frente le diría que lo quiero muchísimo, que lo extraño mucho. Le daría  gracias por todo lo que me enseñó”.
Su conducta, el mejor consejo Esteban Piedrahita, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cali,  es el hijo de Francisco Piedrahita, el rector de la Universidad Icesi. El ejecutivo revela detalles de su papá.   ¿Con usted se cumplió  aquello de que ‘Hijo de tigre sale pintado’? Pues dicen que físicamente me le parezco mucho (con todo y déficit de pelo). En lo ético e intelectual espero que algo se me haya pegado.  ¿Cuál es el mejor consejo que le ha dado su padre? Él no es muy de dar consejos explícitos, ni de intervenir en las decisiones de sus hijos. Su conducta es el mejor consejo. De esa manera quisiera yo darle consejos a un hijo: con el ejemplo.  ¿Qué virtud le heredó? Quisiera creer que heredé algo de su independencia intelectual y apertura mental, su amor por el conocimiento, su sentido ético y de responsabilidad social. Y su perspectiva humanista.  El momento que han vivido juntos y que es digno de enmarcar... Para mí, cuando se metía de cabeza a ayudarme con mis proyectos para la feria de ciencia del colegio; cuando con mi hermano Gabriel nos ponía a resolver acertijos y problemas los fines de semana en piyama. Y viajes familiares inolvidables.  ¿En qué lo malcrió su papá? Fue muy generoso con nosotros. Soy, sin duda, más sibarita que él.
Un padre ‘Pecoso’ y originalA Claudia Marcela Castro Valencia, hija de Fernando 'El pecoso' Castro, director técnico del Deportivo Cali le dicen ‘La pecosa’, pero desde muy niña su papá la llama ‘Brujis’.    Dice que se parecen en lo físico y en el  carácter fuerte. Admira “Su empuje, la fortaleza, las ganas de superación. Para mí es un ejemplo total de originalidad. Es una persona exótica, fuera de lo común, que me ha enseñado a disfrutar la vida”. Cuenta que para su padre “todo es posible”. Claudia Marcela recuerda con gran emoción que cuando nació su hermano Fernando “los dos nos escondimos en la clínica, nos camuflamos en horas que no eran de visita para poder estar ahí”.  Revela que el técnico que exige disciplina en la cancha “es contracorriente. Cuando era niña inflaba globos de agua conmigo para tirárselos a la gente en la calle. Siempre estaba dispuesto a hacer maldades y locuras”.  Y aunque ‘El pecoso’ le  enseñó a ser  “una persona recta y no hacerle daño a nadie”,  fue un padre sobreprotector.  “Yo me fui a España con 28 años de edad física pero mentalmente tenía 12 o 13 años”.  Y no era para menos, él siempre le daba gusto y cada vez que viajaba volvía a casa con un regalo para ella.  “Hoy tengo un profundo agradecimiento por la vida que me dio y sus enseñanzas. Me enseñó a ser feliz y aprender de las cosas sencillas”.
Toda reina tiene un superpapáLa Señorita Valle, Julieth Guerrero, habla de su padre Abel Guerrero, un  comunicador social, de 50 años.  ¿Con usted se cumplió  aquello de que ‘Hijo de tigre sale pintado’? Definitivamente. Llevo  la comunicación social en las venas. Él me inculcó el gusto por esa carrera. Somos tan parecidos que en las noches nos ponemos a estudiar las noticias. Nos gusta estar actualizados.  ¿Cuál es el mejor consejo que le ha dado su padre? Ser una mujer humilde, ser  la misma y reflejarlo siempre.   Un castigo memorable... Una vez no me dejó ir a un concierto de Romeo Santos en el Estadio Pascual Guerrero, me puso a cuidar a mi hermana. La verdad era muy niña para ir conciertos y él me estaba cuidando. ¿Qué le ha perdonado?  Él me ha perdonado muchas cosas. A veces los hijos cometemos muchos errores y como padre siempre me ha perdonado y ha estado allí para mí. Él me regala la calma que yo a veces no tengo para hacer las cosas, yo quiero todo ya.  Su papá es... Un héroe desde que tengo uso de razón. Tengo un superpapá. ¿En qué la malcrió su papá? Ha sido súper alcahueta. Soy hipoglicémica y mientras mi mamá me cuida, mi papá me da un dulcecito para comer a escondidas.
Álvaro Osorio es el padre  del cantante  de música urbana J Balvin. El artista dice que espera parecérsele cada vez más.  “Mi papá es un gran hombre, esposo y  ser humano. Ojalá yo pueda salir parecido a él. Mi padre tiene un gran amor por su familia y  gran facilidad por hacer negocios, yo creo que el dueño del negocio realmente es él”. El cantante reconoce que su papá le ha perdonado muchas cosas.  “Yo era muy travieso cuando pequeño, él siempre me decía que estuviera quieto y dejarme sin música era mi peor castigo. Mi papá me ha perdonado tantas cosas que... Uff... siempre digo que es un santo”. A Álvaro lo ve como un héroe y un ejemplo a seguir pero asegura que,  de cierta manera, lo malcrió  porque  “siempre me dejó sentirme un superhéroe y su  mejor consejo fue: ‘Hagas lo que hagas, nunca hagas el mal y siempre sé feliz’”.  Dice que todos los días vive momentos memorables con su papá. “Al comenzar en este camino él era mi mánager. Además, es mi gran amigo y confidente, entonces, cada paso que damos en esta carrera lo vivimos y lo compartimos. Mi viejo me ha dado momentos inolvidables, valiosos y difíciles que nos han servido para echar para adelante, por eso lo amo. Le doy  gracias por tanto y por todo”.
"Mi papá es mi héroe"Los tiernos  abrazos entre Carlos Mario Pajón y Mariana Pajón, bicicrosista antioqueña, medallista olímpica de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012,  demuestran el amor que se profesan. Él le dio el mejor consejo: “Que crea en mí, que luche con  entrega, amor y disciplina por mis sueños y disfrute todo lo que hago”. De él heredó “la capacidad de trabajar duro por lo que sueño y la disciplina deportiva”. Su padre, quien es empresario y gerente, es  su mejor  amigo. “Él cambia un regaño o un castigo por un buen consejo y una enseñanza”. Admite que la malcrió en todo, que no hay nadie más consentidor y detallista que su papá. Y  no tiene nada que perdonarle. “Es la  mejor persona que he conocido. Toda mi vida con mi papá es digna de enmarcar”.   De lo único que se  arrepentiría es de tener que viajar tanto y perderse minutos a su lado, “pero estoy segura de que él entiende y es un sacrificio que ambos hacemos con mucho amor”. ”Él es mi héroe, mi ejemplo a seguir, cada momento difícil pienso en sus palabras y cada momento feliz me acuerdo de lo duro que ambos hemos trabajado para que eso pase y me pongo feliz por los dos,  lo que soy se lo debo a él (y a mi familia). Cada que estoy en el partidor, a punto de salir a una competencia, siento toda la fuerza y la buena energía que me manda. Doy gracias  a la vida por haberlo hecho mi papá”. 
Y mi papá...“Me enseñó que los sueños sí se hacen realidad”, Julieth Guerrero Mora, Señorita Valle 2015. “Es mi héroe. Cada día valoro más el camino de vida que escogió, a qué le da importancia y a qué no”, Esteban Piedrahita, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cali. “Hace poco me dijo que tenía que vivir como los japoneses, que cada acción que hacen la disfrutan como si fuera lo más importante del mundo. El reto es hacerlo todo con pasión”, Óscar Ruiz Navia, cineasta caleño. “A pesar de que con mi papá  rumbeábamos  y nos tomábamos nuestros tragos, hasta el día de hoy, siempre lo he visto en sus cabales, atinado, caminando firme.  En la finca pasamos días   viendo deportes, escuchando óperas y música clásica, cantando boleros acompañado de su guitarra y viendo el atardecer.  Su tenacidad  me da la fuerza para seguir luchando y algún día llegar a vivir como él, en esa paz y con  ese positivismo.  Cuando le sirvo un vino, le cocino o le pongo música me dice: ‘Ia, como decía mi papá: No hay quien se sobre’”,  Clara María Ochoa, productora de cine.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad