¿Por qué Peppa Pig causa tanta sensación entre los niños?

¿Por qué Peppa Pig causa tanta sensación entre los niños?

Septiembre 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué Peppa Pig causa tanta sensación entre los niños?

Los episodios de Peppa Pig se caracterizan por tener una duración máxima de cinco minutos, periodo calculado de gran atención en la primera infancia.

Tal es su alcance que el canal Discovery Kids, que emite sus aventuras en Colombia, decidió tener a Peppa como la protagonista del mes del amor y la amistad. Descubra en qué radica el encanto de esta divertida cerdita.

En el mundo es una sensación, especialmente entre su público, cuyas edades oscilan entre  los 4 y los 8 años: se llama Peppa y es la cerdita más querida por los televidentes más pequeños de los hogares y los padres de familia.

Tal es su alcance que el canal Discovery Kids, que emite sus aventuras en Colombia, decidió tener a Peppa como la protagonista del mes del amor y la amistad  con  ‘Peppatízate’, una franja que durante septiembre se presenta de  lunes a viernes  a las 3:25 p.m.,  y los sábados y domingos a partir de las 9:30 a.m., con  capítulos que muestran la vida de Peppa junto a su familia y amigos.

Durante este mes, los seguidores  de Peppa vivirán aventuras como viajar hasta el espacio exterior,  aprender sobre el maravilloso mundo de los vegetales y las plantas en el parque temático Ciudad Papa.

Y es que una de las características del show Peppa Pig  es que refleja  situaciones cotidianas  que vive cualquier niño como vestirse, jugar, ir al jardín infantil, montar en carro, acostarse, lavarse los dientes, leer cuentos a la hora de dormir, salir de paseo y vivir diferentes tipos de aventuras en las vacaciones, entre muchos más.

Mariana Cortés, vicepresidente de contenido de Discovery en Colombia, explica que “Peppa Pig llegó al Canal Discovery Kids en 2013 porque  buscamos llegar a los niños en edad prescolar, y esta serie animada es perfecta,  es un reflejo único de la mentalidad y el mundo que rodea a los pequeños que se encuentran en esta edad”. 

Cada episodio muestra actividades con las que los niños pequeños se sienten identificados como ir al parque, nadar, andar en bicicleta, visitar a los abuelos y jugar con sus amigos. Este es un programa que contribuye al desarrollo social y emocional de los niños, por eso lo tenemos en nuestra programación”, señala.   

Sin embargo, Peppa Pig lleva más de 10 años en la pantalla chica, factura cerca de mil millones de dólares y fue gracias a tres creadores británicos que  llegó a tener forma y vida: Neville Astley, Mark Baker y Phil Davies.

“Peppa Pig muestra valores de cooperación, aceptación entre todos, cuidado de la naturaleza y el medio ambiente”, Marcela Tascón Gutiérrez, psicóloga, magíster en desarrollo Infantil.

Ellos se conocieron en el Politécnico de Middlesex en la década de los 80. Empezaron a trabajar en la creación del personaje a costa de una reducción importante de sus ingresos, que en ocasiones los hizo dudar de seguir adelante con el proyecto.

Ya habían creado para la BBC una primera obra, ‘The Big Knights’,  pero no lograron el éxito esperado.

El diario Mirror, del Reino Unido, recogió el testimonio de Neville, quien reconoció que “el año 2000 fue difícil. Yo llegué a ganar solo £400 (libras) en 12 meses. Sobrevivimos al echar mano de los ahorros”.

Phil Davies reconoció en una ocasión que llegó a experimentar lo que eran los centavos y que al ir al supermercado prefería evitar los pasillos donde se encontraban los manjares más exquisitos.

En 2004 salió al aire el primer episodio de cinco minutos de Peppa Pig, y la caricatura de televisión se convirtió en toda una industria con productos que invadían la vida de los más pequeños desde lápices de colores hasta productos alimenticios. 

Se estima que Peppa conquistó el mundo con unos 12.000 productos.

Y  encantó a los más pequeños de la casa con una propuesta sencilla: la vida de una cerdita llamada Peppa que vive junto a su familia integrada por  Mamá Pig, Papá Pig y George, su hermano menor.

Ellos viven en una casita de paredes amarillas, techo con ladrillos color naranja y cinco ventanas, ubicada en lo alto de una colina. La casa está rodeada por las nubes que le pasan  muy cerca y es acariciada por los rayos del sol.

Tanto Peppa como su familia, aunque tienen aspectos de cerdo, realizan las actividades que cualquier humano puede hacer: caminan sobre dos paticas (las traseras), utilizan ropa, conducen auto, van a la piscina, hacen compras en el supermercado.

“Peppa Pig tiene un lenguaje muy sencillo. Sus historias son hechas desde la perspectiva de los niños, son situaciones divertidas y optimistas. Además, constantemente destacan el vínculo entre padres e hijos, el estar siempre juntos como familia. Además promueve valores como la confianza, la amistad, el respeto”, explica Ferney García, productor de la gira nacional del show ‘Peppa Pig en la búsqueda del tesoro’.   

A través de estas situaciones cotidianas los pequeños televidentes se familiarizan con el mundo, por ejemplo, en un paseo a la piscina, aprenden que es necesario usar flotadores y tener acompañamiento de los más grandes; en episodios como el de las compras en el supermercado, los niños reconocen aspectos como el conteo o la correcta pronunciación de las palabras. “¡Piguettis!”, dice el pequeño George, pero su hermana Peppa lo corrige.

En otros episodios reconocen valores y actitudes como la importancia de ser ordenados.

Como dijo hace unos años Phil Davies al diario Financial Times: “Se trata de un personaje y su familia. Y situaciones familiares para los niños pequeños”. Cuentan que la bautizaron Peppa porque viene de ‘Preppy’ que refiere a una persona “inteligente y ligeramente picante”. 

Mariana Cortés, vicepresidente de contenido de Discovery en Colombia, explica que Peppa “es el show que más nos aporta a los ratings del canal siendo el primero  en audiencia  tanto en niños como en niñas. Además resulta ser el espacio  preferido por las madres de lunes a viernes mientras preparan a sus hijos para ir al colegio, en ‘rating’ es el   número 1 en la franja de las 6:00 a.m  a 7:00 a.m.”.

Agrega que “según varios estudios realizados este año se encontró que Peppa Pig es el personaje favorito en niños entre 4 y 8 años, además,  les encanta este show porque es  divertido, gracioso y con aventuras que les genera agrado y variedad, atributos que son muy importantes para niños en estas edades”.

La ejecutiva anuncia que Peppa también será la estrella del canal el próximo mes. “En octubre, en el mes de los niños, en  Discovery Kids tendremos el estreno de Peppa Pumpkin Party, donde Papá Cerdito ofrece una fiesta y todos deben llegar disfrazados. Peppa será un adorable brujita, George un dinosaurio y Rebecca Coneja, una zanahoria”.

Pasada esta particular  fiesta de disfraces, se anuncia que  “viene  la séptima temporada que se estrenará a finales de noviembre, repleta de aventuras y diversión”.

Toda una historia

Los días 29 y 30 de octubre llegará al velódromo Alcides Nieto Patiño el show oficial de Peppa Pig con el montaje ‘Peppa Pig en La Búsqueda del Tesoro’, el cual también se disfrutará en  las ciudades de Medellín y Barranquilla. 

Junto a Peppa estarán  George, Pedro Pony, Danny perro, Suzy oveja, Mrs. Rabbit, Sra. Pato y Loro Polly, quienes se darán a la tarea de  buscar el tesoro en un día lleno de diversión en el barco del Abuelo Perro.

Para las funciones  en Cali, los suscriptores de El País con Club Selecta tendrán 10 % de  descuento en las boletas, hasta el 30 de septiembre.

Ferney García, productor de  la gira nacional del show, explicó que el espectáculo de una hora y 30 minutos que llega a Cali, tendrá música, baile, teatro negro, cambios de escenario, luces, efectos, “es muy visual y divertido”.

El show que llegará a Colombia hace parte de una gira por Suramérica que arrancó en Chile y que pasará por países  como Ecuador y Puerto Rico, República Dominicana, Colombia y Nicaragua. Ya tuvo tres presentaciones en Bogotá, el año pasado, con una asistencia de  4.000 personas por show. 

“Peppa Pig se distingue por ser un personaje que integra muchas cosas cotidianas, de lo que viven los niños en los colegios, sus aventuras, el compartir en familia, el pasear; pero ante todo buscamos la integración familiar en donde padres y niños pueden disfrutar juntos”, agrega García. 

 El show de Peppa está diseñado para que exista interacción con el público, de cantos y bailes. Se estima que la carga completa del show es de 2.200 kilos. Para el montaje del show se requieren tres días de antelación. 

Dentro del mobiliario de la obra está incluido el carro de Papá Pig, el bus de Mr. Rabbit y el barco pirata del abuelo de Peppa.

Pero el espectáculo es tan solo la punta de un imperio que la cerdita Peppa ha construido en torno suyo. 

En YouTube, por ejemplo, en su canal oficial hay videos con reproducciones que superan los seis millones de visualizaciones como ocurre con  ‘Peppa Pig aprende a contar’ (6.609.833), ‘Peppa Pig aprende el alfabeto’ (9.647.432)  y ‘Conozca la familia y amigos de Peppa (8.450.818) o ‘Peppa pig nadando’ (25.251.390).

Y  qué decir del Parque de Diversiones que tiene, el cual hace parte del parque temático familiar  Paultons, ubicado en  New Forest,  Hampshire, en el Reino Unido.  En él se encuentran desde la casa hasta el bote del abuelo, el auto de Papá Pig y todos los elementos que integran la vida de  la pequeña cerdita.

Peppa es un producto, uno de los más consentidos,  de la compañía Entertainment One, que cuenta con más de 600 acuerdos de licencias alrededor del mundo.

En iPhone tiene aplicaciones que se pueden descargar desde US$7 y en Android  hay otras desde $11.432 con más de 10.00 descargas. Mientras que la gratuita Peppa Pig: Paintbox ya tiene 10 millones de descargas en Android.

¿No era tan rosa?

Algunos sectores ultra conservadores  la catalogan  ‘un peligro público’, al considerarla como una  activista dispuesta a infiltrar “mensajes feministas” en los  cerebros de  los niños. Hace tres años Piers Akerman, columnista del diario australiano Daily Telegraph, también tildó de  izquierdista a Peppa Pig por sus “estremecedoras posturas feministas”.  

En el diario británico The Guardian, Alex McClintock aseguró en un titular: “Peppa Pig no sólo es una feminista sino también una rabiosa socialista”. El diario italiano Il Manifesto, por su parte,  también analizó  la figura de esa “peligrosa feminista” llamada Peppa Pig.

The Guardian e Il Manifesto encontraron argumentos a favor del multiculturalismo, el matrimonio homosexual y el ecologismo en los capítulos de Peppa Pig. En una escena se ve a la cerda madre adoctrinando a sus hijos en el arte del reciclaje. En otra se evidencia el gusto de la familia Pig  por las fiestas multirraciales.

Para algunos analistas, el carácter de Peppa es  inestable:  a veces es adorable, pero suele discutir con sus padres y amigos, lo que puede tomarse como un vaivén emocional propio de una niña de su edad o como feminismo. Eso sí,  de modales tiene  poco, como la cerdita que es ella eructa con frecuencia.

Según un estudio realizado en Harvard, Peppa Pig ocasiona en los niños problemas de adaptación social. Así lo aseguró el psicólogo Marc Wildemberg,  quien asegura que quienes ven el programa por 80 minutoso más al día, aumentan en un pequeño porcentaje las probabilidades de desarrollar problemas de comportamiento. 

Se cuenta la  incapacidad  de ponerse en el lugar de los demás, no tener la habilidad necesaria para entender que los otros tienen necesidades, deseos y creencias que pueden ser distintos a los de uno mismo.

Lo dice porque el personaje tiene un síndrome de superioridad. Siempre busca que sus ideas sean las que se destaquen y no  acepta opiniones.

Según Wildemberg, el resultado es que los seguidores del porcino personaje  han crecido  con  inseguridades, las cuales afectan sus habilidades sociales, hasta el punto de perder las ganas  de resolver sus problemas.

La imagen de Peppa Pig fue usada para promover un programa gubernamental para reducir la pobreza infantil (Sure Start) durante el mandato laborista.  El problema surgió cuando en 2010 los laboristas invitaron a Peppa  a un acto electoral sobre sus políticas  familiares. Esta declinó la invitación.  

La serie ha sido  ganadora de 11 premios Bafta, y su  éxito ha sido imparable desde su estreno en 2004. Es precisamente gracias a la sencillez de la historia y de los dibujos que ha logrado cautivar al público, especialmente en etapa preescolar, que es al que está dirigido este ‘cartoon’. 

Los resultados de cuestionados  estudios psicológicos liderados por  Alex Swanson, sugieren que el programa  incitaría  a los niños  a tener conductas y actitudes homosexuales:  “El entorno y la dinámica del programa está dirigido hacia modelos de comportamiento homosexual”, indicó el especialista. 

“Muchas veces uno como padre se pregunta si en la televisión nuestros hijos están  viendo algo que  les  permita desarrollarse positivamente. Eso  no sucede, el   objetivo de la televisión es entretener y cargar la mayor cantidad posible de publicidad en nuestro inconsciente, todo para prepararnos a ser consumidores o adaptarnos a cambios sociales, como el de las personas con preferencias distintas”, dijo Swanson, quien ha sido ampliamente criticado por sus posturas homofóbicas. 

La  psicóloga caleña  y magíster en desarrollo infantil, Marcela Tascón Gutiérrez opina que, en todo caso,  “los adultos deben acompañar a los niños para observar y comprender los mensajes que estas series contienen. De igual manera, es importante que pongan  límites a la obsesión de los niños por un solo tema, de esta manera les ayudarán a fortalecer el desarrollo de su autocontrol”.

Peppa Pig es una de las series infantiles más exitosas de los últimos años y  algunos opinan que en un futuro podría incluir un personaje homosexual. “Se necesitan más personajes gay en la televisión infantil, a modo de enviar el mensaje de amor en las relaciones del mismo sexo”, dijo el político británico Norman Lamb en una entrevista con el diario Pink News.

 El año pasado se suscitó una polémica entre los padres de familia debido al lenguaje “agresivo” de la caricatura. Todo por  una situación que se dio con un niño de 3 años que comenzó a decir “fuck you” luego de acceder a un juego de figuras de acción de  Peppa. 

Garfield Black, madre del niño,  relató a un diario británico que estaba en la cocina cuando escuchó que el menor repetía la frase. El pequeño dejó de decir “gracias” a cambio de su nueva grosería favorita que la cerdita le enseñó. Todo por  una falla técnica que presentó un botón del juguete. 

Pero mientras algunos ortodoxos  piensan que Peppa es una mala  influencia, para otros el que moleste a su hermano, sea rebelde o se porte insolente, es un comportamiento típico de una niña de su edad. 

Según  Ferney García, “como padres todos debemos acompañar a nuestros hijos para saber qué están viendo. Y hasta ahora, en los capítulos que he visto, si Peppa no hace caso tiene a sus padres para enseñarle y ella acepta su error o corrige su actitud”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad