ENTRETENIMIENTO

¿Por qué las mujeres pierden las ganas de tener relaciones sexuales?

Mayo 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

No es falta de amor por su pareja, no es infidelidad, no es dolor de cabeza. Entonces, ¿por qué hay mujeres que simplemente parecen haber perdido el interés sexual?

Dicen que aman a sus parejas, les son fieles, los admiran y saben bien que cualquier mujer desearía tener a su lado a un hombre como él... sin embargo, a la hora del sexo, ellas ya no los desean. “Lo amo y me gusta, pero no siento ganas de estar con él”, expresa una profesional caleña recién casada, que busca en los ‘sex shops’ estimulantes, aceites u otros elementos que le ayuden a estar más dispuesta cuando su pareja lo requiere. Pero, ¿qué puede detonar tal situación en las mujeres? La sicóloga Gloria Hurtado adelanta una respuesta: “Las parejas rutinizan la sexualidad. Y ellas se están cansando de hacer la ‘tarea’ todos los días a la misma hora y en el mismo lugar”.En esa trampa suelen caer las parejas con el pasar de los años, pues la rutina hace que se pierda la magia, la pasión y la creatividad en la cama. Ellos no lo notan, ellas sí, pero muchas prefieren callar a través de la famosa frase: “Hoy no, tengo dolor de cabeza”.La literatura médica llama a este fenómeno ‘Anhedonia sexual’, que no es más que ausencia de placer, a pesar de tener respuestas sexuales normales y orgasmo. Esta queja es mucho más frecuente entre las mujeres que entre los hombres.Intentando ir al fondo del asunto, consultamos con varios especialistas en el tema de pareja y ellos citan las posibles causas que pueden llevar a que las mujeres estén perdiendo el apetito sexual. 1. El matrimonio no es un contrato sexual. “Siempre se ha dicho que el matrimonio es para toda la vida y por amor, y a partir de esas premisas se concluye que las parejas siempre tienen que tener deseo sexual y no es así. En el matrimonio confluyen otras necesidades a parte del deseo: convivencia, proyectos comunes, la crianza de los hijos, un trabajo, etc. No es cierto que siempre deban tener el deseo sexual activo. Pero ese ideal se convierte a veces en imposición”, asegura Andrés Felipe Castelar, sicólogo y miembro del grupo de estudios en género de la U. Icesi.2. La sociedad de los hombres torpes No es lo mismo tener una relación sexual como una necesidad fisiológica de descarga que tener un encuentro sexual donde cada uno conoce sus tiempos y los del otro, y la forma de mantener vivo el deseo y el placer. Muchos hombres tienen serias dificultades en aproximarse al cuerpo femenino. Pocos conocen las zonas erógenas de su pareja. “Lo que es torpeza de muchos varones, durante mucho tiempo se le atribuyó a la fisiología femenina y se le llamó frigidez. Pero no hay mujeres frígidas, hay hombres muy torpes que muchas veces no se dan la oportunidad de pensar primero en ellas”, dice Castelar.3. Ellas gritan su independencia sexual Cada vez dependen menos de los hombres para obtener su propio placer sexual. El placer de la mujer no depende solo de la penetración, su punto de mayor placer es el clítoris, no la vagina. Hay muchos elementos para que puedan tener placer sin la presencia directa de ellos. Para la muestra, el éxito de ‘Cincuenta sombras de Grey’.4. Vidas agitadasSegún la doctora Hurtado, el frenético ritmo de vida de las mujeres de hoy; el estrés, el nacimiento de un hijo y preocupaciones económicas, entre otros factores, pueden hacer que pierda temporalmente el deseo sexual.5. Ternura: asunto de machosComo antídoto a la situación, el terapeuta de pareja Harold Estrada, del Centro Médico Imbanaco, les aconseja a los hombres no perder la magia de las palabras y las caricias. “A las mujeres jamás hay que dejar de decirles cosas bellas, eso les dispara en el cerebro los niveles de dopamina que hacen que aumente el deseo sexual”. 6. Guerra de hormonasLa testosterona, que interviene también en el deseo, baja radicalmente con la edad. A los 40 años se segrega la mitad que a los 20 y a los 60. “Pero estas hormonas bajan más rápido cuando en las parejas no hay conciencia de alimentar la sexualidad”, concluye Estrada. ¿Falta de apetito sexual?1. Suele tener ganas de sexo A. Todos los días.B. Solo cuando su pareja la busca.C. De forma imprevisible.2. Si su pareja la besa y la acaricia usted:A. Siente mucha excitaciónB. No la excita para nada, pero finge.C. Bosteza y se da media vuelta.3. Desde que nacieron sus hijos su vida sexual.A. Es más ardiente. B. Es igual de apasionada que antes que tuvieran hijos.C. Se ha deteriorado sustancialmente.4. ¿Cuándo fue la última vez que usted lo sedujo con ropa interior sexy?A. Hace algunas semanas.B. Hace varios meses.C. Ya ni se acuerda.5. ¿Cada cuánto alcanza el orgasmo?A. Siempre.B. Algunas veces, aunque suele fingir.C. ¿En este milenio?ResultadosMayoría A: a pesar de las obligaciones o preocupaciones, no ha dejado que la pasión ni el deseo hacía su pareja desaparezcan.Mayoría B: fingir no es la solución cuando el deseo sexual es bajo, esto puede empeorar las cosas y terminar en una insatisfacción sexual grave. Mayoría C: su deseo sexual por su pareja es mínimo. Es urgente un plan de revitalización. Es importante dialogar con su pareja sobre las posibles causas o consultar a un terapeuta.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad