Pharrell Williams, un hombre 'Happy'

Pharrell Williams, un hombre 'Happy'

Abril 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Pharrell Williams, un hombre 'Happy'

Pharrell Williams fue incluido en la lista de las ‘100 personas más influyentes del mundo’ por Time.

El ganador de siete premios Grammy, creador de la archifamosa canción ‘Happy’ y jurado estrella del reality de canto ‘The Voice’ habló con El País sobre sus triunfos y proyectos a futuro.

Mr. coach

Los amantes de los concursos de canto no se pierden el reality ‘The Voice’, del canal Sony, que acaba de comenzar  su octava temporada.  

Y gran parte de la atención recae sobre  la megaestrella Pharrell Williams, famoso en todo el mundo por una canción pegajosa y pertida que fue la banda sonora de ‘Mi villano favorito’. 

Se trata de ‘Happy’, canción número 1 en las listas de una treintena de  países en 2013 y 2014, desde Estados Unidos hasta Holanda, Nueva Zelanda y Rusia, y toda Latinoamérica.

 “Porque soy feliz. 

Aplaude si te sientes como una 

habitación sin techo. 

Porque soy feliz. 

Aplaude si sientes que  la felicidad 

es la verdad. 

Porque soy feliz. 

Aplaude si sabes que  la felicidad 

es para ti.

Porque soy feliz. 

Aplaude si sientes que eso es lo que quieres hacer”.

Así reza la letra de esta canción. Pero no es la única que ha hecho famosa, pues Pharrell Williams ha escrito y producido numerosas canciones para artistas como Michael Jackson, Madonna, Britney Spears, Kylie Minogue, Shakira, Snoop Dogg, Gwen Stefani, Nelly Furtado, 

Justin Timberlake, Backstreet Boys, Pitbull, NSYNC y  Lindsay Lohan, entre otros.

En 2013, Pharrell  se destacó también  como colaborador y productor en el cuarto trabajo de Daft Punk, ‘Random Access Memories’, para el que realizó ‘Get Lucky’ y ‘Lose Yourself to Dance’. También  produjo el éxito ‘Blurred Lines’, del cantante de R&B Robin Thicke, lo que le valió el Grammy al Productor del año. 

Todos los viernes y sábado se le podrá seguir la pista a través  del reality ‘The Voice’, donde ejerce como entrenador de nuevos talentos al lado de Christina Aguilera (quien acaba de dar a luz su segundo hijo), Adam Levine y Blake Shelton, mientras Carson Daly es la ‘host’ del programa.

El formato de ‘The Voice’ tiene cuatro etapas: la primera,  audiciones a ciegas; luego, las rondas de combate; posteriormente, las batallas y por último, los shows de cada participante en directo.

Durante las audiciones a ciegas, las decisiones de jurados como Pharrell Williams  se basan únicamente en escuchar la voz de los participantes, sin ver su apariencia física. 

Si el ‘coach’ está impresionado por la voz del artista, él o ella pulsan un botón para seleccionar al participante a fin de que forme parte de su equipo. 

En ese momento, la silla del ‘coach’ gira, y recién ahí puede ver al elegido o elegida. Si más de un entrenador pulsa el botón de selección, el participante es quien decide en qué equipo participará. 

Por último, si ningún entrenador pulsa el botón de selección, el artista queda eliminado de la competencia.

Una vez definidos los equipos, la batalla comienza. Los entrenadores se dedicarán a la preparación de sus artistas, dándoles consejos y compartiendo los secretos de su éxito, junto con la ayuda de sus asesores. 

Durante las rondas de batalla, los entrenadores se enfrentarán a dos de sus propios miembros del equipo, en un “cara a cara” para cantar la misma canción juntos, frente a una audiencia en el estudio.

Después de la batalla vocal, el entrenador deberá elegir cuál de sus cantantes avanzará a la siguiente ronda de la competencia, mientras que el artista no elegido quedará como disponible para ser tomado por otro entrenador. Cada entrenador tiene dos chances de robar un participante de otro ‘coach’ a su equipo durante las rondas de batalla.

Al final de las batallas, sólo los miembros más fuertes de la nómina de cada entrenador se mantendrán en carrera y pasarán a la siguiente ronda. Los artistas competirán nuevamente con un miembro de su propio equipo, pero esta vez, sabrán con quien competirán solo unos minutos antes de realizar la performance. 

En la fase final de la competencia, en el marco de presentaciones en vivo, los mejores artistas de cada equipo se enfrentarán cada semana uno contra el otro. 

La audiencia televisiva votará para salvar a sus artistas favoritos, y los dos artistas con el menor número de votos serán enviados semanalmente a sus respectivos hogares. Finalmente, solo uno recibirá el título honorífico de ‘The Voice’, y ganará el gran premio: un contrato de grabación con una productora discográfica.

Pharell habló con la prensa mundial a propósito de esta octava temporada del show de canto, del que se han hecho versiones exitosas en muchos rincones del mundo, incluida Colombia. 

Aquí, lo que dijo el cantante, compositor, productor e intérprete de batería, piano y guitarra: 

¿Cómo preparar a los chicos para enfrentar las reacciones  de la gente en internet y cómo los preparan cuando pierden y deben volver a casa? 

El show no es una compañía discográfica. Es un ámbito de entrenamiento, una academia y sólo es posible avanzar cuando se tiene lo que se necesita para seguir adelante. No hay nada de malo con esperar ganar y que no ganes, no hay nada de malo en irte a casa. Pero la gente que vuelve a casa ya es diferente, porque ha tenido tutores que ni en un millón de años hubiera conocido. Mencionemos la posibilidad de tomar lecciones con Adam Levine, o aprender como controlar y alargar tu vibrato con Cristina Aguilera, o aprender cómo poner más corazón y más alma a tu interpretación, como les enseña Blake Shelton.

Del reality  ‘The Voice’ (a diferencia de la competencia ‘The X Factor’) aún no sale un artista como Kelly Clarkson o Carrie Underwood.  ¿Por qué?

Para nosotros es un regalo. Es un regalo poder entregar a otros lo que hemos aprendido. Así que a quienes nos preguntan por qué no salen más estrellas del show, les pregunto: ¿Cuándo fue la última vez que ustedes produjeron una? Cuándo fue la última vez que fueron el mentor de alguien, o se tomaron el tiempo para realmente lidiar con las emociones de la gente.

Estos chicos… estos chicos no son falsos. No hay un control remoto en sus caras que escurra el agua a tiempo. Estos chicos son personas de carne y hueso, no robots, y lo mismo pasa con nosotros.

El show no es sobre alguien cantando por un contrato o por una firma, este show  trata sobre un grupo de gente que realmente se preocupa por la gente que encuentra y que se asegura de que salgan transformados cuando se vayan.

¿Cómo manejan los nervios de los participantes? 

Puedes ser bueno en algo, pero cuando la presión ataca, todo es diferente, porque las condiciones son diferentes. Por ejemplo en arquería, cuando el viento sopla fuerte debes calcular eso, igual en el golf. El viento es un factor, ¿sabes? La presión viene cuando no te anticipas a lo que puede ocurrir. Algunos de estos chicos son muy buenos, y creo que todos ustedes se quedarán sorprendidos, van a pensar que llevan 30 o 40 años cantando, y algunos de ellos solo tienen 15, 16, 14 años. 

¿Qué impacto tienen realities como ‘The Voice’ en la industria de la música como un todo?

Siempre les digo a los chicos que dejen de preocuparse por la industria, porque no existe. La mayoría de los cantantes de hoy que alcanzan el éxito no lo obtienen por las disqueras o los sellos musicales, las tienen por ellos mismos.

Este ya no es el mismo lugar que era. Así que un artista no necesita disquera, sino un MacBook Pro con Logic, ese es su estudio.  Y necesitas iTunes, para que la gente compre tu  música si quiere. Y también necesitas Livestream, y no hace falta una disquera para ello. Y la radio no se fija en lo que les dicen las diqueras, ellos ponen lo que se siente bien, lo que está allá afuera. Así que… todo depende de ti. Así que no me concentraría tanto en el negocio, como en la música en si. Porque si no tienes muy buena música, jamás se hará viral. Luego, sí, consíguete un buen abogado y  estarás bien. 

¿Qué tanto disfruta el rol de ‘coach’? 

Todo lo que hemos aprendido como músicos,  disfruto devolviéndolo a los chicos. Trabajar duro y verlo reflejado en un show, tener que darles consejos y sugerencias sobre cosas que otros nos han dado a nosotros o que nosotros mismos hemos descubierto, es lo primero que quiero resaltar. 

Y lo segundo que disfruto es que el verdadero show comienza cuando se apagan las cámaras. Las mejores partes del show son las que ocurren detrás de escena. He encontrado las personas más graciosas que conozco. 

Usted no ha ganado aún como jurado, ¿qué piensa sobre este hecho? 

Yo, hasta ahora no he podido ganar como jurado, pero lo he disfrutado muchísimo, porque ves a estos jóvenes iluminarse, cada vez que ven que surge algo distinto de ellos mismos. No es que uno como jurado lo haya hecho surgir, es que ya estaba en ellos y uno simplemente lo ha señalado, se los ha hecho ver. Y ellos lo reciben, lo identifican y lo llevan a un nuevo nivel. Eso, para mí, es haber ganado. No gana el show, pero me contento con eso. 

El próximo 1 de junio Pharrell William será reconocido como Ícono de Moda de 2015, por el  Consejo de Diseñadores Americanos (CFDA), en el Lincoln Center de Nueva York. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad