ENTRETENIMIENTO

Perfumista Jean Paul Guerlain sancionado por comentario racista

Marzo 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:

El actor Charlie Sheen y el diseñador Jean Paul Gaultier recibieron fuertes sanciones por comentarios racistas y ahora el turno es para el perfumista Jean Paul Guerlain.

Un nuevo caso de racismo vuelve a ser repudiado en el mundo. Ahora es el famoso perfumista francés Jean-Paul Guerlain quien tendrá que pagar un precio muy alto sus palabras despectivas contra los negros.Sus “injurias racistas” le costarán US$8.000, a los que tendrá que adicionarle US$2.500 que deberá pagar a cada una de las tres asociaciones antirracistas francesas que lo denunciaron por las polémicas declaraciones que hizo en octubre de 2010 en la televisión pública francesa ‘France 2’, al presentar su perfume Samsara.“Por una vez, me puse a trabajar como un negro. No sé si los negros han trabajado tanto, pero bueno”, indicó Guerlain en ese programa.El Tribunal Correccional de París le exculpó por la primera frase pero le condenó por la segunda. Guerlain empleó la expresión ‘negre’, que en francés tiene un sentido despectivo, en lugar de ‘noir’, más neutro.El creador pidió excusas por esas manifestaciones y trató de justificarse diciendo que él es “de otra generación” y que se trataba de una expresión corriente en su época. “Quería divertir a la periodista y lo lamento”, indicó el perfumista francés de 75 años, que confesó haber cometido “una imbecilidad”.“Presento todas mis excusas a la comunidad negra por esta tontería, cualquier cosa menos racista”, indicó Guerlain a la prensa en ese entonces.Pese a las excusas, ni el Ministerio Público ni las acusaciones particulares retiraron la denuncia porque consideraron que sus palabras habían provocado problemas de orden público.Aunque el juez pudo haber impuesto una pena de hasta seis meses tras las rejas, no le sentenció a prisión. Sólo tendrá que pagar una multa.En el 2002, cuando todavía estaba al frente de su perfumería, fue denunciado por trabajo clandestino en sus plantaciones de la isla de Mayotte, la colonia francesa situada en el océano índico.Ante esa acusación afirmó: “Ya se sabe que aquí la mano de obra clandestina es un mal endémico”.Meses después y tras el escándalo provocado por esas palabras, trasladó sus actividades a la vecina isla de Anjouan, perteneciente al archipiélago de Comoras.Estos incidentes estuvieron en el origen de una campaña que, a través de internet, pidió que se boicotearan los productos de Guerlain, actualmente propiedad del gigante del lujo LVMH y donde el fundador de la perfumería más antigua de París no es ni asalariado ni accionista de la marca que lleva su apellido, sino simplemente consejero en tendencias olfativas.Como si fuera poco, el perfumista se ha visto envuelto recientemente en otra denuncia por injurias racistas, tras la denuncia presentada por tres empleados ferroviarios, dos hombres negros y una mujer de origen asiático. El episodio sucedió el pasado 24 de febrero, cuando Guerlain perdió el tren Eurostar que se disponía a tomar en la Estación Norte de París. El creativo insultó a los tres empleados que lo asistieron en su silla de ruedas. “Francia es un país de m***, es una caja de m*** y encima somos servidos por inmigrantes”, manifestó Guerlain a los operarios.“Fue humillante y chocante”, señaló uno de los empleados, quien añadió que él y sus colegas son “tan franceses como ese señor”.Las asociaciones SOS Racisme y el Consejo Representativo de las Asociaciones Negras (CRAN) mostraron ayer su satisfacción por la condena impuesta a Guerlain, quien es considerado una auténtica leyenda en el mundo del perfume. Jean Paul fue prácticamente criado entre bellos frascos de fragancias míticas y hace parte de la quinta generación de una de las familias de perfumistas más destacadas de la historia. Hoy se le conoce como el ex ‘nariz’ de los perfumes Guerlain.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad