Patrick Delmas habla de la nueva película ‘La justa medida’
ENTRETENIMIENTO

Patrick Delmas habla de la nueva película ‘La justa medida’

Noviembre 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Patrick Delmas habla de la nueva película ‘La justa medida’

Luego de 15 años de matrimonio estable, Ramón tiene una preocupación: ¿será que el tamaño de su pene no es suficiente? Recurre a uno de sus empleados más viriles, Rocco, para que lo aconseje. Con tal de revivir la pasión con su esposa Tatiana, está dispuesto a lo que sea...Este es el argumento de la película.

La película ‘La justa medida’ desmitifica la imagen de galán del actor franco colombiano Patrick Delmas. Para él sí importa el tamaño... del humor.

s redes sociales han hecho una fiesta las últimas semanas con el nombre de Patrick Delmas. “Corre un terrible rumor... ¡quién lo creyera! Patrick lo tiene chiquito”, ha sido uno de los tweets más vistos en Colombia. Al contrario de molestarse, el actor está fascinado con la acogida para con la película ‘La justa medida’, cuyo argumento ha originado el simpático cuento.“En Colombia le dan mucha importancia al tamaño, es diferente en Europa”, dice Patrick, quien en 2012 estrenó nacionalidad colombiana y cada día se siente más apegado a nuestro país, donde no solamente ha desarrollado su brillante carrera, sino que conforma con la mánager de artistas Mafer Cortés, una de las parejas más estables del mundo del espectáculo.Empezó su carrera en la televisión francesa desde 1995, pero desde 1992 ya había hecho cine. En Colombia, además de variadas obras teatrales en las que ha participado, es famoso por personajes en la televisión nacional como el de ‘Yo soy Betty, la fea’, ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘Allá te espero’. Por su prolífico trabajo ha obtenido premios India Catalina y TV & Novelas.En cine nacional ha participado en ‘La gente honrada’, de Bob Decout y ‘Saluda al diablo de mi parte’, de Juan Felipe Orozco. Pronto lo veremos en la cinta venezolana ‘El diario de Bucaramanga’, de Carlos Fung. En ‘La justa medida’, interpreta a un hombre que está hecho un manojo de nervios porque supone que el tamaño de su pene no está a la altura del amor por su esposa.Ramón, el personaje de Delmas en la película, es un esposo acomplejado por las ‘categóricas’ imágenes de los tipos que trabajan en el porno, calenturientos, dotadísimos, insaciables. Al igual que a millones de hombres en el mundo, la proliferación de canales pornográficos en los medios de comunicación, con sus modelos gigantes, desvirtúan la verdad y enfatizan la creencia de que el tamaño del pene debe ser muy grande para un máximo disfrute.¿Cómo llega esta película a su carrera?A partir de una reunión de amigos, con el director Colbert García tuvimos inicialmente la idea de una serie de televisión con el tema del tamaño del pene, que se presta para muchas situaciones jocosas. Empezó como un juego, una conversación divertida, y ahora es una película. Para mí es muy importante, justo porque aporta una nueva imagen a la que el público está acostumbrado a verme. Fue algo similar a lo ocurrido con la serie ‘Aquí no hay quien viva’, para cualquier actor es una gran oportunidad hacer un anti-galán. Lo disfruté muchísimo y me divierte la sonoridad que ha tenido el estreno de la película.¿No teme que este personaje afecte su imagen de hombre atractivo?(Risas). Al contrario, la gente tiene muy claro que es un papel, Ramón forma parte de la ficción, como él, hay muchísimos hombres que viven angustiados por su tamaño genital. Me han preguntado muchas veces si creo que el tamaño importa. Yo siempre contesto que lo que más importa es el tamaño del humor.Entonces... ¿el tamaño no importa?Eso es un tema de pareja, porque también depende de lo que espera la mujer. Habrá mujeres que busquen penes gigantes, pero la mayoría se van por el tamaño promedio, como lo confirmó la encuesta del Centro Nacional de Consultoría que se hizo a propósito del estreno de ‘La justa medida’. Más que el tamaño del pene, pienso que las parejas están siempre abocadas a tener la actitud necesaria para no dejar apagar la pasión sexual. Hay que ser creativos y recursivos.¿O sea que son válidos los consejos de Rocco en la película?Alejo Aguilar creó un personaje sumamente divertido, que es un reflejo de un prototipo que vemos mucho en Colombia. El semental que se las sabe todas. Pero también tiene sus debilidades, como se ve en la película. Sus consejos son certeros para cualquier pareja. Hay que tomar riesgos, fantasías, palabras, todo lo que sirva para romper la monotonía, algo difícil de evitar para un matrimonio de varios años. Son completamente válidos los consejos de Rocco, hay que ponerlos en práctica (risas).¿Usted practica lo de las palabras sucias?Uy, pero qué atrevimiento preguntar esas cosas (carcajadas). Yo tuve un problema cuando recién me casé, porque no hablaba bien español y algunas palabras se me pasaban. Pero he ido aprendiendo a decirlas y a escucharlas. Ya he confesado antes que me fascina que me maltraten, muchos hombres tenemos la fantasía de la sumisión. Es simplemente un juego erótico, no hay que ponerle mucha trascendencia. Conozco hombres que se asustan cuando la mujer lo intenta, o viceversa, en definitiva, lo que hay que hacer es relajarse y disfrutar. ¿Y usted, qué consejo le da a las parejas para mejorar su intimidad?Hay que saber escuchar, tolerar y aceptar. Y tengo una frase que podría ser trascendental: “La lengua es el órgano sexual que a veces también sirve para hablar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad