‘Papá Jaime’ está en Cali para presentar su nuevo libro ‘Escucha la voz de tu corazón’
ENTRETENIMIENTO

‘Papá Jaime’ está en Cali para presentar su nuevo libro ‘Escucha la voz de tu corazón’

Junio 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. - Reportera de El País.

En diálogo con El País, ‘Papá Jaime’ profundiza en los aspectos más llamativos del libro.

A través de una serie de historias de vida, todas elegidas para inspirar al lector a soñar, amar, perdonar y servir, Jaime Jaramillo, más conocido como ‘Papá Jaime’, llega ahora con un nuevo compendio de lecciones para la vida con su libro ‘Escucha la voz de tu corazón’. Esta publicación también será el eje temático de un taller que dictará este fin de semana en Cali. En diálogo con El País, ‘Papá Jaime’ profundiza en los aspectos más llamativos del libro. Recalca la importancia de soñar, amar, servir y perdonar. ¿Son esos los pilares de la felicidad?La misión que una persona tiene en este mundo es una: amar, perdonar y servir. Amar sin condicionamiento, porque cuando amas con condicionamiento hay sufrimiento, apego, conflicto, frustración. Perdonar, recordar sin dolor, sin rencor, sin resentimiento. Y servir, compartir amorosamente. Cuando amas, perdonas y sirves se entiende que la misión es ser feliz, disfrutando el presente, el aquí y el ahora. Nunca jamás hay que dejar de soñar, de ponerle alas a la imaginación y un tren de aterrizaje a los sueños. Explíquenos, ¿cómo se le pone ‘tren de aterrizaje a los sueños’?Cuando tienes un sueño y no hay acción, tu sueño se convierte en pesadilla, se vuelve frustración, es tu cadena, la que te hace sufrir. Hay que hacer un plan de acción, concreto, específico y a corto plazo. Uno no puede soñar a 50, a 30 años, hay que soñar a un mes, a un año, a cinco años. Si logra la meta de un mes, va por la siguiente. Pero si la pone a 30 años, al otro día está desinflado porque es muy largo. ¿Cómo escuchar la voz del corazón?Lo importante es que en silencio escuches la voz interior que emana de tu corazón, ahí puedes elegir lo que para tu vida es importante. No hay nada más poderoso que la voz del corazón, pero cuando él está herido y lleno de creencias que hacen daño, sufres. Jesús decía que cuando el corazón está limpio se puede actuar con conciencia. Hay que escuchar la voz de tu corazón, no la mente porque ella dispara más de 70.000 pensamientos por día, repetitivos, inconscientes y la mayoría negativos; y ni tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos. La idea es ser maestros de nuestra mente y discípulos de la voz que emana del corazón, esa nos lleva a encontrar plenitud en la vida, a encontrar el amor en lo que se hace y a elegir con conciencia. Entonces, ¿el primer paso es regalarnos un tiempo y estar solos, en silencio? El primer paso es inhalar profundo, exhalar, relajarse y en silencio podemos auto observarnos y escuchar esa voz. Nos han mostrado que no es bueno estar en silencio cuando es todo lo contrario. Cuando uno aprende a disfrutar del silencio encuentra la riqueza que está en el interior. ¿Y si el corazón es el que debemos escuchar, qué hacemos con la mente?Para manejar la mente hay dos herramientas: fuerza de voluntad y conciencia. Cuando se aprende a manejarlas se disfruta lo que se hace. Pero si no estamos conscientes de lo que hacemos, se sufre. En el libro plantea que uno debe aprender a disfrutar lo que la vida le da. ¿Esa no es una utopía cuando los seres humanos somos unos eternos inconformes?Infortunamente, esa inconformidad es pura y física ingratitud. La gratitud y la apreciación son las herramientas más poderosas que te conectan con tu espíritu, con tu corazón. Cuando agradeces y aprecias, estás en tu esencia. La gratitud te lleva a disfrutar lo que tienes. Infortunadamente no disfrutamos lo que tenemos sino que estamos buscando tener lo que no tenemos y tenemos hasta miedo a perder lo que tenemos. Cuando somos niños tenemos afán de ser grandes y viejos. Y cuando estamos viejos daríamos todo por recuperar la juventud que nunca supimos apreciar. Vivimos como si no nos fuéramos a morir y morimos como si nunca hubiésemos vivido. Es importante estar conscientes, presentes, disfrutar, agradecer lo que tenemos. Habla de ser artífices de nuestro destino y en el libro lo ejemplifica con una chica que de ser habitante de la calle se hizo esteticista y cambió su detino. ¿Pero qué hacer cuando el destino nos enfrenta a situaciones como accidentes o enfermedades?SSiempre que eso sucede no hay que preguntarse ¿por qué?, sino ¿para qué? Qué quiere Dios que aprendas, qué tienes qué evolucionar, qué tienes que trascender. Hace cuatro años, en un accidente, quedé más muerto que vivo: sin gusto, sin tacto, sin olfato, sin sensibilidad, en silla de ruedas y sin memoria... Ahí bajé la cabeza, acepté la realidad y me puse metas concretas y empecé a luchar por sueños cortos. Cuando uno se pregunta “¿para qué?” encuentra dones, cualidades y talentos naturales que lo ayudan a surgir. Cuando uno elige, decide y actúa diferente, el resultado es sorprendente. Eso es obrar con conciencia.A propósito, ¿cómo se logra ese despertar de la conciencia que es básico para los procesos personales?El despertar de conciencia empieza cuando te observas en silencio y revisas tus emociones: si estás triste, si tienes miedo, si estás angustiado... cualquier emoción que tengas indica lo que está sintiendo el corazón. Eso viene de lo que se piensa y eso viene de una creencia, que por el hecho de ser creencia no significa que sea verdad. Entonces, si se cambia la creencia, cambia la manera de pensar, de sentir y de experimentarlo en la vida. Entonces despiertas. Pero si no miras hacia adentro y no te conoces, ¿cómo te librarás de las cadenas mentales que te amarran? El primer paso hacia la liberación es el conocimiento de sí mismo.Lea aquí una de las parábolas incluidas en el libro ‘Escucha la voz de tu corazón’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad