Padre 'Chucho' habla sobre su participación en 'Tu Cara me Suena' y las críticas que generó

Marzo 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lina Maria Álvarez y Meryt Montiel Lugo | El País
Padre 'Chucho' habla sobre su participación en 'Tu Cara me Suena' y las críticas que generó

“Escandalizan más actitudes agresivas y arrogantes que golpean a la sociedad, que una persona que trabaja haciendo reír a los demás”, Jesús Hernán Orjuela, más conocido como el padre Chucho.

Por haber participado en ‘Tu cara me suena’, el sacerdote se convirtió en blanco de duras críticas. Habla sobre la adopción gay, lo divino y lo humano

Lo que parecía una eucaristía común y corriente pudo ser su última cena. Era un Jueves Santo de 1996 y Jesús Hernán Orjuela tomaba un sorbo de la copa de vino de consagrar mientras, con su carisma, cautivaba a los feligreses. Solo un poco bastó para que las náuseas lo atacaran. El vino, diagnosticarían los médicos, tenía cianuro. Lea también: El padre 'Chucho', una figura de odios y amores Ya pasaron 19 años desde que intentaron envenenar al ‘Padre Chucho’ en la Parroquia Santa María de Caná, en Bosa, al sur de Bogotá. El primer ataque de muchos. En aquella época, solía encontrar símbolos satánicos pintados con sangre en las paredes del templo, excremento a la entrada, perros descuartizados en el altar. Todo porque luchaba contra pandillas y urbanizadores ilegales que querían estafar a la comunidad. Sujeto de varios chismes, calumnias y hasta demandas, el ‘Padre Chucho’ ya no le tiene miedo a nada. Pero el sacerdote bogotano sigue siendo motivo de escándalo, esta vez por haber participado en el concurso de Tv. ‘Tu Cara me Suena’, del que hace unos días fue eliminado. ¿Cuál de los personajes que imitó le resultó el más difícil?Imité a Raphael, Roberto Carlos, Beto Cuevas, Andrea Bocelli y Jorge Celedón. Uno de los más complejos fue Beto Cuevas, porque no lo había escuchado. Es un personaje complejo en la letra, pero fue muy interesante acercarme a él. ¿Por qué un cura quiere exponerse participando en un concurso de estos?Precisamente porque no ganaba dinero, el dinero era para la fundación ‘Un hogar de Tania’. Si a mí me ponen a cantar y hacer el ridículo por miles de millones de pesos no lo hago, pero si lo tengo que hacer por amor, para que rían los que sufren, los que están enfermos, para ayudar a los necesitados hago lo que sea, hasta el ridículo. Por mis hermanos me la juego. Esa fue la motivación: ganar para otros.Y en este caso era para esta fundación donde llegan jóvenes que han sido abusadas sexualmente y quedan en embarazo. Con amor estas niñas pueden tener sus hijos con dignidad o ponerlos en adopción siguiendo todos los procesos de la ley. Aunque la mayoría se quedan con sus pequeñitos y los aman.Me parece cruel que a una joven abusada se le haga más daño con el aborto. El Estado tiene que hacer algo. Tiene que cuidarlas. No deben existir mujeres abusadas. La ley solo dice “aborten, aborten”, pero no se preocupa por la raíz del problema. No hacen nada al respecto. ¿Es cierto que el obispo Juan Vicente Córdoba le dio permiso para que participara no sabiendo muy bien cómo era el programa y le dio un ‘patatús’ al verlo y le pidió que saliera pronto?Bueno, él sí sabía, él es un hombre con un corazón también muy abierto y sabe que lo que escandaliza sí no lo debemos permitir, pero, más que él, fueron otros prelados que estaban asustados porque yo estaba escandalizando por ponerme una peluca. Se escandalizaron por eso y no por cosas que sí son graves para la Iglesia. Qué ridículo, piensan algunos, colocarse una peluca. Yo amo las pelucas porque vi a mi mamá con su cáncer cubrir su dolor y su tristeza con una peluca y desde ahí he visto con amor a las mujeres, hombres y niños que se colocan una peluca para cubrir el dolor. El que no conoce y juzga en eso se queda, juzgando y botando basura a los demás, se escandalizan por cosas que no me parece. ¿Cómo ha tomado las críticas que le han hecho por participar en 'Tu cara me suena'?Me critican mucho. Inclusive el sacerdote Álvaro Zapata sacó un artículo en un periódico de la Conferencia Episcopal, diciendo que los sacerdotes no podemos ser los payasos de la sociedad.Yo le digo a este sacerdote, padre, si me quiere insultar insúlteme de otra manera, pero no trate mal a los payasos porque los payasitos son seres humanos que no son menos dignos que un cura. Todo lo contrario. Los payasitos nos llevan la delantera en el reino de los cielos porque han hecho reír a los que están tristes, mientas que nosotros hemos dormido a muchos cristianos en las homilías y los hemos escandalizados con nuestra soberbia y amargura. En el artículo de este padre no lo menciona pero es una pulla para usted…Por supuesto. Creo que el padre sabe muchas teorías, pero no hay que mostrar tantas teorías sino testimonios de vida con obras, con obras mostramos nuestro compromiso. No quiero ufanarme de las obras que hago porque las hago con la fuerza de Cristo y de la Iglesia, pero de ese padre no conozco ninguna obra social. ¿Se considera un cantante frustrado?De niño, con mi hermano, cantábamos. Mi papá y mi mamá también lo hacían. Algún día me llevaron a la academia a aprender a tocar teclado y guitarra, pero siempre quise tocarle a Dios. A mí siempre me daba pereza esas canciones románticas. Yo nunca quise ser, ni pensé en ser un cantante o una estrella. ¿En qué se parece el Padre Chucho a Raphael, el primer artista que imitó?Muchos me dijeron que me movía como Raphael (risas). Pero me parezco en lo escandaloso y en que fuimos creados por Dios. ¿Qué fue lo difícil de todo este proceso?Si hay algo duro de todo este proceso y de la televisión son los comentarios, porque yo encarno odios y amores. A mí no me afecta para nada lo que la gente diga. Siempre creo que si una persona es capaz de destruir con palabras agresivas y crueles, es capaz de todo. A veces me duele, más que por mí, por mi familia, y mis sobrinos. Ellos sufren mucho por la violencia con las que algunos sin conocerme me tratan. ¿Por qué ha asegurado no estar de acuerdo con la Teletón?Cuando yo estaba en un sector deprimido de la ciudad y fuimos a buscar una ayuda para dos jóvenes en situación de discapacidad, nos la negaron. El domingo, frente a tres mil personas, una señora llegó desde Popayán buscando La Teletón y no le abrieron las puertas. Hay tres mil testigos. Yo tengo un hermano discapacitado y no necesito invalidarlo, ni aprovecharme de su dolor. No podemos hacer de la situación de discapacidad, una capacidad especial para recaudar un dinero que no se sabe cómo lo invierten. Ese dinero no llega nunca al que verdaderamente lo necesita. ¿Qué piensa acerca de la adopción de parejas homosexuales?Una vez me preguntaron qué pensaba de los que están en condición homosexual y creo que ninguno está en “condición”. Tenemos la misma: somos seres humanos. Hay una orientación y no podemos tapar el sol diciendo que es una enfermedad. Para mí no lo es, es solo una preferencia.Hay algo que se llama familia en el plan de Dios, pero si hay dos seres humanos, dos hombres o dos mujeres que se aman y conviven, también se tienen que respetar sus derechos. Creo que pueden hacerlo.He conocido casos donde el padre le pega al niño y la madre se va a vivir con su hermana que vive con una pareja lesbiana y los niños crecen allí.Sin embargo, es un poco difícil, porque también los niños deben tener un paradigma de hombre y otro de mujer. ¿Por qué el Padre Chucho es tan polémico?Porque encarno los amores de los que aman a la Iglesia y los odios de los que la rechazan. De usted se han dicho cosas buenas y malas…Cree en todas las malas (risas). ¿Cómo hace para soportar demandas y tantos chismes en su vida sacerdotal?Lo más triste es que muchas veces vienen hasta de los mismos hermanos sacerdotes. Me da tristeza, pero no me dejo intoxicar. Por esta época la gente se confiesa los viernes de vigilia: ‘acúseme padre que comí carne, costilla y marrano’. Pero la carne humana que nos comemos, quitándole la dignidad a los otros y descalificándolos, pareciera que no doliera y esa carne no me la como yo. Lo que intoxica y destruye el corazón de las personas no me lo como. Yo me alimento de las cosas bonitas que vienen del amor. Y los seres maravillosos afortunadamente son más, las personas que se han dejado invadir por el amor de Dios; es más fuerte el amor, la alegría y la bondad de mujeres, hombres, niños, jóvenes, que la arrogancia de algunos poquitos que buscan destruir y sembrar esa violencia. Fue acusado de robarle un cuadro a una reclusa; una colaboradora suya lo demandó por explotación laboral y tuvo problemas con los vecinos de su parroquia por el ruido de sus misas en el espacio público. ¿Cómo van estos procesos jurídicos contra usted?Todos precluyeron, pueden investigar en todos y te puedo actualizar y con pruebas.Empecemos por el cuadro. Fue una bondad mía de amor y de cariño por una persona de México que estaba en la cárcel de El Buen Pastor. Ella me entregó un cuadro que en México puede costar dos dólares no más, yo me lo llevé con amor para ayudarle a esta mujer. Cuando salí de la cárcel de El Buen Pastor me llamaron para decirme que el cuadro tenía un costo de lo que quisiera y luego cuando nadie lo compró me dijeron que el cuadro valía medio millón de pesos. ¿Qué hice? Pues aunque vi que era injusto, yo me había comprometido, consigné el medio millón de pesos a una cuenta de la cárcel de El Buen Pastor. Alguien que conoció del tema y salió de la cárcel quiso hacer escándalo con lo del cuadro, pero lo que no sabía esa persona era que yo ya había consignado los $500.000 a la señora mexicana que estaba en la cárcel. Esta persona que salió trabajaba en un restaurante cerca de la Calle 80 en Río Negro y después la investigaron porque cometió un delito. Ella quería cobrar por algo que no le pertenecía. Esto precluyó porque yo no quise ahondar ni denunciar. Yo di el dinero, ellos comprobaron que lo hice, que yo no robé a nadie, ni he estafado a nadie. ¿Y lo de la explotación laboral?La otra persona fue la mamá de un periodista, fue un noticiero que tuvo la intención de menoscabar mi imagen, no sé por qué y nunca tuvo ninguna relación laboral conmigo. Ese caso también precluyó. Sin presumir, esto lo digo con amor, pero las personas que trabajan conmigo no son empleados míos, son colaboradores, hermanos y a cada uno de ellos los he tratado con dignidad y no trabajan conmigo uno o dos años, llevan mucho tiempo trabajando conmigo y estoy listo si lo quieren investigar. Yo he sido la persona más justa y humana en el trato con las personas que están a mi lado. A veces una niña que está colaborando con el servicio doméstico pensamos que es como una esclava, no, para mí es un ser humano. Y me los llevo a viajar conmigo y a donde vamos ellos son los primeros. Nosotros tenemos que practicar la caridad en casa y soy muy justo en los salarios con ellos. Si el Gobierno aumenta una miseria para el mínimo yo no hago eso con mi equipo de empleados, nunca lo he hecho, ningún ser humano lo merece. Es una vergüenza ese mínimo que ofrece un Gobierno manipulado por la empresa privada en este país. ¿Y con lo del ruido qué pasó padre? Mi iglesia está en una zona de discotecas. Yo aprendí a dormir con el ruido de los muchachos que tienen derecho a su baile, yo no sé por qué no somos tolerantes. Si es un parque donde hay bares, discotecas, la gente disfruta toda la noche porque lo permite la Alcaldía. Yo creo que los muchachos tienen derecho a disfrutar, igual, yo celebro la misa. La primera es a las 7:30 a.m. y la otra es a las 10:30 a.m., pero tuve un problema cuando traje una experiencia de Santander, mi mamá es santandereana, donde la novena se hace en la madrugada, es una alborada muy linda, donde la familia comparte. Yo no me levanto a pelear sino a bendecir a las familias. No les gustó a los que se acostaban a las 4:00 a.m. trasnochaditos de la discoteca, les molestó que se levantaran personas a esa misma hora, pero a orar. Entonces igual creo que con todo el respeto, he bajado los decibeles, he cumplido con la norma y nada, siempre muy cumplidor, responsable y respetuoso de las minorías. Aunque hay unos que no me dejan dormir hasta las 5:30 a.m., me parece que, si yo no bailo, pues que otros bailen, ¿por qué eso me va a amargar a mí? Lo disfruto y yo bailo en mi cama, todos los ritmos, yo solo (risas). Ya después de tantos años, ¿puede contar por qué fue su salida de RCN realmente y cómo están sus relaciones con el canal?Yo le agradezco a Dios por cada experiencia que me ha regalado en la vida. Porque RCN fue un momento bonito para llevar la alegría de Dios, le agradezco a RCN Tv y a RCN Radio. La verdad, si tuviera que hablar crearía mucho dolor en Colombia por situaciones que prefiero callar, que prefiero llevar en mi corazón. Injusticias que se cometen las llevo con amor, con alegría y yo pienso que lo que puede causar heridas y escándalos en mi país prefiero hacer silencio y callar. Nunca he hablado, además porque fue una agresión fuerte, no contra mí, no fue para mí en lo absoluto. Fue una dificultad de agresión a la Iglesia y fueron manejos que se hacen en el país que los guarda mi corazón. Creo que a mí no me corresponde darles solución a esos problemas que son evidentes, cómo se manipulan a veces las instituciones y los medios para intereses particulares, pero no quiero ahondar en ese tema. Prefiero más bien que piensen en todos los comentarios que han sacado: que yo me iba fuera del país porque me iba a casar… Que peleó con Jota Mario y Laura Acuña…No, no, para nada. A ellos los bendigo. Los gigantes son más fuertes con los que hay problema y no era con este enanito (risas). Con ellos no. A Jota Mario le guardo cariño, respeto y gratitud. ¿Qué piensa de los ‘descaches’ del Papa Francisco?Cuando una mujer en el Congreso de Panamá dijo que los colombianos somos una escoria, nos dolió en el alma.A mí me da dolor lo que pasó con la mexicanización (el Papa expresó que Argentina se estaba mexicanizando). Ese, me parece el descache más grande, mucho más tenaz que cuando dijo que si alguien se mete con mi mamá, le pego un puño. Pobrecito el Papa porque sé que no lo hizo con la intención de hacer daño, sin embargo, a los mexicanos les ha dolido profundamente. Me parece una obra muy bella la que ha hecho, aunque hace comentarios que causan mucha tristeza.Aprovecho y pido perdón si en algún momento he herido a alguien por hacer un comentario sin mala intención, como seguro le pasó al Papa Francisco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad