Ómar Murillo, actor de telenovela 'La Selección' se confesó con El País

Abril 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ómar Murillo, actor de telenovela 'La Selección' se confesó con El País

En la vida real Ómar Murillo imitaba al ‘Tino’ Asprilla y ganó el casting para representarlo en la aclamada producción.

El actor caleño Ómar Murillo pasó de imitar al ‘Tino’ Asprilla a representarlo en la serie ‘La Selección’.

Mucho antes de llegar a la televisión, José Ómar Murillo ya era el ‘Tino’ de su casa. No había reunión familiar en el que este caleño no caracterizara al futbolista. “Eso me ayudó mucho, porque la práctica hace al maestro. Desde pequeño siempre he sido un hincha de Faustino, lo vi jugar y madrugué a todos sus partidos del Parma”, dice el moreno.No llegó a las canchas como el tulueño, pero si a la pantalla chica como su clon. Sobre lo que veremos de su personaje en la segunda temporada de ‘La Selección, Ómar prefiere no adelantar, solo dice que “vendrá mucho voltaje, veremos a un ‘Tino’ muy humano, lo veremos riendo y llorando”.Detrás de este moreno que quiso ser futbolista pero terminó en el modelaje, hay un creyente en Dios y un hombre entregado a su familia; tanto que el día del lanzamiento de la serie a los medios, abandonó el compromiso por acompañar a su mamá, quien sufre quebrantos de salud.Por eso desde una clínica, mientras acompañaba a doña Elodia en un chequeo médico, Ómar habló con El País.¿Qué admira y que comparte de la personalidad de Faustino Asprilla?Que es auténtico, único, que dice las cosas porque de verdad las siente, habla de frente. Me encanta que no habla mal de las personas. Pasará a la historia como un ícono del fútbol colombiano. Interpretarlo ha sido como lo fue para Will Smith haber encarnado a Muhammad Ali. ¿Se desnudaría como lo hizo el ‘Tino’ para la revista Soho?Si es por una obra social, por la ayuda al Pacífico colombiano, por educación y alimentación para los niños lo haría. Pero por gusto no.De niño soñaba con ser futbolista y terminó actuando. ¿Se siente hoy un futbolista frustrado?No, frustrado es cuando uno no logra ni siquera el objetivo. Yo sí logré jugar, lo que pasa es que no seguí la carrera futbolística, pero no me siento frustrado.Si su sueño era ese, ¿por qué se dejó seducir por el modelaje?En la vida a veces uno cree que un camino es el de uno, y resulta que no es. Lo bueno es que siempre tuve la certeza de que lo que Dios pusiera en mi camino lo haría bien. Hoy está en la cima de su carrera con su personaje del ‘Tino’, ¿qué lo hace tener los pies en la tierra?Mi madre siempre me enseñó que el hambre no dice adiós sino hasta luego. Estoy convencido de que si uno está lleno de cosas materiales, pero el corazón lejos de Dios, de nada sirve. ¿Es verdad que está dispuesto a retirarse del estrellato por motivos familiares?La fama es efímera, pero la familia no. Hoy puedo estar en una telenovela, mañana no, por eso no creo que haya que apasionarse tanto con esa vida. Amar y respetar tu trabajo, pero no verlo como si fuera lo último que tengas. Gracias a Dios soy de los que pienso que mi trabajo no lo es todo, mi familia es más importante.Muchos actores afrodescendientes han confesado que abrirse camino en la TV. nacional es difícil. ¿Comparte ese sentir?De pronto es que unos tenemos un corazón más débil que otros. Pero no se puede esconder que existe la discriminación en nuestro país, aquí te tratan por quien eres, si yo no hubiera hecho de ‘Bola 8’ o del ‘Tino’, no me harían esta entrevista. Todo es por una posición, y eso es lo que debemos cambiar, todos somos iguales. ¿Pero para usted, el color de la piel en Colombia abre o cierra puertas? De parte y parte. Por lo menos en la televisión, la mayoría de los actores negros han entrado a escena porque necesitan personajes con ese color de piel. Eso duele, necesitamos personajes que sean creados para actores no para negros, ahí es donde se ve realmente la inclusión en la televisión. No es buscar un tono de piel sino a un artista. Aquí también entran en juego el papel de los libretistas. ¿Qué aprendizaje le quedó para la vida haber tenido una niñez con escasez de recursos?Que no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita, que hoy estamos aquí y mañana no lo sabemos; que en la vida solo vale lo que tú hagas por los demás. Todo lo material es efímero. ¿Por qué Celia Cruz es su ejemplo a seguir?Celia alcanzó reconocimiento mundial y nunca dejó de ser auténtica. Eso hace grande a un ser humano, más que la fama y el dinero, es lo que hacen por los demás. Lo que decía Celia Cruz con su ¡azúcar! era felicidad, y eso es lo que hay que hacer, transmitir felicidad. Quienes lo conocen lo definen como un hombre extremadamente alegre y sonriente. ¿De dónde sale tanta energía?De Dios, bien lo dice: “Alégrense todos los que en mí confían”. Y como yo confío tanto en él por eso siempre vivo alegre. Hasta el último día de mi vida trataré de estar feliz. ¿Qué desdibuja su sonrisa?La mentira, la deshonestidad, los egos, las injusticias. Ver un país en el que unos surgen y otros no, que hay diferencias grandes por el color de la piel. ¿Cómo estar bien mientras los que están a tu alrededor sufren?¿Cómo surge esa relación tan cercana con Dios?Él ha hecho muchas cosas bellas en mi vida y me veo en la obligación de transmitirlas a los demás. No mantengo en misa, pero sé que con Dios se pueden alcanzar todas las cosas que se quieren.¿Cuál es su pecado más recurrente?Tantos. La ansiedad, todo lo quiero de inmediato.¿Para qué le sirvió el modelaje?Para tener autoestima, confianza, a quererme y a proyectar lo que soy sin pena. ¿El mundo de las pasarelas no riñe con la parte espiritual de la que habla? Es un mundo muy banal, sí, al igual que la actuación, como todo lo terrenal. Pero nuestro compromiso como seres humanos es no apasionarnos con lo banal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad