ENTRETENIMIENTO

No todos los ‘hackers’ son malos, y no todo saboteo

Mayo 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar, Colprensa
No todos los ‘hackers’ son malos, y no todo saboteo

Camilo García Cortés es Periodista y desde hace más de cinco años viene entendiendo, desarrollando conocimiento y publicaciones alrededor de la web, siguiéndole el paso al mundo ‘hacker’. Reconocido en redes sociales con el perfil @hyperconectado que cuenta con más de 14.000 seguidores.

La internet es hecho por ‘hackers’. Una reveladora inmersión al mundo de estos temidos y a veces incomprendidos seres.

Esa palabra suena mucho últimamente: ‘hacker’, pero pocos saben exactamente lo que significa el término. Se piensa, por lo general, que son unos piratas cibernéticos cuyo único propósito es difundir virus por la red y saquear cuentas bancarias. Para empezar, hay que saber que fueron ‘hackers’ los que hicieron de internet lo que es hoy en día, y que entre ellos están personajes de la talla de Steve Wozniac, cofundador de Apple junto con Steve Jobs. Es cierto que algunos han robado datos e información de famosos y personas del común, pero también están los que han hecho denuncias (tipo Wikileaks) o han saboteado páginas dedicadas a la pornografía infantil y a la trata de blancas. ¿De dónde salieron? ¿Cómo operan? ¿Cómo protegerse contra ellos? Estas son algunas de las preguntas que intenta resolver el periodista García Cortés, más conocido como @hyperconectado. Tras dos años de investigación nació ‘Mucho Hacker!’, un libro escrito para todo aquel que sienta curiosidad por el mundo digital.Hay mucha desinformación sobre qué es un ‘hacker’ y qué es lo que realmente hace...Son más los mitos que la información confiable que existe sobre estos personajes. Se cree, por ejemplo, que todos los ‘hackers’ roban cajeros de bancos. Sin embargo, hay ‘hackers’ buenos que buscan mejorar la seguridad de las páginas de internet a las que todos entramos. De ahí la idea del libro, porque la historia de los ‘hackers’ es muy larga y no había sido contada en Colombia. Hay mucho material en Estados Unidos, pero creado y diseñado para su propio mundo digital, por lo que era necesario aterrizar este tema a la realidad colombiana.¿Cómo explicar el mundo ‘hacker’Ha todos, incluso a aquellos que se declaran atropellados por la tecnología?Fue bastante complicado, empezando porque es un mundo que tiene su propia terminología, por lo que era necesario hacer un glosario completo. La idea del libro es que sirva a un espectro muy amplio de personas, desde las que no están en el mundo digital hasta estudiantes, ingenieros y expertos. Incluye un capítulo para periodistas, para que logren dar la información adecuada a la hora de hablar de ‘hackers’. ¿Qué fue lo más difícil de explicar?Hay términos muy difíciles de explicar, y no es sencillo traducirlos al español, pero creo que lo logramos. Inicié el libro con el ataque que sufrió la cuenta de Twitter de Álvaro Uribe Vélez. Quienes están metidos en el campo digital conocen bien las implicaciones de dicho ataque, explico cómo al Presidente que más seguridad ha tenido se le metieron a la cuenta y publicaron anuncios a su nombre. En esta era digital en que vivimos estos incidentes nos atañen a todos. ¿No todo ataque digital lo hace un ‘hacker’?No. De hecho, hasta los mismos gobiernos podrían hacer una ‘Denegación de servicios’, que es el bloqueo de una página por el número de usuarios en ella. Ese es uno de los ataques más usuales. No todos los ataques los hacen los ‘hackers’, y no todos los ‘hackers’ son malévolos.¿Qué identifica a un ‘hacker’?Lo primero que los identifica son las comunidades, con miembros anónimos que tienen ciertos ideales compartidos. En Colombia, hay muchos grupos que están permanentemente en línea y cada vez se están haciendo notar más y más.¿Qué buscan los ‘hackers’ con sus ataques?Tienen diferentes objetivos. En ocasiones, en especial cuando sabotean las páginas del Gobierno que son muy vulnerables, lo hacen precisamente para mostrar fallas de seguridad. Hace algunas semanas atacaron la página del Ministerio de las Telecomunicaciones y lo hicieron realmente fácil. Si esto sucede con este Ministerio, ¿qué se puede esperar de los demás? Son ataques que tienen mucho significado. ¿Qué pasó con Anonymus? En ese caso Anonymus, con su presencia digital contra la Ley 30, lideró una fuerte movilización social. Eso prueba la delgada línea que separa lo legal, lo social y lo que puede llegar a ser un juego.¿La justicia colombiana está preparada para comprender y frenar las andanzas de los ‘hackers’?Es complicado, porque las pruebas son difíciles. En nuestro país lo físico impera ante un juez, por lo que usualmente, de encontrarse culpable a un ‘hacker’, las penas son muy cortas. Los jueces o fiscales no tienen idea de este mundo. Existe una ley, pero hacerla cumplir es muy complicado.¿En Colombia los ‘hackers’ son, hoy por hoy, un grave peligro?Realmente, al menos hasta ahora, no los veo como un peligro. Muchos de ellos actúan por curiosidad, por experimentación tecnológica, pero que quieran hacer daño... no lo creo. Lo usual es que en la búsqueda se encuentren con la tecnología, pero no se dan cuenta del daño que pueden llegar a generar. Claro que hay ‘hackers’ que sacan dinero de los bancos de forma digital, pero son casos puntuales y por lo general no son colombianos. Son ‘hackers’ rusos que trabajan en países en vía de desarrollo descubriendo huecos de seguridad para sacar el dinero.¿Y la parte positiva?Algunos se dedican a labores sociales. Me he encontrado con ‘hackers’ que se dedican a atacar páginas de pedofilia y otros que se dedican a descubrir grandes huecos de seguridad y a alertar sobre ello.¿En Colombia se le da al mundo digital la importancia que merece?Al Gobierno lo está agarrando ‘con los pantalones abajo’ todo este tema. La Policía no está preparada para afrontar un ataque de grandes dimensiones, en especial por desconocimiento. No se han dado cuenta del poder de lo digital.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad