ENTRETENIMIENTO

Ni un pelo de feos: ¿cuál de estos famosos calvos es el más sexy?

Enero 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Ni un pelo de feos: ¿cuál de estos famosos calvos es el más sexy?

La hora de las cabezas rapadas ha llegado de la mano de Zinedine Zidane. Las melenas frondosas se despejan para dar paso al nuevo sex appeal. ¿Cuál es su favorito?

Atrás quedaron los tiempos de las barbas frondosas de los hípsters y las frondosas  cabelleras de los lumbersexuales, en las que podía anidar una familia de pájaros. 

Con el 2016 llega la era del minimalismo capilar, y con ella la revancha de los calvos. El más famoso y popular del momento es Zinedine Zidane, el brillante jugador francés que ahora pasa al banco de director técnico y que buscará reforzar el poderío del Real Madrid. 

Otro calvo que deja por tierra las peludas teorías que afirman que el sex appeal reside en la cabellera (al mejor estilo del Sansón bíblico) es Pep Guardiola, el entrenador español que actualmente dirige al legendario Bayern de Múnich en la Bundesliga.

Redondas, brillantes, despejadas y acariciables. Así son también las cabezas de estrellas del cine como Jason Statham, Bruce Willis, Dwayne Johnson  o Vin Diesel, quienes invierten el tiempo que no gastan en peinarse en trabajar esos cuerpos atléticos que sus admiradoras reclaman y por los cuales perdonan, incluso, una que otra mala actuación en pantalla.

Hay calvos sexys para todos los gustos, como el rapero Pitbull y René, de Calle 13, que saben usar a su favor el aspecto rudo y de chicos malos que les otorga una cabeza rapada. Y sofisticado, porque el tenista André Agassi es un faro de la elegancia masculina gracias a la perfección de sus trajes, a la imagen de pulcritud que transmite y a esa cabeza calva que nos arroja directo sobre sus rasgos varoniles.

Imaginen al interesante John Malkovich o, en su momento, a Steve Jobs, sin la calva que  da carácter y factor diferencial. Y en cuanto a los mayorcitos, los actores  Sean Connery y Ed Harris no serían los  mismos con un peluquín o una frondosa melena rubia al estilo de Donald Trump. Por que sí, a veces el pelo quita en lugar de añadir. 

La ciencia respalda esta tendencia: Alfred Mannes, investigador de la Universidad de Pennsylvania, publicó los resultados de un estudio que concluye que las mujeres ven en los calvos y en los rapados gran atractivo sexual y los califican mejor que a los peludos en “masculinidad, fuerza, dominio y potencial de liderazgo”.

[[nid:496400;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/01/ep001073585.jpg;left;{}]]

[[nid:496403;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/01/ep001073671.jpg;left;{}]]Jason Statham

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad