ENTRETENIMIENTO

Ni rey, ni príncipe, simplemente Bueno

Marzo 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Isabel Peláez-reportera de El País
Ni rey, ni príncipe, simplemente Bueno

Pipe Bueno empezó a los 16 años. A los 19 fue nominado al Grammy Latino.

Entrevista exclusiva con el caleño Pipe Bueno, quien ha permanecido durante tres semanas consecutivas en el puesto número 2 del top nacional de música colombiana.

“Te hubieras ido antes, por qué no te marchaste cuando aún no eras tan indispensable. Me pides que te olvide cuando hiciste todo para enamorarme, a qué estabas jugando, dime por qué diablos me obligaste a amarte, y luego te alejaste”.

Esta canción, interpretada por el caleño Pipe Bueno, ha permanecido durante tres semanas consecutivas en el puesto número 2 del top nacional de música colombiana, al lado de éxitos de  artistas como Juanes, y hasta destronó a Ricky Martin. Y en un video de este tema, sin ser el oficial, porque este apenas se lanzó el pasado 26 de marzo,  consiguió más de  2.500.000 visitas.

Contentísimo, hace mucho tiempo no pasaba esto, no solamente con una canción mía sino con una popular.  Es increíble ver como en Cali y en   Tuluá, ya la gente se sabe la letra completa.

Estoy más que ansioso de  venir a cantarla en vivo con  mi agrupación, el 2 de mayo, en la Plaza de Toros de Cañaveralejo, en el Quinto Festival de Vallenato y Despecho.  Presiento que será  un momento histórico, de  parárseme los pelos de escuchar a la gente cantándola.

La escuché por primera vez de Julián Álvarez, el  cantante más relevante de la música regional mexicana. Me enamora la forma en la que está escrita, las palabras son tan cortas pero tan dicientes.

Ese despecho tan bravo, pero tan sutil a la vez. Es una forma  hermosa de hablar del desamor, me atrapa, me llena de felicidad.    Hice una versión  humilde como homenaje a Julión,   que sonara más ranchera.  La compuso otro mexicano, Luciano Luna, Compositor del Año. El éxito era inevitable.

Compuse ‘La invitación’ con Maluma al lado de  Hugo Marín. Pero yo compongo más en el momento de la musa, es algo más intuitivo, esporádico y natural. 

El amor en todas sus caras, el despecho  es amor por una  persona, pero sintiendo dolor.  Pero son ustedes las mujeres las que generan en mí la inspiración para cantar, para componer,  así como te hacen reír, en un segundo te hacen llorar.

Increíble. A nivel radial comienza un  auge de Pipe Bueno a con una canción que sobrepasa los 50 millones de visitas en YouTube, que en su salida fue  número uno Itunes por encima de One Direction y  Juan Luis Guerra. Logramos algo increíble, ser  número uno  con ‘La invitación’ en el género urbano y a la vez con ‘Te hubieras ido antes’ en el popular. 

No soy billete de $50.000 para caerle bien a todo  mundo.  Pero uno sabe cuándo es el detractor que hace comentarios negativos  por dañar, sin argumento. Cuando uno hace buena música no da  espacio para eso, contra el éxito no se pelea.  Escucho más gente que me dice: “¿Por qué no vuelves a cantar reggaetón?”. Y  surge la idea de manejar una carrera como lo hace Alejandro Fernández que alterna pop y ranchera.  Pero  sigo siendo cantante de música popular.  

Me hice esa pregunta hace  tiempo. No me puedo poner príncipe porque me estoy segundeando y ya hay un Rey del Despecho, Darío Gómez.  Por ahora  basta y funciona con ser Pipe Bueno.

En  este medio conocí  gente queriéndome hacer daño gratis. Aunque son más los buenos. Y mi familia siempre está ahí para darme apoyo moral. Trato de no dar chance. Uno crea  un caparazón y se ocupa en su música, no le presta atención a  tonterías.

Nunca  he  dicho esto en mis entrevistas. Al principio  nosotros  abrimos la puerta de nuestra relación a  la gente,  después decidimos resguardarla. No volví a comentar nada de mi vida privada. Quiero agradecer a la gente que apreció esta relación.  Simplemente la distancia es compleja. Nosotros  no hemos peleado, no tenemos problemas. Es una gran mujer, estupenda, maravillosa,  le  agradezco miles de cosas que me hizo vivir y que aprendí de ella. Pero las circunstancias nos llevaron a que esto sucediera.

(Risas) Qué te puedo decir, es lo que está sucediendo.

Son ustedes las que lo resaltan, dicen cosas como que “no es Bueno sino rebueno”. Yo me callo y dejo que ustedes opinen.

“Cuando me radiqué en Medellín  hablaba un caleño arrastrado. Nací en la Clínica  de Occidente, amo la chuleta, las marranitas, el cholado, el chontaduro y la lulada y  a tantas caleñas lindas”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad