'Nación Secreta’, la quinta entrega de Misión Imposible, a la conquista de la taquilla

Agosto 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencias.

Tom Cruise sigue siendo líder de la taquilla. La quinta entrega de la saga que le dio el protagonismo como actor de acción lo confirma. Una misión que todos deciden aceptar.

[[nid:450645;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/mision-imposible.jpg;full;{La bella sueca Rebeca Fergurson, en el papel de Ilsa Faus, acompaña a Tom Cruise en la nueva entrega de la saga de Misión Imposible. Foto: Especial para El País}]]

Tom Cruise, con un físico envidiable  a sus 53 años, se roba el show en ‘Misión Imposible: Nación Secreta’, la quinta entrega de la saga, en la que a punta de piruetas, saltos, persecuciones y peleas y  con un toque de humor, regresa convertido en su personaje icónico, Ethan Hunt. Lea también: Tom Cruise estará en Colombia en septiembre

El actor hace gala de su figura indestructible viajando en avión, a gran altura, aferrado tan solo a una de las alas,  resistiendo la respiración hasta límites insoportables,  y resucitando sin  escupir ni un sorbo de agua tras ahogarse a varios metros de profundidad. Esa es apenas una de las aventuras que vive el invulnerable  Hunt, quien se pasea también, en automóviles y motos,  por soberbios escenarios de  Casablanca, Londres, una casa  de ópera de Viena,  hasta lograr  una gran persecución vehicular por las calles y rutas de Marruecos y una secuencia acuática, lógicamente con efectos digitales. 

No hay situación, por riesgosa que sea, que el brioso Ethan no pueda sortear con un toque de humor y una encantadora sonrisa. Eso sumado a la habitual obstinación de Tom Cruise de realizar por sí mismo las escenas,   sin ‘stunt’ ni doble,   lo que le da mayor realismo al peligro.

 Y este no podía contar con mejor ‘partner’ como inspiración, la bella sueca  Rebeca Fergurson, en el papel de Ilsa Faus, una ‘femme fatale’ que pondrá a prueba  la vulnerabilidad de Hunt y con quien la estrella tuvo una química increíble.  Se trata de una agente del MI-6 infiltrada, que es  quien empuja a Ethan a sus límites y le permite encontrar la solución al peligro que se avecina. “Sufro  claustrofobia y vértigo. No me explico cómo  me arrojaron desde edificios altos y me  ataron debajo del agua”, dice la actriz, quien es definida por Cruise como “una actriz potente y carismática,  una atleta nata, ni ella misma sabía lo buena que iba a ser sino hasta comenzar el entrenamiento”. 

   Esta vez el director, Christopher McQuarrie le dio un giro a los personajes, pues Tom Cruise, el héroe, aparece en esta entrega como el perseguido, y el resto del elenco entra a darle soporte a la película para que no recaiga solo en la figura de Ethan. Por ejemplo Simon Pegg  quien hace de Benji Dunn, cuenta con las mejores líneas, siendo la mano derecha del protagonista.

 Y es así como esta saga que inició  como serie televisiva a mediados de la década del sesenta, treinta años después sigue siendo un éxito de taquilla. Así lo fue desde sus inicios en el cine, en 1996, cuando se estrenó la primera película, que rápidamente se convirtió en la tercera más exitosa de ese año.  Y fue gracias al filme que  Tom Cruise adquirió fama como protagonista de  historias de acción. 

En esa ya lejana ‘Misión Imposible’ la premisa era presentar a la agencia MIF, de la que el gobierno estadounidense era responsable y contaba con un equipo capaz de llevar a cabo cualquier proeza que se les pusiera enfrente, con tal de cumplir su deber. Ethan Hunt (Tom Cruise), era el principal agente de la agencia, y el protagonista de la historia.

Ahora Ethan Hunt persigue a  una de las organizaciones más peligrosas, El Sindicato, que ha provocado destrucción a lo largo del mundo y amenaza la seguridad global. Para su mala suerte, la MFI está desacreditada a los ojos del gobierno y la CIA, por lo que ahora él y su equipo: Benji (Simon Pegg), William Brandt (Jeremy Renner) y Luther Stickell (Ving Rhames) deberán enfrentar solos a Solomon Lane, el perturbador villano interpretado por Sean Harris, líder de la organización terrorista. Al final esta es  una misión que todos deciden aceptar, a juzgar por la taquilla.

Taquilla Millonaria Con US$ 20 millones  en la taquilla estadounidense el viernes, la quinta entrega de la saga Misión Imposible: Nación Secreta, protagonizada por Tom Cruise, se colocó como récord de apertura para la franquicia, liderando también los estrenos del fin de semana.  Según un comunicado de Paramount para hoy se habrán reunido US$ 52 millones de dólares, más del doble de la cifra inicial.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad