El 'Teatro' con el que Lucas Arnau busca regresar a escena tras dos años de ausencia

Junio 11, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Isabel Peláez R. / Reportera de El País
Lucas Arnau

Lucas Arnau, artista colombiano.

Jorge Orozco / El País

Lucas Arnau es otro después de un silencio en la escena musical de dos años, tras su separación de la actriz Isabel Cristina Estrada.

Regresa ahora con ‘Teatro’, un disco que surgió de todo ese drama que armaron la prensa y las redes sociales. Viene a demostrar que la espera ‘Valió la pena’ —como se titula su primer sencillo— tanto para él como para sus seguidores.

“Recuperé mi espiritualidad, tenía a Dios muy alejado. Me volví rezandero, eso me dio claridad. Volví a mis papás, a mi hermana, a mis tíos, a mis amigos que los tenía olvidados. Ahora vivo entre Medellín y Cartagena. Mi trayectoria de muchísimos años me permitió escribir canciones como las de esta producción. Volví más poeta, más romántico que nunca, renovado”, dice quien le atribuye a su álbum poderes curativos. “Me sanó un montón de heridas que tenía abiertas del pasado”, advierte sobre ‘Teatro’ con el que busca curar otros corazones.

Tituló su nueva producción como ‘Teatro’, ¿por qué tanto drama?

A raíz de un tema personal con mi ex pareja empecé a recibir un montón de críticas por las redes sociales, un montón de gente sacando conclusiones propias de lo que había pasado entre mi esposa Isabel Cristina (Estrada) y yo. Todo me pareció una comedia, un drama, gente opinando sin saber, me retiré un poquito de la música y de los escenarios y empecé a ver mi vida como una obra de teatro. Veía a muchos haciendo conjeturas erradas. Tomé toda esa mala energía y la transmuté a buena, la volví canciones. Cada una cuenta la historia real de lo que pasó, no con ella —no tengo derecho de hablar de ella en mis canciones— sino de lo que pasó en mi vida a partir de eso.

¿Y qué pasó en su vida tras su ruptura con Isabel Cristina?

Me concentré más en la persona, en Lucas Arnau que en el artista, la gente se enfrasca en el nombre, cree que ya lo conoce a fondo y me di cuenta de que yo mismo estaba muy preocupado por ser artista y había dejado de lado a la persona. No iba a prestar mi vida para mezclarla con mi carrera. Decidí hacerme a un lado, un tiempo para reflexionar, rehacer mi vida de una manera divertida, bonita, escribir canciones, regresar a mi ciudad, a mi familia, a mis amigos.

"Este es un disco sensato y un poco egoísta, porque pensé en lo que yo quería escuchar en mí, no en que debía pegar en la radio"

¿Y encontrarse consigo mismo?

Sí, dentro de ese contexto del artista que es tan superficial. Cuando la gente conoce al cantante, conoce su fama y su vida pública, pero no lo que hay tras bambalinas. Eso me afectó mucho, yo soy un caballero y siempre lo seré, he sido muy apegado al amor, nunca he sido un picaflor ni un ‘perro’ que anda de vieja en vieja, como muchos lo dijeron, así no me educaron, he sido serio en mis relaciones. Pero se me volvió todo un drama por gente que hablaba lo que no era. Muchos medios se portaron muy mal conmigo, ellos estaban buscando material, diciendo mentiras, para tener contenido; otros me apoyaron. Por esa sensación de tragicomedia le puse a mi producción ‘Teatro’.

¿Eso que publicaban los medios y que decía la gente terminó afectándolos a usted y a Isabel Cristina?

No sé a ella si le afectó o no, espero que no. Llegué al punto de hacer un comunicado de prensa en el que pedí respeto para ambos, sobre todo para ella, que también es una figura pública. Mucha gente la apoyaba a ella y está bien, es una dama. Pero decían que yo era lo peor y estoy seguro que con eso también la herían a ella.

Pasa mucho con las redes sociales que la gente se quiera meter en la vida privada de los demás, ¿cierto?

Es una permisividad permanente, piensan que ese derecho a decir lo que sienten, a través de las redes sociales, incluye hacer juzgamientos errados y se equivocan. Las redes las estamos utilizando mal, se han vuelto pretenciosas, un medio para mostrar lo que no eres. La gente todo el día está pretendiendo a través de las redes en su carro, con su cuerpo, con su figura, con un lugar. Eso no es lo que somos. Yo era muy de mostrar mi vida personal por allí, hoy en día no expongo nada de eso, las uso para trabajar.

"La gente piensa que ser famoso es muy bacano y no. Perder la privacidad y que ellos lo manipulen, eso a su manera es triste"

¿Se vio tentado a cerrarlas?

No, para nada. No puedo caer tan bajo como los que me estaban criticando sin saber. Me retiré un poco del tema y me dediqué a hacer otras cosas. Dije “no voy a prestar mi música para que hablen de mi vida personal”. Yo también pensé que iba a estar toda la vida con esa mujer, pero nos dimos cuenta en el camino que no era así. Qué lástima, lo siento mucho y ella también, pero nadie tiene por qué decir que fue por esto o aquello, fue por temas entre ella y yo que nos llevaron a tomar una decisión súper clara. No conozco una separación más sana que la a mía y la de mi esposa.

La gente estaba enamorada de esa pareja que formaban ustedes...

Sí, de esa pareja farandulera y que salía en todas las revistas. En esa época figurábamos en todas partes y teníamos un amor muy bonito, eso no tiene por qué quedar atrás de un día para otro, Isabel es una gran mujer.

Todo esto inspiró ‘Valió la pena’, su sencillo. ¿Cómo ha sido la acogida del público, después de todo esto?

Increíble. En tres semanas que llevamos trabajando con ‘Valió la pena’ tenemos más de un millón trescientas mil visitas en Youtube que es un golazo para mí, porque después de dos años de haber estado en silencio y volver, sentir que la gente sigue conectada, es muy interesante.

¿Con este tema qué quería contar?

Habla de una relación que ya terminó y que valió la pena vivirla. Y rescata mucho mi esencia caribeña, tiene un poco de calipso, es playera, con sabor, como es el disco completo.

¿Sigue creyendo en el amor?

Totalmente, nunca dejaré de creer en el amor, es la esencia de la vida. Y como lo dice este tatuaje aquí (en el brazo): “El amor no es pa’ cobardes”.

¿Y ya se volvió a enamorar?

Sí, claro, ya me volví a enamorar, estoy muy enamorado, muy enamorado, y muy contento además.

¿Se siente prevenido de mostrar su vida privada a la prensa?

Esa parte privada sí. Creo que ya aprendí. Con mi relación anterior era muy difícil porque éramos dos figuras públicas, ahora tengo una mujer al lado que es común y corriente, ha tenido mucho éxito en su carrera, pero no le importa tanto el qué dirán ni las redes sociales. Es más tranquila, centrada en su vida, en su trabajo. Yo solía exponer mucho mi vida personal por las redes, por la prensa, pero me quedó un mal sabor.

Pensamientos en voz alta

“Después de ‘Valió la pena’ vienen temas como ‘Cuando te vi’, ‘Labios rojitos’, ‘Mentiras’, ‘Acertijo’, ‘Me encanta todo de ti’, ‘Regálame tu boca’, ‘Cósmico y galáctico’”.

“No hay asomo del género urbano en mi disco. No es mi ritmo ni mi estilo. Mucha gente quiso desviarme hacia allá, porque ‘es lo que está sonando’. Pero respeto mi esencia”.

“En Medellín soy muy casero, de levantarme un domingo tarde, hacer el desayuno, arruncharme, ver series de TV, leer un buen libro, pintar, ir a la finca con mis papás, salir con mi perro. Con mi novia hemos viajado mucho, estamos proyectando conocer el mundo”.

“Para este álbum me fui con un grupo de músicos para una cabaña en Guatapé. Nos encerramos dos meses a escribir, sin la presión de meterse ya al estudio, salir a la radio, ser número uno. Escribíamos en medio del ocio, comiendo bueno, tomando vino, leíamos de nueve de la mañana hasta el mediodía. Nos íbamos a esquiar, veníamos a componer, montamos un estudio portatil y por la noche nos sentábamos a grabar. No tenía mucho afán de salir a la luz pública para que me dieran latigazos”.

“En Cartagena voy a montar una franquicia de jugos y viviré los próximos seis meses. En noviembre saldré de gira”, dice Arnau, quien practica kitesurfing, bicicleta y trota, pero no se preocupa tanto como antes por su figura.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad