Música popular, un género con gran poder de convocatoria

Música popular, un género con gran poder de convocatoria

Agosto 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Música popular, un género con gran poder de convocatoria

Darío Gómez, el Rey del Despecho, ya tiene 62 años. Empezó a cantar desde los 14.

Algunos estudios de audiencia revelan que la música popular en la actualidad es seguida por un público mayor de 18 años.

Quien decide dedicarse a cantar música para el pueblo, no la tiene nada fácil. Alejandro Gálvez, director de Radio Uno en Cali, explica que son muy pocos los artistas populares que cuentan “con una casa disquera para la distribución de sus discos y su única forma de subsistir son los conciertos. A diario recibimos cantantes con sus productos hechos con gran esfuerzo, pero que infortunadamente no llegan a tener renombre porque no tienen trayectoria ni el nivel del trabajo bien ganado de otros que sí se han posicionado”. Gálvez añade que para brillar en este campo “se requiere un talento muy grande y contar con productos bien encaminados. La música popular para mucha gente se ha convertido en un ‘hobby’, la ven como lo más fácil de cantar, y ese es el gran error. Aquí se requiere tener buenas letras, acompañarse de buenos músicos y hacer un trabajo musical serio así como de promoción en los diferentes medios. De ahí solo sigue que sea aceptado por la gente”, explica el hombre de radio. Pero del otro lado, el de los artistas, se aduce que también ellos encuentran dificultades en el camino, como la llamada ‘payola’: “El que no paga, no suena en las emisoras y eso es lo que más daña la música, hace más difícil el nombre para los artistas”, explica el cantante de música popular Nelson Gómez, hermano de Darío Gómez, con una trayectoria de 18 años. Reconoce que aunque suene triste decirlo, muchos artistas sobreviven gracias a la piratería: “Da vergüenza decirlo, pero no se puede desconocer la fuerza que le hace la piratería a uno”. Una de las razones es la gran acogida que estos cantantes tienen en barrios, pueblos y veredas: “Para que la música popular se acabe, primero necesita que se acabe el trago. Eso, sumado a que en los pueblos nos contratan mucho, son nuestra garantía para subsistir”, cuenta el menor de los Gómez.Lo que facturan por presentación les permite vivir bien. Nelson Gómez dice que puede cobrar por presentación un promedio de $8 a $11 millones por una presentación y que a lo largo del año puede llegar a tener entre 35 y 40 presentaciones, casi a razón de una cada diez u once días. Pero si eso le parece escandaloso, fíjese en este dato: figuras como Darío Gómez, el artista más caro del género popular, pueden llegar a cobrar por presentación entre $40 y $45 millones de pesos. ¿Parece exagerado? Entonces qué pensaría del mexicano Vicente Fernández, quien por cada actuación cobra la astronómica suma de US$800.000 en efectivo. Todavía se comenta en Neiva su contratación para cantar en el Festival del Bambuco, ritmo que él no canta, por lo cual los organizadores del certamen le cancelaron $1.600 millones.Entre los colombianos, a Darío Gómez le sigue Luis Alberto Posada, uno de los artistas más ranqueados del momento, quien exige $35 millones por presentación. Y le sigue Johnny Rivera, “que a cualquier lugar del país donde uno lo lleve llena. No es panadero pero mueve masas. Él cobra unos $25 millones por concierto”, dice Humberto Sarmiento, organizador del ‘Despechonato’.A pesar de que cobran en un día lo que un profesional joven gana en un año, para los cantantes populares no todo es color de rosa y al igual que artistas de otros géneros “a nosotros también nos roban y nos quedan debiendo plata. Por eso a veces se exige el 50% al hacer el contrato y no nos subimos a cantar mientras no esté el resto de la plata. A veces sucede que si no llega la gente que se espera, debemos rebajar algo de la tarifa”.Alejandro Gálvez, director de Radio Uno en Cali, reconoce que en la ciudad la música popular está al mismo nivel de la salsa. Eso sí, no está seguro de que en facturación para los artistas sea lo mismo, “pero hay una realidad: se llenan los escenarios donde quiera que haya un artista de música popular con trayectoria. Sin duda, es un género con gran poder de convocatoria”. Algunos estudios de audiencia revelan que la música popular en la actualidad es seguida por un público mayor de 18 años, preferiblemente mujeres de estratos dos y tres, con cierto poder adquisitivo, que les permite decidir a la hora de los conciertos.Sarmiento cuenta que “en una época a los exponentes de la música popular los contrataron mucho los narcos para sus fiestas privadas. Darío Gómez, Luis Alberto Posada y ‘El Charrito Negro’ se presentaron en las fincas de algunos”.Pero como alega Nelson Gómez, esto le puede suceder a cualquier artista, sin importar el género musical. “Ningún cantante puede decirle a su contratante que es un ‘narco’ y no irle a tocar. De seguro todos los artistas hemos sido contratados para presentaciones privadas, pero ignoramos a qué negocios se dedica esa persona. Por nuestra parte, lo que nosotros miramos es que esa persona valora y admira nuestro trabajo”. Test: ¿Qué tanto sabe de música popular?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad