ENTRETENIMIENTO

'Mujeres al ataque': la nueva película de Cameron Díaz

Mayo 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Con material suministrado por 20th Fox Colombia
'Mujeres al ataque': la nueva película de Cameron Díaz

Dirigida por Nick Cassavetes, ‘Mujeres al ataque’ es la historia de Carly Whitten (Cameron Díaz), una exitosa abogada que se enamora del hombre, en apariencia perfecto: Mark King (Nikolaj Coster-Waldau). Pero al descubrir que está casado con Kate (Leslie Mann), y ante la insistencia de esta, decide hacer equipo con ella para castigar al descarado infiel.

Cameron Díaz interpreta a una amante que se convertirá en ‘socia’ de la esposa... ¡y de la segunda amante!

A sus 41 años, a Cameron Díaz ya no le importan los estragos de la edad en su rostro. Como en un lejano sueño, recuerda cuando se inyectó botox para recibir una gran lección de la vida. “Me miré al espejo y vi que esa no era yo”.Aunque es consciente de que su atractivo físico fue determinante para comenzar su carrera, cuando fue presentada como una “muñeca” en ‘La máscara’ (1994), considera que lo más importante ahora es su alegría, desparpajo y forma irreverente y casi salvaje con que afronta “la subida al cuarto piso”.Nada parece importarle. Se le ha visto en fotos fumando marihuana con sus amigas en la playa, ya que como buena californiana adora el mar. “Varias veces me he roto la nariz surfeando, y esas son las únicas cirugías que ahora admitiría”, dice. Y añade: “Hay que envejecer con dignidad”.Con motivo del estreno de la comedia ‘Mujeres al ataque’, el próximo 16 de mayo, en la Cameron interpreta a una de las dos amantes de un atractivo seductor, la actriz habló sobre su rol y la felicidad que la acompaña.¿Qué le atrajo de ser la amante en ‘Mujeres al ataque’?No fue el hecho de ser la amante. Lo que me gustó es que cuando Carly descubre que Mark es casado, en principio no quiere tener nada más con él. Pero al conocer a su esposa Kate, llega un momento en que siente una especie de solidaridad femenina y se alía con ella para darle una lección. ¿Y usted qué opina de ser la amante?Es algo muy relativo. Creo que hay varias clases de amantes. Aunque suene a estereotipo, hay matrimonios que ya están desechos pero no han sido disueltos de manera legal. No se trata de creerle al tipo que te dice: “Es que con mi mujer ya no hay nada”, como lo aseguran falsamente muchos hombres. Pero hay casos en que sí es cierto. Lo demás ya se sale del filme y forma parte de mi vida privada... ¿no crees? (risas).¿Cree sana esa forma de venganza femenina que se ve en la película?No lo veo como así. Venganza sería mandar a matar a Mark o algo así. Es simplemente una travesura, una forma de responder a la desfachatez de este hombre que engaña a tres mujeres al mismo tiempo. Hombres como este tipo merecen que las mujeres hagamos algo no solo para descubrirlos sino para demostrarles que podemos unirnos para descubrir sus fechorías.Esto también se presenta en la vida real...¡Mucho más de lo que cualquiera creería! Lo que hizo Melissa K. Stack, la guionista, fue recoger múltiples casos en una visión muy inteligente y sagaz de cómo las mujeres podemos asociarnos. Para mí, ‘Mujeres al ataque’ es ante todo una historia de amistad femenina. Es un viaje que tres mujeres emprenden para conocerse. Sus caminos jamás se hubieran cruzado en circunstancias normales. Pero se unen porque tienen esta ‘cosa’ en común. El objetivo no es destrozar a los hombres infieles... habría que destrozar a todo el universo masculino entonces (risas).¿Aún se siente entre las más bellas de Hollywood?(Carcajadas). Nunca he negado que la apariencia física me sirvió en mis comienzos, pero a diario veo mujeres que podrían considerarse mucho más bonitas que yo. Pienso que el carisma influye de una forma muy particular. Soy una chica feliz, he vivido una vida de ensueño y todos los días agradezco tantas bendiciones. La belleza es efímera. Me miro al espejo ahora y adoro mis patas de gallina y las arruguitas de las comisuras de los labios. Nunca volvería a hacer algo para detenerlas. Me las he ganado con esfuerzo, dedicación y mucha diversión.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad