ENTRETENIMIENTO

Muere Mike Nichols, genio de la dirección en cine y teatro

Noviembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

El reconocido director de éxitos como 'El graduado' murió este jueves a sus 83 años.

Mike Nichols, el versátil director de éxitos del cine, la televisión y el teatro como 'El graduado', 'Angels in America' y 'Monty Python's Spamalot', falleció a sus 83 años. El deceso fue confirmado este jueves por el presidente de ABC News, James Goldston. Nacido Michael Igor Peschkowsky el 6 de noviembre de 1931 en Berlín, Nichols huyó de la Alemania nazi a Estados Unidos con su familia cuando tenía 7 años. Recordó en una entrevista con la AP en 1996 que por ese entonces sólo sabía decir dos cosas en inglés: "No hablo inglés" y "Por favor no me beses". En sus más de cinco décadas de trayectoria logró ser tanto un hombre del medio como un intruso, un invitado ocasional a la Casa Blanca y amigo de incontables celebridades, siempre dispuesto a satirizar a la élite como a confraternizar con ella. "Nadie era más apasionado que Mike", escribió Goldston en un email anunciando su muerte. Meryl Streep, quien actuó en películas de Nichols como 'Silkwood' y 'Heartburn' ('El difícil arte de amar'), dijo que fue "una inspiración y conocerle un placer, un director que lloraba cuando se reía ... un hombre indeleble, irremplazable". El director Steven Spielberg llamó a Nichols "un amigo, una musa, un mentor, uno de los directores de cine y teatro de Estados Unidos más grandes de todos los tiempos". Por su parte el actor Tom Hanks, quien protagonizó su filme 'Charlie Wilson's War' ('Juego de poder'), lo citó diciendo, " íAdelante! Siempre hay que moverse hacia adelante. De lo contrario, ¿en qué nos convertiremos?". Su primera película en 1966, '¿Quién le teme a Virginia Woolf?', capturó de manera inolvidable el diálogo malicioso pero genial de la obra de Edward Albee, en el que una pareja (Richard Burton y Elizabeth Taylor) se atormenta mutuamente por culpas y resentimientos profundamente arraigados. 'Angels in America', la miniserie televisiva de 2003 adaptada de un éxito teatral, mezcló patetismo y capricho en su retrato de gente que lidia con sida y mira al cielo en busca de una compasión que no consiguió en la Estados Unidos de Ronald Reagan en los 80. De manera similar, su adaptación para la TV de la obra 'Wit' en 2001 le dio ligereza sarcástica a la dura de una profesora universitaria muriendo de cáncer de ovarios. Nichols, quien ganó premios Emmy por la dirección de dichos trabajos, decía que le gustaban las historias sobre la vida de gente real y que el humor inevitablemente impregna aun los relatos más sombríos. "Nunca entendí por qué la gente divide las cosas en dramas y comedias", dijo Nichols a The Associated Press en una entrevista en 2004. "Hay más risas en 'Hamlet' que en muchas comedias de Broadway". Fue un hombre acaudalado y educado que a menudo se burlaba de aquellos como él, pero nunca de manera tan memorable como en 'El graduado', que en 1967 lanzó a Dustin Hoffman a la fama en el papel de un joven que se rebela contra las expectativas de los mayores. El mismo Nichols diría que se identificaba con el incómodo y perpetuamente nervioso personaje de Hoffman, Benjamin Braddock. Nichols ganó el Oscar al mejor director por el filme, coprotagonizado por Anne Bancroft como una seductora mujer mayor a la caza de Hoffman, cuyo personaje responde con la celebrada línea, 'Sra. Robinson, está tratando de seducirme'. Divorciado en tres ocasiones, Nichols se casó con la periodista de TV Diane Sawyer en 1988. En el 2013 admitió que muchos de sus proyectos de cine y teatro exploraban un tema familiar y picante. "Sigo volviendo a lo mismo, una y otra vez , el adulterio y la infidelidad ", dijo. "Es el problema más interesante en el teatro. ¿De qué otro modo entiendes a Edipo? Esa es la primera infidelidad en el teatro". Nichols colaboró a menudo con grandes actores como Jack Nicholson, Meryl Streep y Emma Thompson. También trabajó con Al Pacino ('Angels in America'), Gene Hackman y Robin Williams ('The Birdcage', o 'La jaula de los pájaros'), Harrison Ford, Melanie Griffith y Sigourney Weaver ('Working Girl', en español 'Secretaria ejecutiva') y Julia Roberts ('Closer'). En Broadway ganó nueve premios Tony, por dirigir las obras 'Barefoot in the Park' (1964), 'Luv' y 'The Odd Couple' (1965), 'Plaza Suite' (1968), 'The Prisoner of Second Avenue' (1972), 'The Real Thing' (1984), y 'La muerte de un viajante' de Arthur Miller (2012). También fue honrado en otras categorías, por dirigir el musical 'Monty Python's Spamalot' (2005) y por producir 'Annie' (1977) y 'The Real Thing' (1984). Dijo que se enamoró del poder del escenario a los 15 años, cuando la madre de su novia del momento les obsequió boletos para ir a ver 'Un tranvía llamado deseo', protagonizada por Marlon Brando, en 1947.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad