Moda de primera: entrevista a la diseñadora Johanna Ortiz

Moda de primera: entrevista a la diseñadora Johanna Ortiz

Diciembre 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. | Reportera de El País
Moda de primera: entrevista a la diseñadora Johanna Ortiz

La diseñadora ícono de Cali, Johanna Ortiz.

Johanna fue elegida como la Mejor Diseñadora en los Premios Cromos de la Moda, habla de sus proyectos para 2015.

La creadora caleña Johanna Ortiz cierra el año con un balance más que positivo: ser reconocida en los Premios Cromos de la Moda como la Mejor Diseñadora por sus presentaciones en Colombiamoda y Cali Exposhow; e ingresar con su propuesta a Moda Operandi, portal creado por Lauren Santo Domingo, en donde se promocionan las colecciones de los mejores del mundo. Y la buena estrella también promete acompañarla para 2015: en febrero estará en Nueva York en Market, un espacio paralelo a la Semana de la Moda, en donde diseñadores del mundo exhiben sus colecciones otoño-invierno 2015-2016; en mayo tiene previsto lanzar una línea de trajes de baño, en julio estará en Colombiamoda y, en octubre, cumplirá una cita imperdible: Cali Exposhow.Al completar 12 años en el diseño y cerrar 2014 con broche de oro, El País habló con la diseñadora caleña: ¿Qué emociones genera ser la Mejor Diseñadora del país? Me siento halagada porque estaba nominada junto a diseñadores que admiro profundamente, fue una sorpresa. Para mí, como diseñadora, es una responsabilidad con la gente que me sigue porque al ser la Mejor Diseñadora todos esperan más. De hecho, yo misma espero cada vez más porque uno tiene que exigirse. Estoy feliz porque es un reconocimiento para la gente que trabaja conmigo, ellos hacen que todo esto sea posible. Estar en Moda Operandi marca la expansión de Johanna Ortiz... Desde hace un tiempo venía planeando abrir el mercado de Johanna Ortiz, algo que no es tan fácil. Y Moda Operandi (www.modaoperandi.com) es una página con base en Nueva York, Londres y Dubái y constituye una plataforma para que la moda esté al alcance de todo el mundo. En pocos días he recibido buenos comentarios y esto me ha permitido ver como en otros lugares del mundo, no solo en Colombia, se acepta la propuesta de diseño de Johanna Ortiz.¿Qué pasó con sus trajes de baño que fueron su punto de partida?Los vestidos de baño vienen. Estoy en un proyecto muy chévere. Los vestidos de baño son una de mis pasiones porque me identifico con la moda resort, me gusta el clima cálido, soy de agua, tropical. Hemos trabajado mucho tiempo en este proyecto, lo pensamos inicialmente para exportación, ahora vamos a meterla en el mercado colombiano. Tendrá un estilo definido, no es parecido a nada de lo que se encuentra en el mercado. Hemos pensado que salga en mayo. ¿Qué tiene de apasionante diseñar un vestido de baño?Creo que es la pieza más difícil de comprar y conseguir para una mujer. Ahora llego a tapar esas cositas que uno no quiere mostrar y hacer que la pieza evolucione más, que no sea el traje normal, por eso vamos a tener nuestro propios estampados. Además, siempre ha estado la espinita y 2015 será el año de los vestidos de baño. ¿Realmente qué la hizo dejar a un lado esa pasión por los trajes de baño y medírsele a vestir a la mujer?Fue una propuesta de las niñas que iban a graduarse del colegio y que me compraban los vestidos de baño o las túnicas. Ahí muchas empezaron a decirme que si les podía hacer un vestido de noche y hubo un año en que pasé de hacer túnicas a hacer 25 vestidos de grado. Ahí hubo una transición que me fui disfrutando y que me exigía como diseñadora. ¿Qué lecciones le ha dejado vestir a la Primera Dama?Ella es una mujer con un estilo muy elegante y que sabe llevar muy bien su ropa. Así que no ha sido una Primera Dama difícil de vestir. Ella tiene claro lo que quiere. Pero vestir a una Primera Dama es exigente porque tras ella hay pasiones políticas y está siempre más en la mira para una crítica o algo. Y vestirla ha hecho que yo me exija mucho más. Ha sido agradable trabajar con ella.¿Y vestir novias?Para mí vestir novias es un trauma porque las diseñadoras terminamos siendo psicólogas y hasta mediadoras entre mamá e hija. Personalmente, me gustan las novias decididas, pero las que no están seguras, llegan con mil ideas en la cabeza y primero van con la tía, luego con la prima, la sobrina y no se ponen de acuerdo y ahí todo se pone difícil. Es una de las clientas más complejas, pero también es rico hacer parte de esa felicidad y ese momento lleno de tantas emociones. A veces me apasiono tanto que hasta terminamos hablando de cómo decorar la mesa. En 12 años de carrera, ¿cuáles han sido sus frustraciones?¡Uy! Tantas. Creo que las hay después de cada colección o producción porque a veces es difícil poder tener abastecidos como uno quisiera los almacenes, así como poder abrir más tiendas o contratar más gente. Parte de mis frustraciones es que la marca Johanna Ortiz no tenga una mayor cantidad de gente que trabaje en ella. Ser mamá de tres varones, ¿qué tanto influye en sus diseños? Cuando veo niñas me da una ternura inmensa. He vivido a la mujer demasiado cerca con mi trabajo, gracias a él he explotado toda esa parte femenina, he hecho de todo. Y con los hombres tengo la libertad de correr en el pasto, coger mariquitas en el bambú, ir al campeonato de fútbol y hasta permitir que entren a la casa con los pies sucios. Con ellos tengo la libertad de gozarme más la vida y que no todo sea tan femenino y perfecto. Además, me encanta la ropa de los hombres, su estructura, y en las dos últimas colecciones me he fijado en sacar cosas de la sastrería masculina que me gustan mucho para crear ese equilibrio entre masculino y femenino. Me disfruto cantidades ser mamá de tres varones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad