ENTRETENIMIENTO

Milagros del cielo, el nuevo éxito taquillero de Eugenio Derbez

Abril 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Milagros del cielo, el nuevo éxito taquillero de Eugenio Derbez

El actor mexicano Eugenio Derbez.

Después de su gran éxito en taquilla con ‘No se aceptan devoluciones’, el mexicano Eugenio Derbez triunfa en Hollywood con otra historia emotiva: ‘Milagros del cielo’, junto a Jennifer Garner.

Todos recuerdan al actor mexicano  Eugenio Derbez en ‘No se aceptan devoluciones’,  filme sobre un padre soltero que lucha por criar a su hija, tras la desaparición irresponsable de la madre. 

Este filme no solo fue un suceso en toda América Latina, sino un gran éxito de taquilla en el competido mercado estadounidense, donde lideró varias semanas la lista de las más vistas. 

Con este antecedente, que les demostró a los más escépticos que las ideas forjadas en América Latina sí pueden ser éxitos comerciales en Norteamérica, Eugenio Derbez se lanzó tras su siguiente gran conquista.

Ahora llega a las pantallas de cine el emotivo filme familiar ‘Milgros del cielo’, basado en un libro y en la asombrosa historia verdadera de una niña que fue curada por un accidente inesperado.

Este es el  conmovedor retrato de una familia que descubre la alegría y la esperanza en el momento más oscuro de sus vidas.

Derbez interpreta al médico y Jennifer Garner, ganadora de un Golden Globe, interpreta el papel de Christy Beam, una tenaz y devota madre cuyo mundo se trastorna cuando su hija Anna (Kylie Rogers) padece los síntomas de una enfermedad rara e incurable.

Con una valiente determinación maternal, Christy se llena de valor para hacer todo lo que puede y más por su hija, encabezando una desgarradora búsqueda a través de un laberinto médico, incluso cuando su fe comienza a debilitarse. 

Sin embargo, justo cuando todo parece perdido ocurren eventos insondables, pero documentados, que no sólo dejan desconcertados a Christy, a los médicos, a los familiares y a la comunidad, sino también profundamente inspirados por los maravillosos misterios que la vida nos presenta.  

Milagro, según el diccionario, se define como un evento sorprendente y bienvenido que no es explicable por las leyes naturales o científicas.

Todos llegamos a un punto crucial en nuestra vida en el cual sentimos que no tenemos opción alguna. 

Quizá sea una abrumadora crisis de salud.  Pueden ser problemas familiares o un duro dilema emocional, pero de un modo u otro hemos chocado contra ese muro de ladrillos en el que la esperanza, la fe y todo lo que usualmente nos sostiene a través de cada día parece que se evapora y deja la mente debatiéndose entre grandes preguntas que no tienen respuesta fácil.  

Estos momentos nos pueden derrotar; pero también es cuándo la impredecible belleza y gracia de la vida nos puede cautivar, sorprender y cambiar absolutamente.

Christy Beam, una madre de Texas, estaba exactamente en esa posición cuando escribió la historia que se convirtió en su inspiradora autobiografía, ‘Milagros del Cielo’. 

Ella disfrutaba una vida innegablemente bendecida con su esposo veterinario y una bella familia formada por tres alegres hijas. Pero después su hija mediana Annabel enfermó. 

Diagnosticada con una angustiosa enfermedad fatal que le impedía dirigir los alimentos que casi todos damos por hecho como uno de los placeres de la vida, Annabel sufría terribles problemas.

 Los mejores doctores del mundo eran incapaces de encontrar una solución. 

Y los persistentes e incansables esfuerzos de Christy para curar a su hija parecían fallar. Aunque absolutamente decidida a no darse por vencida en el exterior, Christy se sentía aterrorizada, insegura y perdida en su interior.

 Más adelante todo cambio en un instante. Comenzó con una terrible caída de cabeza desde las alturas al interior de un árbol hueco, lo cual se transformó en un rescate que ocupó los titulares de las noticias y un asombroso resultado que ningún científico podía explicar.  

La propia Annabel tenía una excepcional historia para narrar: el recuerdo de un encuentro celestial que la envió de regreso con su familia. 

Sin embargo para Christy la insólita curación de su hija fue apenas el comienzo. 

Este milagro aparentemente raro cambió de hecho su vida cotidiana, Christy comenzó a ver cuántos milagros embellecían su camino día con día: como la amabilidad de una extraña, la compasión de un brillante médico, o las cándidas charlas que restauraban los propósitos y las creencias de toda la familia.

Beam destaca que los grandes misterios que desafían la lógica, como el de Annabel, pueden servir para recordar los sutiles prodigios que nos rodean siempre y ella espera que a través de la historia de su familia más personas sientan consuelo mediante un sencillo acto de compasión o una palabra amable que pueden cambiar la vida.

 Dice Beam: “Yo solía pensar que un milagro llega con espectaculares destellos y explosiones y un fuerte sonido, pero ahora sé que un milagro también es bondad, es amor, es cuando las cosas se resuelven sin una razón.  Para mí eso es la demostración de la mano de Dios”.

Y añade: “No hay que  dar por hecho ninguno de los sutiles y asombrosos momentos que la vida ofrece”.

Sea el primero en ver  ‘Milagros del cielo’, en la Premiere Selecta que El País ofrecerá a sus suscriptores el próximo sábado 23 de abril, en Cine Colombia de Cosmocentro, a las 10:00 a.m.  Hay 20 pases dobles para suscriptores que asisten por primera vez a una función y 65 pases dobles para suscriptores que ya han asistido a una función del Club.

‘Milagros del cielo’

Género:  familiar. Todos. 

Directora:  Patricia Riggen

Intérpretes:  Jennifer Garner, Kylie Rogers, Martin Henderson y John Carroll Lynch. Con Eugenio Derbez  y Queen Latifah (Bessie). 

Esta película  está basada en la asombrosa historia verdadera de la familia Beam. Cuando Christy (Jennifer Garner) descubre que su hija Anna (Kylie Rogers) de 10 años tiene una enfermedad rara e incurable, se convierte en una ferviente promotora de su curación mientras busca una solución. Anna tiene un extraño accidente y después de su dramático rescate ocurre un milagro extraordinario que desconcierta a los médicos especialistas.

Sufrió gastritis

Eugenio Derbez  confesó a los medios de comunicación  en México  que realizar este proyecto le ocasionó una terrible gastritis. “Llego a trabajar con Jennifer Garner y yo la admiraba mucho. Se estaba separando en ese momento de su marido, entonces estaba muy sensible y la situación era delicada. En las escenas con ella, a la hora que empiezan las escenas de llanto, me daba miedo equivocarme.

A mí me tocaba hablar, hablar y hablar y ella nada más me escuchaba y lloraba. Yo decía: ‘Donde me equivoque y tengan que repetir toma dos, toma tres, toma ocho, por mi culpa ¡me muero!’”, contó Eugenio.

“Sufrí mucho esas escenas por la tensión de no quererme equivocar. Llegué a México con gastritis, llegué directo del aeropuerto al hospital”, agregó. 

Está engordando

Derbez  les comentó a los periodistas mexicanos que está sufriendo un proceso físico: “Estoy engordando para mi próxima película, empiezo a grabar en un mes y me quieren con mucha panza. Me dijo el director que quiere que se me vea una barriga lo más grande posible. Me voy a ver como una lombriz con nudo, como boa constrictor después de tragarse un burro. Había engordado en diciembre que  estaba en México, pero en Estados Unidos no tenemos quién nos cocine”. 

Por su parte,  su hija Aislinn Derbez contó que su papá “hace un mes tenía el doble de panza, pero le daba  pena esar gordo, a cualquiera que llegara y lo saludara: ‘Oye, Eugenio, hola, ¿Cómo estás?’,  él le respondía: ‘No, es que estoy gordo, pero es que estoy grabando una película’. Y nadie notaba que estaba gordo, pero él lo decía”.

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad