Meryl Streep, más que talento frente a las cámaras

default: Meryl Streep, más que talento frente a las cámaras

La semana pasada durante la entrega de los Premios Globos de Oro, la actriz habló sobre “la mejor actuación del año”, la cual la dio el presidente electo, Donald Trump. Sus declaraciones causaron polémica.

Meryl Streep, más que talento frente a las cámaras

Enero 15, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La semana pasada durante la entrega de los Premios Globos de Oro, la actriz habló sobre “la mejor actuación del año”, la cual la dio el presidente electo, Donald Trump. Sus declaraciones causaron polémica.

Aunque su talento habla por ella, a Meryl Streep no le tiembla la voz para defender su opinión. La semana pasada durante la entrega de los Premios Globos de Oro, la actriz habló sobre  “la mejor actuación del año”, la cual la dio el presidente electo, Donald Trump, cuyo nombre no mencionó. 

Streep criticó a Trump por burlarse de un periodista del New York Times, Serge Kovaleski,  en 2015. Kovaleski padece una discapacidad congénita, que Trump trató de imitar en tono burlesco agitando las manos.

Lea también: Trump arremete contra Meryl Streep por discurso en los Globos de Oro

Tras el discurso, el futuro Presidente acudió a su cuenta de Twitter para vaciar su rabia, llamandola una “actriz sobrevalorada”, desatando la polémica en la que diversas figuras de Hollywood han salido a apoyarla públicamente, entre ellos Robert De Niro, con quien ha trabajado  en cuatro películas: El Cazador, Enamorarse, Marvin’s Room y Descubriendo a John Cazale.

“Lo que dijiste fue genial. Necesitaba ser dicho y  tú lo hiciste de manera muy bella. Merece todo el respeto que lo hicieras mientras el mundo estaba celebrando tus logros. Comparto tus sentimientos sobre gente de mala calaña y abusadores. Ya basta. Con tu elegancia e inteligencia tienes una potente voz que inspira a los demás a alzar la suya para que sea escuchada también. Es muy importante que todos alcemos la voz. Te queremos, Rob”, decía la carta recogida por People. 

Pero su activismo no es novedad.  En octubre pasado la actriz presentó junto a Michelle Obama  en la Casa Blanca el documental de la CNN ‘We Will Rise’, coincidiendo con el Día Internacional de la Niña. 

Lea también: Meryl Streep, la dama de hierro de Hollywood

La Primera Dama de Estados Unidos y la actriz viajaron a Liberia y Marruecos, acompañadas por Malia y Sasha Obama, para llevar a cabo una campaña en favor de la educación de las más pequeñas.

“La grandiosa Meryl Streep ha dedicado mucho tiempo a este proyecto. Ella es una delicia, inteligente, y está enfocada y comprometida con la causa”, dijo la señora Obama.  

También ha emprendido una campaña para que los sueldos de las mujeres se equilibren con los de sus colegas masculinos en Hollywood. Streep ha revelado que se sintió atraída por su personaje, Miranda Priestly, en cuanto leyó el guion pero que la cifra que le ofertaban no era apropiada para ella.

“La oferta era insuficiente, por no decir un insulto, no reflejaba mi valor real en el proyecto”, relató.  Finalmente le doblaron la oferta y desde entonces ha motivado a sus compañeras hacer lo mismo. 

Ha hecho de suya la lucha contra  la desigualdad y discriminación que sufren las mujeres en todo el mundo. Incluso ha llegado a dirigirse al Papa Francisco para pedirle su  ayuda.

Con este objetivo fundó ‘Writers Lab’ (Laboratorio de escritoras), un proyecto que busca incrementar las oportunidades laborales en el séptimo arte para el sexo femenino.

Sin embargo, no le gusta que la llamen feminista. Así lo hizo saber durante una  entrevista con la revista ‘Time Out London’. El periodista la cuestionó acerca del sexismo en Hollywood y ella con la mesura que la caracteriza se identificó como una humanista, más que feminista. “Soy humanista. Busco un buen equilibrio”, sentenció.

En 2015 presentó ‘Las Sufragistas’, una película “inusual” interpretada por siete mujeres y un solo hombre, algo poco habitual en la gran pantalla, pues como ha declarado en el pasado el número de películas dirigidas por mujeres “ha pasado del 4% hace dos años, al 1% en la actualidad”. 

“Los hombres deberían darse cuenta que algo está mal cuando sus voces predominan. Deberían de sentirlo. Quienes trabajan en los estudios y agencias, deben mirar a su alrededor y ver si en la mesa hay mujeres, si no las hay, algo está mal. Las mujeres tenemos gustos diferentes, valoramos las cosas de forma diferente. No mejor, simplemente diferente”, ha explicado.

Ese mismo año, 535 cartas firmadas personalmente por  ella llegaron al Congreso de los Estados Unidos. “Les escribo para pedirles que se levanten por la igualdad, por sus madres, por sus hijas, por sus hermanas, esposas o por ustedes. 

Buscaba concienciar a los políticos estadounidenses sobre la igualdad de género y los llamaba a reavivar la Enmienda de la Igualdad de Derechos, políticamente inactiva desde que en 1972 se aprobara por el Senado y la Cámara de Representantes de EE UU y nunca llegara a ser ratificada por todos los Estados.

Cada una de las misivas de Streep, incluía una copia del libro Equal means equal (Igualdad significa igualdad), escrito por Jessica Neuwirth, fundadora y presidenta de ERA Coalition.

En una entrevista en 2009, cuando le preguntaron  si la religión hacía parte de su vida, ella respondió: “No sigo ninguna doctrina. No pertenezco a una iglesia o a un templo o a una sinagoga o a un ashram. Siempre he estado realmente, profundamente interesada en la fe, porque creo que puedo entender el consuelo que está presente en la construcción de una religión”.

Luego agregó: “Tengo la sensación de tratar de hacer mejor las cosas. ¿De donde viene eso?”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad