Matrimonios con fecha de vencimiento
ENTRETENIMIENTO

Matrimonios con fecha de vencimiento

Noviembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Angela María collazos
Matrimonios con fecha de vencimiento

Ilustración: Fabián Ruiz / El País

Con fecha de vencimiento como un yogurt, así serían los matrimonios del futuro. ¿Cuánto deben durar: 2, 5, 10 años?

Aquella lapidaria sentencia de “hasta que la muerte los separe”, que hace temblar a muchos, sería reemplazada muy pronto por “hasta que venzan los términos del contrato”.Si el matrimonio a término fijo fuera posible, cuántos dolores de cabeza, devoluciones de regalos y millonarios gastos en abogados se habrían evitado Kim Kardashian y el jugador de la NBA, Kris Humphries, quienes sólo duraron 72 días de casados.A ellos les habría caído ‘como anillo al dedo’ el polémico decreto que echaría al traste la idea del matrimonio “para toda la vida”, que se estudia en México. La iniciativa propone ponerles a los contratos matrimoniales fecha de caducidad de dos años, tiempo después del cual la pareja decidirá si decide renovarlo o no. En otras palabras: el contrato matrimonial del Siglo XXI ya estaría predispuesto para el divorcio. “Si después de esos dos años los cónyuges consideran que no funciona el matrimonio, se pueden divorciar de manera tradicional, nadie puede obligarles a estar juntos”, reza la iniciativa.Cuántas personas no querrían “por si las moscas” establecer un contrato prenupcial en el que se especifique cómo se van a repartir los bienes ante una eventual separación, cuántos hijos quieren tener y qué harían con ellos si se llegaran a separar. Eso también estipula el decreto propuesto por los diputados del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, Lizbeth Rosas Montero y Leonel Luna Estrada.“Dos años es un tiempo que te permite conocer cómo es tu vida en pareja. Si renuevas, significará que hay un entendimiento y que tienes claras las reglas de la relación”, argumenta la diputada Lizbeth Rosas, creadora de la iniciativa. Ella asegura que estos matrimonios renovables garantizarían: “Relaciones de pareja más armónicas. Ayudarían a que se restablezca la estabilidad de las familias, que además se ahorrarían el trauma y los costos económicos de un divorcio”.La misma afinidad con la diputada mexicana tiene el 63% de los lectores del diario El País que, a través de un sondeo online, respondieron que aceptarían que el matrimonio pudiera renovarse o vencerse al término de dos años. En contraposición, el 37% de los lectores participantes afirmó que prefiere la forma convencional de matrimonio. Otra opción que se discute es el matrimonio que ‘vence’ cada 5 ó 7 años de forma automática. Las parejas tendrían que refrendarlo para que tuviera validez, o podrían seguir adelante por separado si deciden que su relación “no va más”. De acuerdo o no, es una realidad que los matrimonios hoy son más volátiles que los de otras épocas. Que lo digan la presentadora Laura Acuña y el periodista Camilo Montoya, a los que se les acabó la luna de miel antes del primer año.Definitivamente, el decreto que se propone en México va a la par con el ritmo que demanda la sociedad de la inmediatez. ¿O de la inestabilidad y la inmadurez?Ventajas y desventajasSi el matrimonio venciera cada cierto tiempo no habría necesidad de gastar los $3.000.000 a $7.000.000 que cuesta separarse legalmente en Colombia, dicen los defensores de esta iniciativa.Una de las defensoras del matrimonio con fecha de caducidad es la psicóloga Gloria Hurtado, quien ha visto de cerca el doloroso proceso de separación de muchas parejas. Para ella, la cultura debería reinventar el concepto de matrimonio, puesto que este como institución social y legal está en crisis. “Deberíamos reinventarnos una fórmula que permita libertad, flexibilidad y compromiso. Puede que no sepamos cuál sea el nuevo modelo, pero estamos en el camino de construirlo”, asegura.“Por eso no me parece absurdo el componente de renovación del contrato. Nada puede durar para toda la vida. Si un empleado es contratado para toda la vida jamás rinde lo mismo”, concluye la psicóloga.Por su parte, la actriz Amparo Grisales, protagonista del stand up comedy ‘No seré feliz, pero tengo marido’ opina que: “Esta idea facilita las cosas para no complicarse con los trámites de divorcio, pero hay que amarse hasta que el corazón aguante. Lo más lindo de la vida es el amor sin condiciones, sin fecha de vencimiento”.Así piensa la actriz Isabel Cristina Estrada. “Si uno se casa, es para toda la vida. En vez de renovar el matrimonio a los dos años, más bien está la opción de la unión libre”, expresó la artista.Por su parte, el abogado de familia Álvaro Madriñán considera que un proyecto como este es “simplemente inviable, pues el Estado debe garantizar la estabilidad jurídica, la estabilidad de las reglas de juego. La sociedad no podría resistir semejante caos”.Aunque este proyecto desate tanto rechazo entre sectores conservadores, la psicóloga Chiquinquirá Blandón manifiesta que las parejas tendrían grandes ventajas con un acuerdo como este. “Saber que se puede terminar llevaría a las personas a no descuidar sus relaciones. La gente que se casa con la idea de que el matrimonio es para toda la vida termina por descuidar la relación, no se preocupa por cultivarla, por mantener la pasión y cae en la rutina”.Para Jaime Ortiz, un caleño que lleva 17 años de matrimonio: “Dos años me parece muy poco para tomar una decisión. Diez años es demasiado si la relación no funciona desde el principio. Creo que el tiempo ideal son 5 o 7 años de duración del contrato”. Aunque el futuro de este decreto todavía sea incierto, el simple hecho de que se esté discutiendo seriamente en un país latinoamericano demuestra que nuevos tiempos exigen nuevas medidas. Y usted, ¿qué piensa?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad