¿Matarías a tu propio yo?

¿Matarías a tu propio yo?

Noviembre 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Rojas Arbeláez | Especial para GACETA
¿Matarías a tu propio yo?

Bruce Willis es uno de los protagonistas.

‘Asesino del futuro’ es una película de acción que mezcla la ciencia ficción con el drama. Una historia que se mueve entre el futuro cercano y uno no tanto. Es una trama que exige concentración del espectador, pero vale la pena cada segundo.

Las películas futuristas tienen la facultad de poner a prueba a los directores y dejarles ver de qué están hechos. Por eso se han convertido en verdaderos crisoles donde los directores y escritores experimentan, bien con historias adaptadas o con las propias. Lo cierto es que adentrarse en las aguas del futuro utilizando, por supuesto el género de la ciencia ficción, exige a los directores un doble compromiso no solo con la narración sino con su propia filosofía. Están demasiado expuestos. Como todo riesgo, también trae consigo la ventaja de convertirse en un director visible. Tal como le ocurrió a Ridley Scott con ‘Blade Runner’ (1982), historia futurista que a pesar de no cumplir las expectativas de taquilla, terminó en una película de culto.Pero, pensar en el futuro no solo significa imaginarse como serán las ciudades o como se comportarán las personas en cien o más años. El futuro y la ciencia ficción superan los temas y tienen que ver con la manera propia de narrar. Es decir, imaginarse la historia contada desde otra perspectiva o incluso adentrarse en terrenos no explorados y hacer suposiciones, también tiene que ver con futuro y cambios. Pensemos un momento en directores como Christopher Nolan, el caballero de los ‘Batmans’, quien desde sus comienzos (‘Memento, 2000’) se aventuró a contar sus historias en otro orden. O también con otros universos. ¿Cómo olvidar ‘El origen’ (‘Incepcion’, 2010)?Pues bien, hay un director llamado Rian Johnson, quien desde el comienzo de su carrera ha tomado riesgos al contar historias con un sello particular. Además de ‘Brick’ (2005), un ‘thriller’ de bajo presupuesto con el que llamó la atención de público y festivales, al narrar una película con muchos elementos clásicos de género. Después le siguió ‘The brothers bloom’ (2009), una película divertida con protagonistas excéntricos y memorables. Y ahora, llega con su tercera película ‘Asesino del futuro’ (Looper).Esta película, tan interesante como elaborada, exige atención total del espectador que terminará por conectarse, a fondo, una vez que comprenda los juegos narrativos entre el futuro cercano y uno no tanto. La historia original, escrita por el mismo Johnson, se ubica en 2044 y tiene como protagonista a Joe, un asesino a sueldo (Looper) que hace parte de una mafia que opera en dos tiempos diferentes. En el futuro capturan a personas que quieren ‘borrar del mapa’ y las envían al pasado donde ‘loopers’ como Joe los esperan, les disparan y desaparecen sus cuerpos sin hacer mayores cuestionamientos. Esta rutina se repite día tras día, pero de repente todo cambia. Los ‘loopers’ descubren que alguien del futuro está interesado en eliminarlos a todos. La forma no deja de ser menos atractiva: suelen enfrentarlos a sus ‘yo’ del futuro. De ésta manera terminan eliminándose a sí mismos. ¿Le parece raro? Pues bien, ese es solo el comienzo porque la verdadera historia arranca cuando Joe se encuentra con el Joe del futuro que ha venido al futuro con la idea de cambiar su destino. En realidad lo que más le interesa es asesinar a una persona que se hace llamar el hacedor de lluvia y que es el cerebro que está tras la muerte de todos los ‘loopers’. El viejo Joe quiere cambiar su destino y evitar la muerte de la mujer que ama y poco le importa que esto signifique matar inocentes. El joven Joe, por su parte, quiere otra cosa, además de salvar su vida está dispuesto a hacer lo que sea por detener los planes de sí mismo. Así, con las piezas en el tablero, la suerte está echada. Más interesante aún, es ver cómo Johnson evitó el camino fácil y en lugar de optar por unir los personajes en búsqueda de un mismo objetivo, los mantuvo distantes, enemigos. No hay compasión, al menos no del joven quien por obvias razones no teme que desaparezca su ‘yo futuro’, de todas maneras él aún puede fabricarse otro. En cambio, no sucede lo mismo con el viejo, quien solo intenta persuadir al joven de que piense como él porque matarlo es impensable: esto conllevaría su desaparición también. ‘Asesino del futuro’ es una película muy interesante, no solo por la premisa que maneja sino por la forma como se cuenta. Superando los lugares comunes del futuro y fórmulas añejas, el mito del elegido se inmiscuye en la historia y deja ver algunos hilos de las posibles historias futuras. Pero que al final el director resuelve de una manera tranquila, lejos de dramas desgarradores y ayudado además por dos grandes actores como son Bruce Willis y Joseph Gordon-Levitt. La sazón extra la propicia el ingrediente del niño portador de un talento que no pidió y que aún puede desarrollar como mejor le venga. Así, Rian Johnson deja ver su esencia de director y da pasos firmes en la industria cinematográfica que sin duda lo conducirán a terrenos fructíferos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad