Maritza Rodríguez ya no es la mala de la novela

Maritza Rodríguez ya no es la mala de la novela

Marzo 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Maritza Rodríguez ya no es la mala de la novela

La actriz Maritza Rodríguez.

La actriz barranquillera Maritza Rodríguez abandona su rol de villana en ‘El rostro de la venganza’, pero sueña con hacer un dúo de maldad con Catherine Siachoque.

Del lado de los buenos. Esa es la nueva orilla en la que se encuentra la actriz barranquillera Maritza Rodríguez, una de las villanas favoritas de la cadena Telemundo, que en la nueva producción ‘El rostro de la venganza’ se deja  ver como  una mujer con cero asomo de maldad y rencor.

En ella interpreta a Antonia, una siquiatra que se enamora de Diego, su paciente de años, en una historia “diferente y maravillosa que va a llamar la atención”, comenta la actriz.

Reconoce que la nueva producción, que ya se encuentra al aire en Telemundo Internacional,  no es como las telenovelas que estamos acostumbrados a ver. “Está marcada por  el misterio, lo impredecible que puede ser la manera como se cuenta la historia. Es mirar cómo un niño es acusado de algo que ni siquiera él mismo recuerda. Además,  cómo un suceso repercute en la vida de una persona y afecta a quienes están en su entorno”.

 De fondo hay una historia de amor en donde se abordan aspectos como “la seguridad y la valentía, para vencer todos los miedos. De hecho, el protagonista es muy particular porque es un hombre que no conoce el mundo, no conoce a la gente y su conexión con todo es una mujer, Antonia, que además es su siquiatra y su guía”.

En su rol dejará ver parte de esa Maritza que ya es mamá de dos hijos de un año. Y  asegura que las mujeres “somos grandes administradoras de las emociones, por eso podemos hacer todo a la vez”. Desde Miami, la actriz conversó con El País sobre su nuevo personaje. 

¿Qué retos le planteó encarnar a la doctora Antonia?

El reto fue trabajar en una historia que para muchos puede ser inverosímil pero que tiene muchas verdades. Lo trabajé con  sinceridad y más cuando estaba moldeando un personaje que navegaba entre el juicio, la sinceridad, la transparencia. Rara vez uno tiene la oportunidad de hacer personajes como estos, que son de carne y hueso, aunque estés en la magia de las novelas. El sabor de este personaje fue  maravilloso porque no es una historia autobiográfica. Para mí, fue un regalo y lo disfruté como tal.

¿Qué lleva Antonia dentro de sí? ¿cuáles serán sus conflictos?

Es un mujer  honesta, de corazón abierto, que persigue la verdad, justiciera, muy femenina, una mujer con sentimientos reales, que teme a traicionarse ella misma, una mujer que navega dentro de la dualidad de ser profesional, pero qué más dá si me paso de la raya y me dejo llevar por mis instintos. Creo que los seres humanos siempre estamos en esa línea de no pasarnos de lo correcto o no correcto, o de lo que nos dice el corazón. En últimas, creo que ese es el reto no solo de este personaje, sino de todos los seres humanos:  pelear con nuestro yo interior, con la conciencia, con el corazón. A todos nos pasa que estamos con el diablito a un lado y el angelito al otro. Creo que estos elementos que son tan reales y tan comunes a todos, hacen que el espectador se pegue a un personaje y a su historia.

¿Qué siente estar ahora del lado de los buenos luego de tantos papeles de villana?

Como que respiro. Como decimos en Barranquilla ‘Con su...avena y su pitillo’. Es realmente estar en la otra orilla. Hacer villanos es  pesado y desgastante, tanto en el trabajo como en el día a día porque fuera del set hay quienes te ven como el culpable de todo lo malo que sucede.  Hacer villana tras villana tampoco es sencillo porque no se pueden parecer. Amo crear personajes, es el proceso  más espectacular que tiene la actuación. Pero cambiar, hace que todo sea más relajante. 

¿Cómo logró no enloquecer con su doble rol en ‘La casa de al lado’ donde dio vida a una   gemelas que eran  polos opuestos? 

No sé, creo que tuve mucha suerte en esa producción porque cuando uno está en caliente, uno se vuelve ‘Superman’.. Cuando me contrataron era Pilar y no había otro personaje, fue cuando me entregaron el siguiente libreto cuando aparece Raquel, la gemela de Pilar. Y ahí tuve que crear un personaje de un día para otro. No tuve tiempo para pensar sino para hacer. Ahí jugó mucho la experiencia, lo aprendido en el camino y eso fue bueno porque no era echarle mucha mente al asunto, sino que todo fluyó. Le sumo a eso la suerte que en otro proyecto también había hecho de gemela, una más mala que la otra. Pero este fue otro regalo, un postre,  porque era ser protagonista doble con una cara buena y otra mala. Lo único es que al final, después de 90 capítulos de intentar cambiar mi perspectiva como actriz ante el público,  la gente empezó a decirme: ‘te quedan mejor las malas’.  

Hablando de villanas, ¿cuáles son más malvadas: las de Maritza o las de Catherine Siachoque?

Creo que las villanas más villanas ni siquieran llegan a un punto de comparación. Las villanas que hace Catherine son de primera clase, son muy buenas, extremadamente fabulosas; y mis villanas también son muy buenas. Cada una  tiene  su sabor y  su picante con su público. 

Pero siempre le he dicho a ella que un día, ojalá, nos pongan a las dos. Siempre en una novela hay una sola villana y ¿por qué  no hay una muy buena o dos muy villanas para enloquecer a la protagonista? Creo que la pobre buena no sabría a quién matar primero. Eso sería como para alquilar balcón. 

Entonces, actuar con Catherine Siachoque es un sueño pendiente... 

Claro, sería muy bueno, no por nosotras, sino por el público al que le daríamos el pastel completo con las dos villanas de la casa. Eso sería para rating ¿Quién no quisiera tener eso? Sería un verdadero hit. Ojalá que nos escriban algo o consideren que podemos trabajar juntas. Sería fabuloso.

El Rostro de la Venganza 

Es la historia de Diego Mercader (David Chocarro), quien a sus 30  años ha sido liberado de la unidad psiquiátrica de una prisión donde cumplió una condena de 20 años por ser presuntamente el autor intelectual de una masacre en su escuela en la que siete compañeros murieron. 

Su psiquiatra, la Dra. Antonia Villarroel (Maritza Rodríguez), será quien descubra inconsistencias en el caso, revelando secretos que dejarán al descubierto macabras verdades ocultas por años. 

’El rostro de la venganza’ fue grabada en Nueva York y Miami.

Los protagonistas de esta historia son  David Chocarro y Maritza Rodríguez quienes ya cautivaron a la audiencia con La Casa de al Lado; junto a ellos estará el actor Saúl Lisazo, y las bellas actrices Elizabeth Gutiérrez (foto) y Marlene Favela.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad