Mario Sábato, el narrador de la gloria de Nairo Quintana

Mario Sábato, el narrador de la gloria de Nairo Quintana

Junio 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Mario Sábato, el narrador de la gloria de Nairo Quintana

Mario Sábato escribe de todos los deportes. Es narrador de ciclismo. En los Juegos Olímpicos narró el triunfo de la ciclista colombiana Mariana Pajón.

El comentarista argentino Mario Sábato conquistó el corazón de los colombianos gracias a la sentida transmisión que hizo, vía ESPN, de la victoria de Nairo Quintana en el Giro de Italia.

El periodista argentino Mario Sábato, de la cadena Espn, que emocionó a los colombianos con su narración del triunfo de Nairo Quintana en el Giro de Italia, todos los días desde aquel glorioso 1 de junio de 2014 le envían fotos de cédulas y pasaportes colombianos a su nombre y le piden a través de las redes sociales que se nacionalice como uno de los nuestros. Ese día Sábato logró junto a Nairo otra hazaña. Con frases como “Atenciónnn Colombia, parte Nairo como una motoooo’, o ‘pero eso no importa, ya Nairo es campeón’, aún cuando otro ciclista le llevaba la delantera al colombiano, el argentino mantuvo la emoción de principio a fin en la narración. “Cuando Nairo sube al podio y se pone la camiseta rosa y por fin ganamos, se me quebró la voz, hice fuerza para que no se dieran cuenta de que estaba lagrimeando”, le confesó Sábato ayer a El País, desde Argentina.¿Le suena la idea de ser colombiano?(Risas) Sí, me ha encantado. El año pasado, en la Vuelta a Colombia, me enamoré de su país hermoso. La frase de Nairo lo dejó claro: “Colombia no es guerra, sino amor”. Siendo un argentino desconocido y teniendo en cuenta que los argentinos no solemos caerles muy bien en Suramérica, los colombianos me han tratado con muchísimo amor. Soy un enamorado de ese bonito país. Y esto que dicen que me quieren nacionalizar, me muero de la risa. ¿Por qué no?¿Nairoman y Rigonaitor ya son marca patentada suya?Pero no de Mario Sábato. La gente encontró los apodos para sus héroes y fueron pegando en las redes sociales. El de Rigonaitor costó un poquito más. A mí me da mucha risa. Yo no sé si a ellos les gustará o no. A mí me gustó llamarlos como dos súper héroes del deporte.¿Cuál fue el momento más emotivo de las dos etapas que ganó Nairo?Cuando cruzó la raya que perfilaba la última etapa. La carrera se centraba en ver quién ganaba el sprint, pero yo estaba desesperado por ver a Nairo cruzar la raya y de una vez por todas verlo campeón.¿Por eso narró la carrera siempre como si ya Nairo hubiera llegado a la meta?Sí, yo me emociono mucho. Me crié en un velódromo en Argentina, porque toda mi familia ha sido ciclista y todo lo que encaro en la vida lo hago con pasión. Ver el momento en que ya se veía que podía ganar, me hacía gritar como loco. Y los productores del canal me decían “te vas a quedar sin voz, loco”, y les decía, “no me importa nada”. Quería por fin ganarles algo a los europeos. Siempre nos ganan en todo, sobre todo en el ciclismo.¿Y si en la tabla final hubieran estado punteando un argentino y un colombiano, por cuál se habría inclinado?No, por cualquiera que fuera de Latinoamérica habría sentido la misma emoción, fuera argentino o colombiano. Esta vez me tocó Nairo, pero el día que estuvieron Jackson Rodríguez o Jonathan Monsalve, venezolanos, me emocioné. Quiero que ganemos los de este lado del Atlántico. ¿Cómo habría manejado una derrota de Nairo?No sé, no me lo puse a pensar. Desde antes de arrancar en ESPN dije: “Ojo que vamos a ganar y que vamos a hacer el 1-2” y muchos se morían de la risa, me decían “pará, fanático, pará un poco” y se logró. Nunca me puse a pensar qué pasaría si no salía primero alguno de los dos, Nairo o Rigo.¿Con este fenómeno de las redes sociales ya vive el precio de la fama?No (risas), no me siento famoso ni mucho menos. Ni en el mejor de los sueños pensé que podía vivir algo así. Fue muy emocionante ver, dos días después de la carrera, llegar cada segundo mensajes de cariño de los colombianos. Nairo fue feliz con su título, y lo que a mí me tocó vivir por relatar su carrera me hizo también uno de los hombres más felices del mundo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad