ENTRETENIMIENTO

Marilyn Monroe, ¿feminista o símbolo sexual?

Agosto 06, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Por: Érika Mantilla Sánchez / reportera de El País 
Nueve datos para recordar a Marilyn Monroe, la diva eterna

La muerte de Marilyn Monroe, a sus 36 años, sigue rodeada de misterio.

Archivo El País 

En la mañana del 5 de agosto de 1962, el ama de llaves de Marilyn Monroe entró a su cuarto . La “hermosa criatura” como fue llamada en el libro ‘Música para camaleones’ (Capote, 1980), yacía inconsciente sobre la cama después de consumir un frasco completo de somníferos.

Un final triste que materializó el mito. Marilyn no llegaría a la vejez para consagrarse como actriz, o cantante, o bailarina, sería eternamente la rubia perfecta e inocente, objeto del deseo universal.

Entre su carrera y su vida personal hubo una gran ambigüedad, ésta precisamente abre la discusión sobre la necesidad de reconocerla como un ícono tanto femenino como feminista.

Marisa Sotelo Ávila, licenciada en Derecho, experta en Políticas Públicas para la igualdad de género y directora de la Fundación Mujeres de Madrid, resalta la importancia de reconocerla como ícono del feminismo actual. En sus palabras, durante esa época “únicamente existían modelos de mujer creados para ser símbolos sexuales, para dar gusto a la sociedad y a las fantasías sexuales de los hombres”. Y claro que Marilyn fue uno de ellos, pero tal vez haya sido la primera que se involucraría en su creación.

Su corta historia da cuenta de una mujer determinada, valiente, con pensamiento de avanzada, empeñada en ser tenida en cuenta por su inteligencia y no solamente por su belleza. “Hubo una Marilyn casi feminista, que encarnaba el ideal de la mujer que se rebela”, agrega Sotelo.

Pero de esa Marilyn, incluso ahora se sabe poco. Casi nadie sabe que detrás de la mujer sumisa que conoció el público hay una historia que revela su carácter decidido.

Viviam Unás, jefa del Departamento de Pedagogía de la Universidad Icesi y participante de su grupo de estudios de género, reflexiona sobre las diferencias entre lo femenino y el feminismo. Cree que es difícil verla como una feminista porque su imagen es un modelo limitado, que permitiría pocas posibilidades de ser mujer. Admite que su vida es un ejemplo muy interesante con el que se puede plantear la discusión de las diferencias entre estos conceptos.

En sus palabras, los rasgos que hicieron a Marilyn famosa “son precisamente los que reafirman conductas represivas, atribuyendo a las mujeres características biológicas animalizantes, en lugar de resaltar el trabajo intelectual. Esa imagen de aniñada pero sensual, un poco tonta o de mujer frágil que se nos enseña como algo positivo tiene un reverso, y es que reivindica valores que contribuyen a la subordinación de las mujeres. La fortaleza no es esperada en ella (ni de una mujer) porque la haría menos femenina, menos deseable”.

Esa era Marilyn frente a la cámara. Detrás de ella, en cambio, se dio la libertad de ser muchas otras.

Lois Banner, en su libro ‘Marilyn: La pasión y la paradoja’ revela datos casi inéditos. Cuenta que la actriz fundó su propia productora para tener la libertad de realizar sus películas, un acto muy independiente para una mujer en aquel Hollywood machista.

Se identificaba con la clase trabajadora, desde los 16 años trabajó porque no tenía interés en las labores domésticas. Era muy progresista en su ideología política y apoyaba al movimiento de libertades civiles; luchó contra los potentados de industria que la tildaban de tonta. Siempre se acompañó de tutores de actuación, determinada a convertirse en actriz profesional.

Pero lo más valioso para Banner fue la valentía de Monroe al declarar el abuso sexual que sufrió de niña. “Este era un tema fundamental para el feminismo de 1970, pero en la década del 50, las víctimas eran responsabilizadas por lo que había pasado. Era eso o callar y Marilyn no lo hizo”. Dichas situaciones se presentaron en el seno de una de las familias con las que vivió: uno de sus padres adoptivos y un hermano adoptivo.

Su nombre basta. Pocas figuras del cine como Marilyn Monroe acumulan tantos ecos míticos y todavía menos permanecen intactos en el tiempo, incluso aumentando su poder y su condición de ícono. Sin duda, será eterna.

20 datos sobre la “hermosa criatura”

• Su nombre real hace honor a las actrices norteamericanas Norma Talmadge y Jean Harlow.

• Su madre fue diagnosticada con esquizofrenia paranoide y fue internada varias veces en clínicas de reposo.

• Norma conoció a su media hermana materna, Berenice, cuando tenía 12 años .

• Se casó a los 16 años para no regresar a un orfanato, pues sus tutores ya no podían mantenerla.

• La revista Yank Army Weekly hizo la primera fotografía de Marilyn en 1943 mientras trabajaba revisando paracaídas para una compañía de armamento militar.

• Su primer trabajo como actriz fue con la Twentieth Century Fox como extra.

• Sus primeros protagónicos tuvieron taquillas tan pobres que la productora desistió de renovar su contrato.

• Se realizó dos cirugías estéticas en nariz y mentón para afinar su perfil.

• Con Claudia, el personaje de una inexperta actriz de teatro en ‘Eva al desnudo’ (1950) se consolidó ante la crítica cinematográfica.

• Inició estudios en Arte y Literatura en UCLA pero no los culminó.

• Se inscribió en el Actor’s Studio de Nueva York y a partir de ese momento su mentor actoral sería Lee Strasberg.

• Su matrimonio con Joe Dimaggio terminó, entre otras cosas, porque al beisbolista le incomodó la famosa escena del vestido blanco sobre los ductos de aire en ‘La tentación vive arriba’ (1955).

• Sus películas más recordadas son ‘Los Caballeros las prefieren rubias’ (1953) y ‘Cómo casarse con un millonario’ (1953), aplaudidas por la crítica y de alta recaudación en taquilla.

• Rechazó protagonizar ‘The Girl in Pink Tights’ (1954) con Frank Sinatra porque no estaba de acuerdo con el salario ni el argumento de la película.

• En Japón aceptó un contrato de cantante para entretener a 70 mil marinos de las tropas americanas que se dirigían a Corea.

• Protagonizó y produjo ‘El príncipe y la corista’ (1957), primer proyecto de su productora.

• Su interpretación de la canción del cumpleaños (para JFK) todavía es una de las más vistas en YouTube.

•Se sospecha que no se suicidó, su muerte pudo haber sido un intento de cubrir el romance que mantenía con Robert F. Kennedy.

•La casa de subastas Julien en California ha realizado tres subastas muy exitosas con sus objetos personales, desde un labial usado hasta su biblioteca de 400 libros.

• Se dice que su IQ (índice de coeficiente intelectual) era de 163 puntos, tres más que el de Albert Einstein.

• Entre sus escritores favoritos estaban Shakespeare, Proust y Joyce, mucho antes de conocer a Arthur Miller.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad