María Cecilia Sánchez regresó al país para darse un 'borondo' por el Valle
ENTRETENIMIENTO

María Cecilia Sánchez regresó al país para darse un 'borondo' por el Valle

Diciembre 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
María Cecilia Sánchez regresó al país para darse un 'borondo' por el Valle

El año pasado María Cecilia protagonizó el video de ‘La Mordidita’, del boricua Ricky Martin, que se rodó en la ciudad vieja de Cartagena.

La actriz, modelo y presentadora María Cecilia Sánchez regresó a Colombia para trabajar en diferentes proyectos. Por ahora se la puede ver en Telepacífico.

Después de un tiempo viviendo en Madrid,  María Cecilia Sánchez recorre el Occidente del país desentrañando el significado de ser colombianos, en el  programa de  Telepacífico: ‘¿Y de quién es la culpa?’.  En los 13 capítulos, se va de ‘borondo’ para hablar con voces autorizadas quienes le explican porque en Chocó, Nariño, Cauca y el Valle del Cauca, hablan como hablan. Además resuelve   por qué en el Chocó se consume queso costeño si no hay vacas o por qué los médicos no son capaces de curar el mal de ojo.  Se trata entonces de un viaje social en 24 minutos, que retrata las calles, los ríos, las cocinas y los tertuliaderos de los habitantes de la región.Cómo llegó ‘¿Y de quién es la culpa?’ Había trabajado antes en la televisión pública con un programa de Parques Nacionales Naturales y me recordaban por eso, así que me gustaban. Los productores querían un presentador masculino y al final no se por qué llegaron a  mí.  ¿Qué tal la experiencia de recorrer estos departamentos? Ya había estado anteriormente en  Quibdó, así que  fue muy grato volver. Es un destino desconocido para mucha gente en Colombia y la forma de ser de la gente es tal  que uno no termina de maravillarse,  es otra riqueza y es delicioso presenciarlo. Volver al Cauca, que  es la tierra de mis ancestros paternos  tiene mucho significado para mí,  la comida popular me recuerda  mucho a mi abuela, a  las navidades.  Rescato la tradición artesanal que hay en Nariño, que  es un departamento impresionante y con una gran riqueza cultural. Nuestro Pacífico nunca deja de sorprender. Cuando te encuentras en Pasto la energía es muy diferente a la del resto del país, el ritmo,  la manera de ser, de  estar  y comunicarse es algo que desde este punto de vista uno se goza mucho.   ¿Qué es lo valioso de este programa? Que podemos generar pensamiento, identidad e invitamos a mirarse a uno mismo, sentirse orgulloso de viajar por el litoral. Mucha gente en Cali insiste en ir a Cartagena cuando tenemos sitios que empiezan a estar en la mira del Pacífico. Invitamos a ir a los carnavales, conocer las lagunas que hay en Nariño o la geografía que hay en el Cauca.  Si miráramos un poco más nuestra región entenderíamos que aunque otros sectores del país  están más preparados para el turismo porque han tenido la oportunidad de explotarlo, estamos en un cuarto de hora de tranquilidad a nivel social que debemos aprovechar.  ¿Por qué se había ido de Colombia? Por razones personales y emocionales. Estar lejos fue un proceso bonito,  fueron años de mucho aprendizaje en todo aspecto. Aprendí que uno no es inmigrante hasta que no lo es, porque una cosas es viajar meses y otra es pagar recibos, enfrentarte a las cotidianidades  y a los problemas de otro país. Cinco años fuera son formativos, valoras el trabajo,  es un reciclaje impresionante donde tienes que volver a demostrar desde lo más básico  quién eres a nivel laboral, la experiencia que tienes y eso te hace tener que exigirte mucho más.  También te enfrentas al estereotipo sobre Latinoamérica, que no es  no es aversión sino más bien desconocimiento.  Me resultaba difícil, por ejemplo, encontrar un papel que no estuviera vinculado al narcotráfico. ¿Y por qué volvió? Siempre estuve yendo y viniendo. En cuestiones laborales desde Latinoamérica es mucho más fácil ir a trabajar a otros países. En Europa  estás más aislado a nivel de lenguaje. Acá es mas fácil decir me voy a Chile porque hay proyectos y hay gente con la que he simpatizado, o  al menos eso es como me lo he planteado y por la manera en la que está  ubicada Colombia  todo se hace más estratégico. Ahora mi base está en Bogotá, me estoy adaptando al regreso.   

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad