Manual para reirse de la continuidad y de la propia desgracia
ENTRETENIMIENTO

Manual para reirse de la continuidad y de la propia desgracia

Septiembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya
Manual para reirse de la continuidad y de la propia desgracia

Entrevista con Andrés Gómez Osorio, autor del libro 'A usted también le ha pasado, admítalo'.

Usted También le ha Pasado ¡Admítalo! es el sugerente título con el cual Andrés Gómez Osorio busca que más de un lector tenga en sus manos “Un manual para burlarse de sus propias desgracias y darse cuenta al final que nada es tan grave”.Detrás de este autor bogotano está uno de los periodistas que integran la Alta Consejería de Comunicaciones de la Presidencia de la República. “Mi trabajo le da un toque serio a mi vida, y mi blog ‘Le puede pasar a usted’ me permite oxigenar mi vida de tanta cosa elevada”, dice.De su blog han salido todas las historias divertidas, cotidianas y sarcásticas que comprenden el libro y que muy pronto podrán ver la luz en los formatos de serie animada y serie con actores para la televisión. Y como para Osorio, a cualquiera le puede pasar, aceptó un diálogo sin tapujos, como sus historias, con El País.Su mamá escribió el prólogo de su libro, ¿Acaso no le da ‘oso’, como dice usted, que ella lo desnude ante sus lectores?Para nada porque a lo largo del libro desnudo a mi familia. Le aprendí a ella y a mi familia a burlarnos de nosotros mismos, a no generar dramas con lo que nos pasa.Tras leer el libro uno se lleva la imagen de que todo le vale cinco y que nada lo acompleja, ¿A usted sí le da ‘oso’ algo?A mí si hay cosas que me dan ‘oso’ pero igual las cuento. Por ejemplo, escribir este libro y el blog me da oso al saber que hay ciertas personas que lo van a leer dependiendo del tema. Si escribo de sexo, me da pena que me lea mi jefe o mi mamá. Pero creo que el éxito de mis artículos es escribir sin pena porque si escribo con pena se le quita el sabor a las cosas. ¿En realidad usted sí es un “partidazo” como dice su mamá?Eso dice ella pero creo que no porque tengo amigos ‘gay’, soy metrosexual y acudo a la recursividad del vaciado como andar con una cerveza toda la noche en una rumba. Además soy cobarde, no podría defender a mi novia de un fortachón, me intimidan las costeñas y las caleñas.¿Por qué defiende a los anti machos?Porque creo que somos mayoría. Yo soy de los que veo una pelea y me tiemblan las piernas, creo que somos más los que no nos gusta el fútbol y lo escribo porque es momento de asumir que no somos los machos cabríos que la sociedad dicta. ¿Qué son los llamados machos Alfa?Seres involucionados. ¿Son los hombres un mundo lleno de contradicciones?Sí, uno dice que las colombianas son muy intensas pues siempre quieren controlarnos, pero hay veces en que los hombres hacemos show de mujeres porque cuando nosotros somos los desocupados, somos los que siempre estamos llamando, pasando revista y reclamando porque no nos paran bolas.La familia es la columna vertebral de su libro, ¿en qué momento la herencia familiar puede ser nociva para la salud?Depende. En mi caso haber nacido en una familia que se burla de todo sin caer en dramas es muy saludable. Lo perjudicial para la salud es no enfrentar la vida con la verdad y con humor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad