Majida Issa, corazón no blindado

Marzo 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Majida Issa, corazón no blindado

Luego de su separación con Majida, Mijail Mulkay trinó: “Soy viudo de muerte viva, porque mi mujer se murió por otro”.

La relación entre Majida Issa y el actor cubano Mijail Mulkay finalizó tres años y medio después por “responsabilidad de los dos” como le dijo a una revista “y con todo respeto, esas razones deben pertenecerles a los dos”.

Cuando grababa ‘La quiero a morir’ su corazón sucumbió ante el cubano Mijail Mulkay, en ese entonces pareja de la actriz Alina Lozano y con quien tenía un bebé recién nacido.La relación entre Majida Issa y el actor cubano finalizó tres años y medio después por “responsabilidad de los dos” como le dijo a una revista “y con todo respeto, esas razones deben pertenecerles a los dos”.Se especulaba que el motivo de la separación es que ella se había enamorado de Andrés Sandoval, su coprotagonista en ‘Corazones Blindados’.Interrogado sobre por qué negaron en un comienzo su noviazgo, Andrés le aclaró a El País: “Nunca hemos negado este noviazgo que es reciente, hace poco realmente logramos dar el paso como pareja, de hecho ella estaba saliendo de una relación. Cada uno estaba en una relación y nos alejamos después de ‘Corazones blindados’, y luego nos reencontramos, pero la química fue fuerte. Nunca negamos nada. Solo que no queremos que se metan en nuestro rancho. No es chévere dar alguna declaración porque inventan cosas, pero eso nos tiene sin cuidado, la vida pasa factura y en ese sentido nosotros estamos tranquilos”.Andrés no pudo blindarse ante “su mirada profunda, que me encanta, su boca de ensueño y su huequito en el mentón que me enloquece. Es sincera en todo lo que hace, lo que dice, una actitud poco dada en estos tiempos, me gusta todo, todo de ella. ¿Qué puedo hacer? Estoy enamorado”, comenta riendo el atractivo actor.Con más rasgos de costeña que de bogotana por su forma de hablar, de expresarse, de bailar, como lo asegura Andrés, en su vida profesional están trabajando juntos en proyectos audiovisuales donde él ha sido el director y ella su asistente de dirección. Y en la vida doméstica también comparten tareas. “A veces cocina ella, a veces yo. Es sicorrígida con la limpieza, yo soy más ‘cochino’, pero ella es muy juiciosa y me regaña por ser desordenado a veces”.Intensa para el trabajo hasta la desesperación, como lo revela Ylia, su mamá, se pone de mal genio si no le alcanza el tiempo para lo que quiere hacer. En sus tiempos libres le encanta hacer pulseras, aretes, decorar, hacer sus propias cortinas. Y es feliz comiendo marmahón, una comida palestina a base de garbanzo y pollo.Parte 1: Majida Issa, la ‘Ronca’ de ahoraParte 2: Majida Issa, heredera de talento

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad