Mahershala Ali se llevó el primer Óscar de una gala muy política

Febrero 26, 2017 - 11:28 p.m. Por:
Elpais.com.co
Mahershala Ali

Mahershala Ali, ganador en la categoría de Mejor Actor de Reparto.

El País l AFP

Mahershala Ali, que se convirtió al islam en 1999, recibió el primer Óscar de este domingo, en una ceremonia que arrancó con un fuerte condimento político y en la que "La La Land" figura como clara favorita.

El primer "Y el Óscar va para..." fue para el protagonista de "Moonlight" , que cuenta la historia de un niño homosexual que se hace hombre entre las drogas y la pobreza de Miami, y que está nominada en total en ocho categorías.

Ali no entró en política a la hora de agradecer a sus maestros, familia y compañeros de producción. Pero el anfitrión Jimmy Kimmel no dejó pasar la oportunidad para lanzar algunos dardos. "Esta transmisión la están viendo millones de estadounidenses y en todo el mundo, en más de 225 países que ahora nos odian", lanzó al arranque.

"Algunos podrán venir aquí esta noche y darán discurso sobre los que el presidente de Estados Unidos tuiteará en mayúsculas a las 5 de la mañana mientras alivia el intestino. Y creo que eso es excelente", bromeó en referencia al uso constante del mandatario de la red social.

En un momento preguntó si habían reporteros de CNN o el New York Times. "Abandonen el edificio de inmediato", lanzó en otra clara referencia a los medios con los que la Casa Blanca está enfrentados.

"No tendremos tolerancia por la noticias falsas. Amamos los falsos bronceados, pero ¿noticias falsas?", siguió. El primer premio rompe el maleficio de dos años de los #OscarsSoWhite (Óscar demasiado blancos) que llevó a llamados a un boicot contra la Academia.

Ali es además el primer actor musulmán en llevarse la gran estatuilla del cine, en un momento en que el presidente Donald Trump ha puesto en pie una fuerte política migratoria, que incluyó una orden -derogada en la justicia- que prohibía la entrada al país de refugiados y ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

La orden de Trump contra inmigrantes musulmanes llevó por ejemplo a que el director iraní nominado Asghar Farhadi no asistiera a la gala en protesta. Su película "El viajante" fue proyectada frente a unas 10.000 personas en una plaza en Londres. Los Cascos Blancos sirios, célebres socorristas en las zonas rebeldes de Siria, tampoco asistieron por los bombardeos y problemas con su pasaporte. "OJ: Made In America" ganó mejor documental.

La favorita "La La Land"

Con 14 nominaciones, la cinta del joven director Damien Chazelle es la gran favorita de la noche. Perdió ya uno: diseño de vestuario, que fue a "Animales Fantásticos y dónde encontrarlos".

"La La Land" es una película sobre los que sueñan en ser descubiertos y saltar a la fama de la noche a la mañana, los que no se detienen por una, dos o cien audiciones fracasadas y mucho menos abandonan sus objetivos por amor.

Una aspirante a actriz -Emma Stone- y un jazzista quebrado -Ryan Gosling-, entre los "tontos soñadores" esperando su gran oportunidad que bailan y cantan en una autopista congestionada de Los Ángeles. Es la historia de muchos en Hollywood y la Academia lo premiará.

Los pronósticos le dan entre nueve y 10 estatuillas, una menos que el récord que comparten "Ben-Hur" (1959), "El señor de los anillos: El retorno del rey" (2003) y "Titanic". Stone, que ha dominado la temporada de premios, podría llevarse su primer Óscar desde que a los 14 años convenció a sus padres de abandonar la escuela y mudarse a California para convertirse en actriz. Toda una historia "La La Land".

Pero está la francesa Isabelle Huppert, que le arrebató el Globo de Oro y ganó el sábado el premio Spirit al cine independiente y el César a mejor actuación femenina. Con ellas compite Natalie Portman, que encarnó a la ex primera dama de Estados Unidos Jacqueline Kennedy en la biopic del chileno Pablo Larraín; y Meryl Streep, que amplió a 20 su récord de nominaciones por "Florence Foster Jenkins" y fue protagonista en los Globos por su afilado discurso contra Trump.

En las proyecciones a mejor actor Gosling está fuera y la carrera se decidirá entre Casey Affleck, ganador del Spirit, y Denzel Washington, que obtuvo el premio del sindicato de actores SAG.

El primero por su papel en el desgarrador drama "Manchester junto al mar" y el segundo por "Fences" , de la que también es director. En la exigua representación latina está el mexicano Rodrigo Prieto, por la fotografía de "Silencio" ; el español Juanjo Giménez por su corto "Timecode" ; y por la canción de "Moana" , el aclamado Lin-Manuel Miranda, que podría sellar un EGOT: Emmy, Grammy, Óscar y Tony, proeza que sólo logró una latina, Rita Moreno, en 1977.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad