Madonna en Medellín: una lección para la organización de eventos en Colombia

Noviembre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa

Los fans de Madonna en Colombia mostraron una devoción a toda prueba. Las lecciones de uno de los conciertos más importantes en la historia del país.

Tras las presentaciones de Madonna en Colombia, miércoles y jueves, quedó claro que el país está listo para conciertos de primer nivel y que hay público hasta para dos fechas, con el mismo artista. Bogotá ya había tenido la oportunidad de probar su nivel como escenario para grandes shows con Paul McCartney y Lady Gaga, Medellín ya pasó la prueba y ahora el balón está en la cancha de ciudades principales como Cali, Bucaramanga y Barranquilla que tienen el reto de tomar ejemplo, aplicar y empezar a hacer carrera para ser en un futuro destinos para conciertos de esta categoría.Dentro de los buenos ejemplos que deja la visita de Madonna, que se deben copiar y seguir replicando, está el sentido de ciudad que se le dio al evento. Esto quiere decir que el concierto no sea responsabilidad únicamente del empresario, de la gente de logística y de los fanáticos, sino de todas las fuerzas vivas de la ciudad. En Medellín unieron fuerzas Bancolombia, la Alcaldía y el Metro. Y el resultado no podía ser otro: prohibición de campamentos de fanáticos en los alrededores del estadio, hidratación a los asistentes, acceso rápido y seguro a las distintas localidades dentro del estadio y extensión en el horario del servicio de transporte público. “Tremendo espectáculo: Madonna y Medellín brillaron. Felicitaciones para las dos”, manifestó a través de su cuenta en Twitter el gobernador Sergio Fajardo.Pero, además, la visita de Madonna también invita a las ciudades que serán futuras anfitrionas de artistas a fijarse en los pequeños detalles, esos que sin duda también enamoran a cualquiera. Alta fidelidadDetalles como crear una tarjeta conmemorativa con la imagen del tour, adelantar actividades propias de la ciudad para hacerla más atractiva como iniciar el alumbrado una semana antes o hacer una exposición como la exhibición de las obras ‘Como una oración. Las Madonnas’, en la Universidad EAFIT; así como incentivar a todos los sectores productivos de la ciudad (hoteles, bares, restaurantes y otros) a generar planes y facilidades para los visitantes, son aspectos que tampoco pueden pasarse por alto, pues en últimas invitan a la identidad por lo propio. Al calor de esto también viene la llamada cultura ciudadana: seguir al pie de la letra las indicaciones hechas por los organizadores, llamar la atención al asistente que quería dárselas de listo y hacer uso de las redes sociales para reportar situaciones de diversa índole y proporcionar un seguimiento detallado a la actividad para quienes no lograron asistir. Ecos del conciertoLa música, la danza, el teatro, las acrobacias sobre cuerda, las artes audiovisuales, la moda, el clown, el contorsionismo, las artes marciales y hasta el ‘striptease’ se unieron en un show ambicioso y nada usual en Colombia.La defensa de la paz mundial, una crítica al matoneo y una soterrada defensa de la independencia de las regiones de España fueron las banderas políticas que enarboló la controversial ‘Chica Material’. Con la presentación del trío Kalakan, “del País Vasco”, el público pudo ver en acción, bailando brake, a Rocco, hijo de la Reina del Pop y Guy Ritchie, tal vez el rey de la comedia negra. “Es genial poder estar finalmente en Medellín”, dijo Madonna, quien dedicó cerca de cinco minutos del show para interactuar con el público, más de 40.000 personas que coparon las graderías y la cancha. Repitió lo que había dicho en México: que no cree en el fin del mundo que presuntamente predijeron los mayas, pero sí cree en el fin de las guerras. “Este es el principio de un nuevo mundo. Este es el fin del odio, el fin de las condenas”, aseguró. “Te amo”, “pendejo”, “caliente” y “te quiero mucho” fueron algunas de las palabras en español que logró pronunciar.Madonna debutó en Colombia con un concierto estructurado en cuatro ejes temáticos: ‘Transgresión’, ‘Profecía’, ‘Masculino-femenino’ y ‘Redención’. Sobre el escenario del estadio Atanasio Girardot, la Reina del Pop estuvo acompañada de 28 bailarines, incluido su hijo Rocco, de 11 años.Madonna usó cinco vestidos, entre ellos uno del diseñador Jean-Paul Gaultier, que revivió el estilo de su gira ‘Blonde Ambition’ de los años noventa. El público bailó al ritmo de populares éxitos como ‘Girl Gone Wild’ o ‘Hung up’.Después de Medellín, en donde se estima los dos conciertos de esta semana dejaron unos ingresos de US$4,4 a US$5,5 millones, Madonna proseguirá su gira ‘MDNA’ por Río de Janeiro, Puerto Alegre, Buenos Aires y Santiago de Chile.El noveno tour de la diva concluirá en Córdoba (Argentina) el 22 de diciembre, después de haber recorrido ciudades como Tel-Aviv, Moscú, Oslo, Roma, Barcelona, Londres, Miami, Nueva York, Toronto y Ciudad de México, entre otras.La presencia de Madonna en Medellín captó todas las miradas, incluso la del presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien dijo que la visita demuestra que Colombia pasó “un umbral que infortunadamente durante tanto tiempo no habíamos logrado pasar”.El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, manifestó que “Madonna abrió la puerta a los grandes conciertos en Medellín y Colombia” y adelantó que se está trabajando para que el próximo año puedan llegar “dos artistas de altísima magnitud a la ciudad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad