ENTRETENIMIENTO
Hoy:

    Los zombies ya no son la amenaza en 'The Walking Dead', vea por qué

    Febrero 16, 2017 - 12:42 a.m. Por:
    especial para el país
    Walking Dead

    Josh McDermitt, el actor que interpreta al cobarde Eugene en ‘The Walking Dead’, revela detalles sobre la séptima temporada de la serie.

    Foto: especial para El País

    Hace mucho tiempo que ‘The Walking Dead’, la serie que recreaba el apocalípsis zombie, dejó de ser sobre zombies. Ahora, en su séptima temporada, la peor amenaza son los hombres.

    La lucha de poder se ha convertido en la razón de ser de los sobrevivientes, más allá de conseguir refugio y alimento.

    La primera mitad de la séptima temporada comenzó con el grupo fracturado, roto, doliente y recogiendo los pedazos mientras viven bajo el yugo de la opresión. Negan ha reunido con éxito a los humanos bajo su control, convenciéndolos de vivir bajo sus reglas con un ejemplo mortal y horrible de lo que puede pasar si no lo hacen.

    En la segunda entrega de esta temporada, que constará de ocho nuevos episodios y que inició esta semana por Fox, el grupo se prepara para la guerra, recolectando suministros y reclutando gente para vencer a Negan de una vez por todas.

    Sin embargo, descubrirán una vez más que el mundo era mucho más grande que lo que habían visto hasta ese momento.

    Su propósito en común: derrotar a Negan, no será fácil y la victoria requerirá más que los sobrevivientes de Alexandria. Será preciso contar con la gente de The Kingdom y de Hilltop, pero, al igual que Rick, Ezekiel y Gregory no quieren derramar sangre. Convencerlos de lo contrario, requerirá más que discursos de su parte.

    Uno de los personajes que más relevancia ha adquirido en las últimas temporadas es el de Eugene Porter, quien al ingresar a la serie se autoproclamó un científico del Gobierno y afirmaba poseer la clave para poner fin al virus zombie, pero que no tenía la fuerza física para sobrevivir y por lo tanto debía rodearse de gente que fuera capaz de protegerlo.

    Eventualmente, reveló ser simplemente un embustero y no un verdadero científico, que mintió porque era demasiado cobarde como para enfrentar la realidad. Entonces tuvo que esforzarse por reconectarse con el grupo y encontrar la manera de añadir su valor al equipo.

    Josh McDermitt, quien interpreta a Eugene, habló sobre la evolución de su personaje, y la tristeza que vive el elenco cada que muere un nuevo personaje.

    Resulta imposible ver ‘The Walking Dead’ sin llorar...

    Ya no me quedan lágrimas. Hemos tenido que grabar algunas escenas realmente difíciles, como la muerte de Glenn y Abraham. Tuvimos que grabar por separado el último capítulo de la sexta temporada y el primero de la séptima, y creo que nadie estaba deseando repetirlo. Hay que aclarar que las lágrimas no eran fingidas en esa situación porque estabamos perdiendo algunos amigos en la vida real y además porque estuve mucho tiempo arrodillado y me dolían las piernas.

    Pero la verdad, ha sido uno de los grandes honores de mi carrera estar en esta serie, sobre todo por la calidad de gente con la que trabajo. Hay otros proyectos en los que la gente cuando no están grabando solo miran a su celular, aquí es diferente.

    La serie se graba de noviembre a mayo, ¿sabía como terminaría la temporada desde un principio?

    No. No puedo hablar por mis otros compañeros, pero yo no sabía lo que sucedería. Lo interesante de no saber, es que no cargo el peso de guardar ese secreto durante tanto tiempo y con tanta presión de la audiencia, así que no le tuve que mentir a mi familia y amigos. El asunto es que después tuve que vivir el duelo como todos.

    Lo gracioso fue que como nadie sabía quién moriría, tuve que permanecer un tiempo en casa.

    Esconderse debe ser algo difícil...

    Sí, no se supone que la producción te diga, “debes esconderte para que no se sepa que sigues grabando”, pero como siempre firmamos acuerdos de confidencialidad, de alguna forma ya te acostumbras.

    ¿Cómo fue llegar a un grupo que ya había trabajado tanto tiempo?

    La empatía fue instantánea. Esta ya era mi serie favorita así que sentí que los conocía desde antes. Christian (Abraham) y yo ya habíamos hecho capítulos antes de ver al resto del grupo y cuando vimos a Andrew Lincoln (Rick) fue muy natural. Él viajó una hora en carro para conocernos. Yo estaba nervioso porque él era mi ídolo, pero después me sentí muy a gusto.

    Por otro lado Steven Yeun (Glenn) me envío un correo en el que decía que me daba la bienvenida porque tendríamos una escena juntos, pero era mentira, él solo quería ser amable.

    ¿Le asusta que Eugene muera?

    Creo que si estas pensando en tu salida, no vas a disfrutar lo que sucede a tu alrededor. Al principio no creí que duraría mucho porque Eugene no tenía la cura, pero luego llegaron las otras temporadas. El reloj siguió pasando y nos desviamos del comic, así que no se que pueda pasar. Aún creo que Eugene tiene mucho para contar.

    ¿Puede adelantar algo de lo que sucederá?

    Eugene matará a Negan.

    ¿En serio?

    Claro. Esta temporada será un reto, acabamos de perder a personas importantes y tenemos que recuperarnos. Eugene tiene que tomar un partido, sobrevivir a un mundo que él creía conocer y que ahora es todo un desafío. En este momento al grupo no le sirve un cobarde, está dividido y dolido, pero también llegarán nuevos escenarios y personajes que harán todo más interesante.

    Si de usted dependiera la vida de Eugene, ¿cómo escribiría su guion?
    Quiero que mate a Neagan. La verdad es que quiero verlo como un hombre de acción, quiero que ascienda y deje atrás sus miedos. Sabemos que nunca será Daryl, pero cuenta con las capacidades físicas para ser un buen elemento.

    VER COMENTARIOS
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad