Los verdaderos enemigos de YouTube

Los verdaderos enemigos de YouTube

Febrero 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Los verdaderos enemigos de YouTube

El gigante de los videos compartidos por internet registró en 2011 un billón de reproducciones.

El sitio, que cumple siete años este 15 de febrero, recibe 4.000 millones de visitas por día.

No hay video más desagradable, largo y poco rentable para YouTube que el que se titula ‘derechos de autor’. Sin poder detener este video, el portal ha tenido de librar durante cuatro años con las demandas de canales de televisión y de la industria disquera, que reclaman altas sumas de dinero por la presunta vulneración de derechos de autor.“Sin duda ésta es una de las asignaturas pendientes de YouTube, el poder controlar y gestionar que en lo producido se cite la fuente o el origen de esa información”, asegura Álvaro Bonilla, máster en psicología del consumidor y docente del Politécnico Grancolombiano. De las demandas más costosas que ha tenido que enfrentar YouTube ha sido la de Viacom, casa matriz de Nickelodeon, Paramount y MTV, entre otros. En concepto de daños y perjuicios por publicar videos sin respetar los derechos de autor, Viacom le pidió a Google (dueño de YouTube) US$1.000 millones en el 2007, y solicitó la retirada de cientos de sus vídeos subidos por usuarios sin su permiso.La batalla judicial, que duró hasta el 2010, hizo aflorar acusaciones mutuas. Google aseguró que Viacom intentó comprar el portal de videos en 2006 y que no le preocupó la supuesta infracción al ‘copyright’ hasta que comprobó que su intento de compra fracasaba. Finalmente, Youtube ganó el millonario pleito. En el 2007, Fox también inició acciones legales contra YouTube después de comprobar que en la página aparecen episodios de la serie ‘24’ y varios de ‘Los Simpsons’ que no habían sido emitidos aún en televisión. La demanda exigía a YouTube que entregara la información necesaria para identificar a los usuarios y la Fox pudiera detener la infracción.“Esas demandas ayudaron a que a partir del 2008 el portal empezara a tomar medidas como que, al subir video, el usuario se hacía el responsable de los contenidos que subía y debía indicar quién era el artista, qué canción interpretaba, de dónde salía la información o las imágenes”, afirma Carlos Cruz, director del programa ‘Mundo Digital’, del Canal 14.Sin embargo, la lista de demandas siguió extendiéndose durante los años siguientes: la Asociación Nacional de Sellos Discográficos de Estados Unidos, por un video de un concierto de Britney Spears; la Liga de Rugby y  de Fútbol de Finlandia, por transmisión de partidos. El grupo italiano de radiodifusión Mediaset, propiedad del ex Primer Ministro Silvio Berlusconi exigió 500 millones de euros a YouTube.En Francia la TF1, la mayor cadena comercial del país, demandó al portal por 100 millones de euros y el año pasado el Canal Telecinco de España hizo lo propio ante la vulneración de derechos de autor. Ante esto, según Cruz, el año pasado YouTube hizo ajustes para que todo contenido que sea subido a la página tenga autorización del autor. “Además, son conscientes de que, si se usa sin autorización, se hará un llamado de atención y al tercer llamado el canal es suspendido”, añade. El portal de video cuenta con varios filtros, entre ellos un detector de audio, que de acuerdo con Víctor Solano, consultor de Intacto Comunicaciones, prohibe los videos que contengan música no registrada en su base de datos. Igualmente, la identificación de la IP (etiqueta numérica de un computador en la web) permite conocer desde dónde se suben ciertos contenidos. El tema de derechos de autor toma aún más coyuntura ante la expectativa de la aprobación de Ley Sopa, que busca que en el uso que se haga sobre un material, deba ser citado al autor o darle unas regalías.“YouTube lo que está haciendo es librándose de leyes con la excusa de que son un canal público donde la gente puede subir el contenido que se quiera”, afirma Carlos Cruz.Ser el portal de videos más visto en el mundo, además de demandas es un buen canal para los hackers. Prueba de ello han sido los videos virus que a través de YouTube se han propagado en la red. Con títulos atractivos, muchos cibernautas han caído en la trampa.Como tampoco se ha librado de ser bloqueado en Irán, Libia, China, Túnez, Turquía, Turkmenistán y Pakistán. En éste último país se consideró a YouTube como un sitio web que muchos terroristas, como en el caso de los atentados de Mumbai, utilizaron para coordinarse. Lo que comprueba que video que no esté en YouTube, simplemente no existe.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad