Los personajes inolvidables de Carlos Muñoz, ¿cuál es su favorito?

Enero 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa.
Los personajes inolvidables de Carlos Muñoz, ¿cuál es su favorito?

Carlos Muñoz deja un legado de personajes queridos por todos. Galán veterano, sacerdote, político y abuelo, entre sus roles inolvidables.

Nombrado como el Mejor Actor del Siglo en Colombia, Carlos Muñoz Sánchez  fue en una época el rey de la sintonía en televisión, gracias a personajes entrañables a los que prestó su inconfundible voz  y su carisma.

Fue  Adán Corona en la telenovela ‘Pero Sigo Siendo El Rey’, Epifanio del Cristo en ‘Caballo Viejo’,   el padre Pío Quinto de ‘San Tropel’ y el Capitán Olvido y Artemio Leguizamón, en ‘Calamar’.  

Incluso nuevas generaciones de televidentes  lo  conocieron  como Fidel Daza, de ‘Dónde Carajos está Umaña’ y como Jeremías Cabrales en ‘Chepe Fortuna’ y ‘Casa de Reinas’. 

Sin un pelo de galán, pero con un pintoresco personaje costeño, se dio el lujo de besar a divas de la televisión como María Cecilia Botero y Silvia De Dios, quien encarnó a su sobrina enloquecida de amor por él. 

En ‘Amándote’ interpretó a un simpático abuelo, Oliverio Currea, para el que llegó a inventar 300 refranes que aparecieron en diferentes publicaciones. Y como el padre Pío, aprendió a llevar misal,  bonete, a ofrecer la liturgia en latín  y a montar en bicicleta con sotana. 

El pasado 31 de diciembre este actor que participó en 37  novelas,    fue sido sometido a una intervención quirúrgica, pero su estado siempre fue crítico. Hace más de dos meses se encontraba internado en la Clínica Reina Sofía por una delicada hernia en el estómago, y tras varias cirugías su salud  se complicó hasta su fallecimiento en la mañana de ayer. Tenía 72 años de edad. 

“La vida de él no fue sino paz, amor, querer a la gente y así se nos fue. Se fue quedando dormidito y en paz”, dijo Luz Helena Ángel Jaramillo,   su esposa. “Fue mi compañero durante 35 años. De él me quedan amor y enseñanzas de vida, pero lo más doloroso  es que no me enseñó a vivir sin él”, agregó con la voz entrecortada.

A diferencia de muchos actores que mueren en el abandono y en el olvido, Muñoz recogió lo que sembró con su amorosa forma de ser y su dedicación. Sus papeles protagónicos lo llevaron a ganar reconocimientos como el premio Premio India Catalina de Televisión a Toda una Vida,  y en tres oportunidades el de Mejor Actor Protagónico,  y en  2001 se llevó nuevamente el Premio TVyNovelas ‘a toda una vida’.

Con la autoridad que le daba su recorrido en cine, teatro y televisión, pese a la dulzura de su carácter,  era crítico a la hora de hablar de la televisión actual: “Todo lastimósamente se ha vuelto ligero, ahora a una reina de belleza o a un joven apuesto, por su figura y con cuatro clases de actuación, se les empieza a llamar actores”.  

Carlos Muñoz nació en Puente Nacional, Santander, en 1943,  y a sus 9 años de edad comenzó su carrera actoral en el grupo escénico infantil de la entonces Radiodifusora Nacional de Colombia, donde creció hasta llegar al grupo de mayores, interpretando varias obras en el Teatro de Colón, al lado de su padre José Antonio Muñoz.

Interpretó obras de grandes autores de la literatura universal, e incluso tragedias griegas que Bernardo Romero Lozano había adaptado inicialmente para la radio y luego para la televisión.

En  radio hizo ‘Edipo Rey’ con la Orquesta Sinfónica y de allí pasó a la televisión y en 1956 con el papel de Carlitos en la serie ‘Yo y tú’  inició su larga carrera en la pantalla chica. 

En la reciente celebración de los 75 años de la radio pública nacional, fue homenajeado al lado de importantes figuras como el presidente Juan Manuel Santos, Antonio Pardo García, Juan Gossaín y Carlos Julio Guzmán, entre otros.

El 13 de junio de 1954 se inauguró la televisión colombiana y tres días después, el rostro de Carlos Muñoz estaba en las pantallas de todo el país, y desde esa fecha no paró de acompañar a todos los colombianos. 

A través de miles de rostros y personajes, llegó a los hogares generando profundos sentimientos, momentos de alegría y de llanto, generando un conjunto de emociones que solo él lograba despertar.  

Su primera aparición en televisión fue el 15 de junio de 1954. Carlos recordaba: “Con Guillermo Rubiano, Gonzalo Vera Quintana, Miguel Vanegas y Fabio Camero, compañeros de la Radio Nacional, le hicimos marco a un actor español que por la época vivía en Colombia llamado Alberto Catalá, a quien cariñosamente le decíamos el Papi. En esa improvisada puesta en escena, Alberto recitaba un monólogo que si mal no recuerdo, era ‘¿Por qué se quitó Juan de la bebida?’. Sentados en una mesa, los actores simulando tomar vino y fumando puros, oíamos el relato de Alcalá, y hacíamos las exclamaciones pertinentes cada que él terminaba una estrofa. ¡Ah! ¡Salud, ¡Vamos!”. 

Luego participaría en  telenovelas como ‘Pero sigo siendo el rey’, ‘La tía Julia y el escribidor’, ‘San Tropel', ‘Caballo viejo’, ‘Merlina’ y ‘Chepe Fortuna’.  A la par que realizó más  de 20 películas y en teatro participó en obras como ‘Los japoneses no esperan’, ‘Doña Flor y sus dos maridos’ y, en 2011, ‘Toc Toc’. También hizo voces institucionales y  dirigió el Festival de Cine de Santander. 

En una de sus más recientes entrevistas,  aseguró que los premios eran para él “una bella respuesta al trabajo que he realizado con entrega, honestidad, seriedad, con amor infinito y con respeto. Esto la gente me lo devuelve con la popularidad que tengo, con querer una foto conmigo, un abrazo, un beso y  un autógrafo, que ya están pasando de moda”. 

Pero lo que más apreciaba eran unas cartas que recibió  cuando se presentó en España ‘Caballo Viejo’. “Gente al otro lado del mundo que veía nuestra telenovela  se tomaba el trabajo de sentarse frente a una máquina de escribir para hacer una carta de dos o tres hojas a una persona que no conocen,  pero la escribía  llena de cariño, afecto y elogios”. 

Gracias,  Carlos Muñoz, por la risa, las emociones y los recuerdos que dejaste grabados en el alma de todos los colombianos. Qué falta harás.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad