Los líos judiciales del cantante canadiense Justin Bieber

Los líos judiciales del cantante canadiense Justin Bieber

Enero 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Los líos judiciales del cantante canadiense Justin Bieber

Justin Bieber, a su llegada a una comisaría en Canadá el pasado 29 de enero. El cantante debe afrontar una nueva audiencia en Miami, el próximo 13 de agosto, por conducir intoxicado.

Fue acusado de agredir a su conductor en Canadá y enfrenta un proceso judicial en Miami.

La Policía de Toronto arrestó este miércoles al cantante canadiense Justin Bieber y le acusó de atacar el pasado 30 de diciembre al conductor de su limusina.Bieber, quien se presentó de forma voluntaria ante la Policía, fue puesto en libertad tras permanecer durante casi dos horas en una comisaria del centro de Toronto y tendrá que presentarse ante un juez el 10 de marzo.La Policía de Toronto explicó en un comunicado que el incidente se inició en la madrugada del pasado 30 de diciembre, cuando el conductor de la limusina de Bieber recogió a un grupo de seis personas, entre ellas el cantante, en un club nocturno del centro de la ciudad.El representante del cantante, Scooter Braun, defendió en Twitter a Bieber: "Dejar de juzgar una situación que no entendéis", dijo Braun. "Le pido a la gente que tenga buen corazón y espero lo mejor de la gente. No asumir lo peor. Gracias", añadió.Bieber fue arrestado la semana pasada en Miami (EE.UU.) acusado de conducir bajo los efectos del alcohol y de las drogas, resistirse al arresto y llevar un permiso de conducir no válido.Sobre este caso, el cantante se declaró "no culpable" de los cargos que enfrenta en una corte de Miami. La declaración de "no culpable" fue presentada por escrito por la defensa del cantante, quien será acusado formalmente por la Fiscalía el 14 de febrero en una audiencia presidida por el juez William Altfield, informaron fuentes judiciales.Bieber admitió a los agentes, tras su detención, que había fumado marihuana, bebido unas cervezas e ingerido unas pastillas de prescripción antes de ser detenido, según la Policía, en cuyo informe se señala que "olía fuertemente a alcohol".Por otro lado, este miércoles se superaron las 100.000 firmas de una petición en la web de la Casa Blanca para deportar al cantante canadiense, con lo cual el Gobierno tendrá que pronunciarse al respecto.El cantante "no sólo es una amenaza para la seguridad de nuestro pueblo, sino que también es una mala influencia para nuestros jóvenes", añade la petición, creada por un ciudadano de Detroit el pasado jueves y colgada en la sección "We The People" de la página oficial de la Casa Blanca.La sección "We The People" (Nosotros, el pueblo) funciona desde 2011 y centraliza inquietudes, peticiones y preguntas ciudadanas a la Administración.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad