Los disfraces, una excusa para revivir la pasión
ENTRETENIMIENTO

Los disfraces, una excusa para revivir la pasión

Noviembre 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los disfraces, una excusa para revivir la pasión

Los disfraces permiten a la pareja dejar salir a personajes que se atreven a más. La magia del Halloween no termina el 31 de octubre, sigue vigente todo el año romántico.

Liberarse de prejuicios, deshinibirse  y disfrutar de una libertad que generalmente nos negamos debido a los tabúes o poca información en materia sexual, son algunas de las ventajas de los disfraces eróticos que pueden hacer de la Noche de Brujas algo excitante. 

“El secreto del disfraz es que nos permitimos ser otros, dejando salir a personajes que encerramos en nuestro yo interno, y decimos y realizamos cosas a las que no nos damos licencia frecuentemente”, asegura Sissí Merchánd, experta en temas de sexualidad en angelguardian.mx.

Para la sexóloga Flavia Dos Santos, “Halloween  es la oportunidad para poner en práctica, en pareja,  ideas y fantasías con la excusa  de ‘hoy soy ese personaje’. Hay que  divertirse sin miedo, sin crítica y sin juzgar. La clave es elegir un disfraz sexy o picante y llevarlo con humor y gusto. Desde la estudiante  hasta la zombie sexy, todo es válido, lo importante es que disfruten juntos del juego y sean capaces de reírse juntos y admirar esa elección”.

Según una encuesta reciente del sitio  AshleyMadison.com, en varios países latinoamericanos el 37.9 % de los usuarios del sitio web prefieren ver a las mujeres disfrazadas de enfermeras, mientras que a un 27.6 % les excitan la ingenuidad y la inocencia de las universitarias. 

La pulcritud, la belleza y el sueño de tener sexo en el baño de un avión,  se conjugan  en el disfraz de azafata en un 13.8 %. Y un 10.3 % está dispuesto a someterse a las órdenes de una sexy policía o militar con voz de mando. 

A ellas el uniforme las derrite, en un 26.1 %; un 25.5 % prefieren la sabiduría del profesor; un 24.8 % desean al piloto y hay quienes sueñan más con superhéroes que con príncipes en un 23.6 %.

Celebridades como Kim Kardashian son un referente en materia de disfraces seductores: pirata sexy,  una hermosa y exótica Jasmine o gatita  traviesa.  

Hay que tener en cuenta que el disfraz que se elija debe destacar los mejores  atributos de quien lo usa y ocultar aquella  parte de su cuerpo de la que no está tan orgullosa. Es recomendable decidir el rol que quiere desempeñar. ¿Dominante y sumisa? Mucha actitud y ganas.  ¡Y a vivir una dulce y sensual noche de brujas!

Algunas opiniones:

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad